Ismael De La Cruz

Cuaderno financiero (16 julio 2018)

¿Cómo están invirtiendo los institucionales para protegerse de la guerra comercial? ¿Por qué el dólar neozelandés está débil y sin aparente cambio en el corto plazo? Cuestiones a tratar hoy.

La incidencia de la guerra comercial en las materias primas

Atendiendo a las pautas de estacionalidad, se puede decir que el mes de agosto suele ser el peor mes para las acciones de los mercados emergentes

El Commodities Index, que aglutina a 26 materias primas, cayó un 2,7% en la semana, lo que supone el mayor descenso desde el pasado mes de febrero.

La soja ha sido la más afectada, con los precios cayendo al nivel más bajo en casi una década (un -6,50% en la semana y se espera que las importaciones de semillas de China disminuyan por primera vez en 15 años) a medida que los aranceles entraron en vigor. Pero los mercados del metal y la energía también sucumbieron por los temores de que la guerra comercial provoque una desaceleración económica a nivel mundial. Por su parte, el precio del cobre cayó a casi un mínimo anual, y es que China, el mayor consumidor de todo, advirtió que los aranceles cambiarán las cosas en el comercio, y a ello hay que añadirle que los datos de China parecen evidenciar una desaceleración y un crecimiento más débil de lo esperado en las importaciones, sin olvidar que la producción de fábricas y las ventas minoristas se desaceleraron en mayo.

En la nueva cruzada abierta entre EE UU y China para hacerse con el liderazgo de la economía mundial, el equipo de análisis de JP Morgan considera que en el peor de los escenarios el que más tiene que perder es el país asiático “dado que los 450.000 millones de dólares de importaciones chinas que podrían ser gravadas representan el 3,2% del PIB chino, El índice de Shangai acumula una caída del 14,2% en lo que va de 2018.

¿Cómo están invirtiendo los institucionales?

Vamos a ver cómo lo hace AMP Capital, que gestiona 139.000 millones de dólares. Para protegerse de la incertidumbre y temores que provoca la guerra comercial entre USA y China, está apostando por:

  • Los bonos del Tesoro USA a 30 años,
  • Está comprando dólares frente a las divisas emergentes.
  • Invierte en la deuda pública de Australia, aquella con fecha más corta, puesto que espera que el Banco de la Reserva de Australia mantenga los tipos de interés hasta el año 2020.

En cambio, está reduciendo posiciones en:

  • Los bonos del Tesoro USA a 2 años, ya que espera que la FED suba los tipos de interés dos veces más este año y tres veces el próximo año.
  • También está evitando estar en los mercados emergentes, no sólo en sus divisas, también en sus compañías y acciones, sobre todo en aquellos países que presentan un elevado déficit por cuenta corriente.

Probabilidades de cambios en los tipos de interés de la FED

En el siguiente gráfico pueden ver, atendiendo a los futuros de fondos federales, las probabilidades de que la Reserva Federal de Estados Unidos suba los tipos de interés en sus próximas 8 reuniones. Las que más opciones tienen son septiembre 2018, diciembre 2018, marzo 2019 y junio 2019.

El por qué de la debilidad del NZD (dólar neozelandés)

Los datos de inflación de Nueva Zelanda pueden explicar por qué los hedge funds se vuelven cada vez más pesimistas con el dólar neozelandés. La clave está en que el IPC aumentó en el primer trimestre al ritmo anual más lento desde el año 2016, hecho que propició que el Banco Central se tornara más dócil en su reunión de política de junio.

Así es, los hedge funds incrementaron sus posiciones de ventas en la divisa del país hasta alcanzar su mayor nivel desde el pasado mes de enero. Exactamente, han aumentado las posiciones cortas durante tres semanas consecutivas (según los datos de la Commodity Futures Trading Commission). El resultado es que el NZD cae un -5% en lo que llevamos de año y se encuentra cerca del nivel más bajo desde mayo del 2016.

¿Y qué más razones hay para entender su debilidad? Pues su exposición a la guerra comercial de USA con China, ya que el gigante asiático es el mayor comprador de las exportaciones de Nueva Zelanda. Además, el crecimiento manufacturero se desaceleró en junio, mientras que las ventas minoristas experimentaron su primer declive trimestral desde el año 2008.

Técnicamente, decir que la tendencia en NZD/USD es bajista y encima se formó el patrón “cruz de la muerte” (cuando la media móvil de periodo 50 cruza hacia bajo la media móvil de periodo 200.

* Suscríbase al blog (es gratuito) y recibirá en tiempo real en su correo los artículos que escriba. Pinche aquí para suscribirse

Reciba cómodamente en su correo el Boletín Bursátil diario con contenido exclusivo y la mejor información: qué sucede, cómo afecta a los mercados, cómo aprovecharlo, ideas operativas. Pinche aquí para más información

A %d blogueros les gusta esto: