Ismael De La Cruz

Cuaderno financiero (10/10/2018)

Vamos a ver dos temas. El nerviosismo que está llegando a Wall Street y la actualidad del petróleo que sigue suponiendo una amenaza.

Llega el nerviosismo a Wall Street

Dado que los principales índices como el S&P 500 y el Nasdaq han tenido su peor día desde finales de junio, los operadores  de Wall Street insisten en que, en líneas generales,no se observa pánico entre los inversores. La mayoría atribuyó la debilidad de hoy a los comentarios del Director Financiero de LVMH que dijo que las autoridades aduaneras chinas están intensificando los controles fronterizos para los viajeros que regresan, lo que refuerza las preocupaciones sobre la guerra comercial de Estados Unidos y el gigante asiático.

 Llevamos cinco caídas consecutivas en el índice S&P 500, la racha más larga desde la semana anterior a que Donald Trump ganara las elecciones presidenciales de Estados Unidos en el 2016. Pero incluso así, por ejemplo, el S&P 500 sigue subiendo este año en torno al 5%.

 Después de una caída de más del 5% del Russell 2000 en lo que va de mes, el índice cotiza por debajo de sus medias móviles de 19, 50 y 100 días, algo que no suele ser precisamente positivo, no en vano cuando sucede el índice siempre seguía cayendo luego con más fuerza. Pero bueno, el Russell 2000, pese a haber caído un 8%  desde su pico de agosto, en el año gana un 4%.

Las FAANG (Facebook, Apple, Amazon, Netfilx, Google) cayeron un 4.1% en lo que es el mayor derrumbe desde finales del mes de julio y cae un 8% en las últimas cinco sesiones. Netflix es el eslabón más débil, con una caída de hasta un 7,1% en lo que podría ser su mayor pérdida en más de dos años.

Petróleo y huracán Michael

La escalada de tensiones políticas entre Estados Unidos y China reavivó las preocupaciones sobre la debilidad de la demanda china y pesaba sobre el petróleo.

El comentario en Wall Street es que el huracán Michael será una amenaza menor para el suministro de crudo y mayor para la demanda de combustible. Se especula con que la demanda de combustible puede caer hasta 1 millón de barriles por día y que los inventarios de crudo de Estados Unidos pueden ver un aumento de 2.5 millones de barriles de crudo esta semana.

Ha llegado a subir a 86,74 dólares el Brent y desde ahí está corrigiendo (en estos momentos está en 83,03 dólares. Ya les comenté a primeros de mes que los 80 dólares son un nivel para no tomarse a broma, puesto que el perjuicio para los consumidores ya supera al beneficio de los productores. Al menos, los efectos dañinos actualmente son menores respecto al pasado, ya que ahora la producción está más repartida y la economía necesita menos petróleo para producir bienes y servicios. El aporte de UBS es muy clarificador: hoy se necesita un 7% menos de petróleo para producir lo mismo que hace 10 años, si el Brent llegase a los 100 dólares por barril el crecimiento económico para 2019 caería hasta el 1,8% anual frente al 2% estimado con un petróleo en 70 dólares.

* Suscríbase al blog (es gratuito) y recibirá en tiempo real en su correo los artículos que escriba. Pinche aquí para suscribirse

Hágase socio del blog para garantizar un trabajo serio, riguroso e independiente, libre de anuncios y de influencias corporativas o políticas. Juntos podemos hacer grandes cosas. La información seria y de calidad es fundamental, pero hoy existe un exceso por lo que se requiere filtrarla. Le ofrezco una información veraz, objetiva, contando lo que ocurre, qué está pasando, a qué mercados financieros afectará, por qué, y cómo poder aprovecharlo. Todo explicado de manera sencilla y amena. Pinche aquí para más información

A %d blogueros les gusta esto: