cad

 

Canadá pasó de ser un ejemplo durante la crisis financiera ha terminar cayendo y entrando en recesión como todo hijo de vecino. ¿Seguirá el dólar canadiense depreciándose frente al billete verde?

La tasa de desempleo en Canadá subió al 7,1%, las ventas manufactureras cayeron un -0,2% frente al -0,1% esperado. La realidad es que la economía canadiense entró en recesión tras mostrar los datos del PIB crecimiento negativo durante dos trimestres consecutivos. Lo que son las cosas, un país que fue un ejemplo de cómo aguantar la embestida de la crisis financiera mundial (de hecho creo que leí en su día que fue el mejor de entre los países del G7) y tras siete años cae arrastrado por la caída del precio del petróleo y un sector inmobiliario que no tira del carro.

Y es que Canadá es el quinto productor de petróleo en el mundo, su producción de crudo y de gas natural supone el 10% de su PIB y un 25% de sus exportaciones. Como consecuencia de todo ello, el índice de confianza se encuentra en mínimos de dos años.

El Banco de Canadá decidió dar un giro a su política monetaria recortando los tipos de interés el 21 de enero (no sucedía desde septiembre del 2010 y los bajó al 0,75%) y el 15 de  julio (los dejó en el 0,25%).

El Dólar canadiense está correlacionado con el petróleo, ya que Canadá es uno de los mayores productores de petróleo a nivel mundial y destaca por sus reservas y producción de petróleo. La idea general en el cruce del dólar americano (Usd) y el canadiense (Cad) es que si el petróleo está alcista caerá Usd/Cad, si el petróleo está bajista subirá Usd/Cad.

Esta es una de las causas por las cuales les comenté en el mes de diciembre que Usd/Cad sería alcista en el 2015. Otra causa, y relacionada también con el petróleo, es que el dólar norteamericano está también correlacionado con el petróleo, ya que Estados Unidos es uno de los principales consumidores de petróleo a nivel mundial y unos de los principales importadores. Pero en este caso, se trata de una correlación negativa, es decir que cuando el precio del petróleo sube, el dólar estadounidense cae, y viceversa. La tercera causa obedecía al hecho de que los inversores descontaban una próxima subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal.

En el último análisis que escribí sobre el dólar americano frente al dólar canadiense (usd/cad), que fue el pasado mes de abril, les comenté que este mercado continuaría subiendo en todo lo que restaba de año. Por el momento el escenario se va cumpliendo, ese día se encontraba en 1,2579 y ha llegado a subir a 1,3456 (en septiembre).

¿Qué esperar, algún cambio? Pues pocos cambios, la tendencia debería de seguir siendo la misma y la tónica dominante las subidas, máxime si tenemos en cuenta que el dólar canadiense seguirá débil por el petróleo y el billete verde se fortalecerá aún más en cuanto la Reserva Federal acometa la ansiada subida de tipos de interés el 16 de diciembre o en la primera parte del 2016.

Usd/Cad

Técnicamente hablando, en el corto plazo sin debilidad mientras el precio continúe por encima de 1,2860. Pueden ver en el gráfico cómo trazando retrocesos Fibonacci desde el mínimo relevante hacia el máximo relevante (ambos señalados con sendos cuadrados verdes) se obtienen los tres niveles Fibo y la última caída del precio de este mercado se detuvo justamente en el primer nivel Fibo (señalado con un círculo amarillo), donde comenzó a rebotar al alza y retomar su fuerza alcista.

Suscríbase (es gratis) y tendrá acceso a los artículos y análisis exclusivos para los suscriptores que se publican todos los días en la parte privada del blog.

En Informes encontrará cada semana un análisis completo macroeconómico y técnico, escenario para el corto, medio y largo plazo, sin olvidar la perspectiva de lo que hará este mercado y por qué.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.