Ismael De La Cruz

Conozca los sectores menos perjudicados al subir la inflación

La subida de precios beneficia la inversión en futuros sobre materias primas, mercados emergentes y el sector de la energía, que logran rentabilidades medias de entre el 12% y el 2% en el año 2008.

Mercados emergentes, como Brasil, y aquellos que invierten en materias primas son los grandes ganadores en un año tan complicado como 2008.
Mientras los grandes índices europeos caen hasta un 13% y los estadounidenses, entre el 8% y el 4%, la inversión en acciones de países emergentes, como Taiwan, Tailandia y Brasil lideran el ránking de fondos por rentabilidad en 2008, con subidas de hasta el 12%.

En un momento en el que la inflación global está en el nivel más alto desde 1999, las valoraciones son atractivas, desde un punto de vista histórico, y los dividendos están creciendo más rápido que la inflación, los beneficios empresariales resistirán el envite del aumento de los precios.

Entre las estrategias a seguir están las que apuestan por mercados emergentes, materias primas y sectores beneficiados, como el de la energía.
El alto precio del petróleo, tendrá un efecto positivo en los ingresos ya no sólo de las petroleras, sino de compañías relacionadas con este negocio.
Compañías como Técnicas Reunidas o Saipem, son las que más partido pueden sacar a esta situación, ya que se dedican a la prospección de pozos y se benefician de la inversión que están haciendo las petroleras.
Otros valores son Total y Cairn.Otra opción interesante es invertir en empresas que operan en mercados emergentes.
Valores españoles, como Santander y Telefónica son los grandes exponentes por su apuesta por Latinoamérica.
A nivel europeo destacan compañías como Danone, Pernod Ricard o Unilever. Además de obtener más del 20% de su beneficio operativo de regiones emergentes, están en un sector, como es el de alimentación, que es uno de los sectores recomendados en tiempos de crisis.
Con el precio de algunos alimentos, como el arroz o el maíz, por las nubes, se aconseja empresas de consumo que operan en mercados con una demanda rígida y que tienen facilidad para traspasar el aumento de costes a sus clientes.

En este grupo estarían también empresas que operan en mercados regulados. Este es el caso de las infraestructuras o las utilities, tales como Cintra, Macquarie o Energy Transfer.
También en el sector del lujo se espera una fuerte demanda de sus artículos por parte de clientes de países emergentes, que se están enriqueciendo.
Sólo hay que ver que las previsiones apuntan a que la inflación en Rusia superará el 14% este año. LVMH, Hermés o Richemont son buenas opciones.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea