El oro cayó el otro día un -5,7% en lo que fue su peor sesión desde el 15 de abril del año 2013 coincidiendo con el atentado en Boston. Sí, algo que realmente dejó incrédulo a más de uno porque en todo caso debiera de haber sido al revés y subir. 

El oro ha bajado un 9% desde su máximo histórico hace unos días y la recogida de beneficios llevó a la cotización por debajo de los 2.000 dólares por primera vez desde el pasado 3 de agosto, debido a un fuerte incremento del rendimiento de los bonos y algunas referencias macro que superaron las expectativas. Pero el escenario en realidad no ha variado y es normal y bueno que tras una intensa escalada alcista se tome un pequeño respiro. Tengan en cuenta que con los rendimientos reales tan bajos, un dólar débil (hay una relación inversa entre estos dos activos) y con expectativas de subir la inflación a medio plazo, además de que los rebrotes del Covid no cesarán durante bastantes meses, el oro seguirá fuerte, porque la incertidumbre y la crisis sanitaria y económica está lejos de finalizar, por lo que los inversores seguirán refugiándose en este activo.

Así pues, con los tipos de interés en mínimos históricos y el dólar débil, los metales y especialmente el oro y la plata se lucen de lo lindo. Después de que el 27 de julio superara los 1.923 dólares, su máximo histórico marcado en septiembre de 2011, la semana pasada rompió por fin la barrera de los 2.000 dólares. Y si hay que elegir un sólo catalizador, la verdadera razón de la subida del metal, no lo duden, es la debilidad del billete verde, así de simple y de rotundo.

Mientras, los ETFs redujeron el peso del oro en sus respectivas carteras, pero se trata únicamente de un ligero reajuste en un 2020 en el que no han dejado de aumentar su exposición al metal (en el año aumentaron su exposición un +30%). En lo que va de 2020, los ETF’s han elevado sus posesiones de oro un 31%.

Señalar también que la demanda de oro en la India se recuperó en julio, y las importaciones aumentaron en un cuarto con respecto al año anterior, algo importante tratándose del segundo consumidor más importante del metal tras China. Los precios del oro en la India han subido un 48% en el último año hasta alcanzar un récord.

El presente ejercicio es en uno de los mejores para las compañías mineras de oro. El haber superado los 2.000 dólares hizo ganar a esas acciones una media de +58-60% tras subir el oro más de un +30% (ofreciendo mucha más rentabilidad que las divisas, la renta fija y las Bolsas mundiales). Buena evolución los últimos 15 meses subiendo +12% desde que la Fed diera un vuelco a su política monetaria en enero de 2019. El siguiente objetivo para los próximos meses se encuentra en los 2.300 dólares, aunque los hay mucho más optimistas como Bank of America que lo ve llegando a la barrera de los 3.000 dólares ya que los Bancos Centrales y los Gobiernos doblarán sus balances y déficits fiscales.

Si quieren saber cómo se puede invertir en el oro lean el artículo que escribí en EXPANSIÓN pinchando aquí

De las 38 compañías del sector minero con una capitalización superior a los 500 millones de dólares, 23 tienen una recomendación de comprar y 14 de mantener, con un potencial alcista en conjunto de +10,3%. La que más ha subido es la canadiense Aura Minerals con +675%. Le sigue Teranga Gold Corporation con +110%, Great Bear Resources con +102%, Kinross Gold con +95%, Wheaton Precious Metals con +80%, New Gold con +79%, Shandong Gold Mining con +73% y Alamos Gold con +71,50%.

Respecto a los mejores fondos de inversión en oro en cuanto a rentabilidad éste año tenemos:

  • LO Funds World Golds subiendo +53%
  • Ninety One Gold +51%
  • Schroder ISF Global Gold +46%
  • Amundi Global Gold +45%
  • BGF World Gold +42%
  • Landolt Sicav Gold +41%
  • EDR Goldsphere +39%
  • Franklin Gold +38,50%

¿Pero el oro está realmente en nuevos máximos históricos? Tal vez no, porque cuando se ajusta a la inflación, vemos que alcanzó un máximo de 2.700 dólares en el año 1980, incluso tampoco se ha superado el máximo del año 2011.

Imagen

JPMorgan comenta tras realizar un estudio que son los inversores conservadores y de mayor edad los que más oro compran en comparación con los inversores más jóvenes que prefieren invertir en el bitcoin.

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.