Solo un mercado de valores, el de Botswana (+0,19%) , ha logrado obtener un retorno positivo desde el estallido del coronavirus . Italia ocupa el último lugar con un descenso del -41,5%.

Imagen

La propagación del virus y la histórica crisis del precio del petróleo han dado paso al período más volátil de los mercados desde la crisis financiera de 2008. Ayer el S&P 500 registró su peor día en más de 30 años con pérdidas desde su máximo de febrero que superan el 25% y ese día la volatilidad (Vix) cerró por encima de 75 (75,47), un nivel superado únicamente en 2008 y ha cerrado por encima de 40 durante cinco sesiones seguidas. Por su parte, el índice de la CNN Business Fear & Greed Index está en el nivel de miedo extremo.

Imagen

El índice McClellan Volume Summationde mide el avance y la disminución del volumen en la Bolsa de Valores de Nueva York. El gráfico lo dice todo.

Imagen

Los bonos han superado a las acciones en 28,14 puntos porcentuales durante los últimos 20 días de negociación e  indica que los inversores están huyendo de las acciones.

Imagen

El S&P 500 está un 17,26% por debajo de su media de 125 días. Durante los últimos dos años, el S&P 500 ha estado por encima de esta media, por lo que rápidos descensos como éste indican niveles extremos de miedo.

Imagen

Y aquí pueden ver el miedo en los mercados en los últimos años.

Imagen

El sentimiento semanal de los inversores (AAII) queda de la siguiente manera:

  • Alcistas: 29,7% (-9% respecto pasada semana).
  • Neutros: 19% (-2,7% respecto pasada semana).
  • Bajistas: 51,3% (+11,7% respecto pasada semana).

Como es lógico, muchos inversores están comparando el actual desplome de los mercados financieros con el que se produjo en octubre de 1987.


En aquella ocasión, el índice S&P 500 cayó un -20% en un día, subió un +15% los dos días siguientes y volvió a su nivel más bajo la semana siguiente. Luego subió un +15% de nuevo y volvió al mínimo original 6 semanas después.
Finalmente, el índice subió un +25% un año más tarde y volvió a los niveles máximos anteriores 2 años más tarde.

También se plantea la pregunta de cuánto más lejos puede llegar el colapso de los mercados de valores. El descenso actual está cerca del promedio observado durante anteriores caídas relacionadas con la recesión. Además, aunque las probabilidades de una recesión en los Estados Unidos han aumentado considerablemente, todavía hay una ligera posibilidad de que logre salir adelante con una fuerte combinación de estímulos fiscales y monetarios.

En Investing.com escribí ayer jueves a primera hora de la mañana lo siguiente: «en Expansión comenté en enero que si la OMS declaraba oficialmente una pandemia, los mercados caerían entre un 10% y un 15%. Pues bien, llegó ese día y esto abre un nuevo escenario y el S&P 500 podría caer incluso a los 2.450-2.500 puntos, siendo dos sectores especialmente los más afectados: bancos por el recorte de tipos de la Fed y energéticas por la caída del crudo».

Pues bien, ese mismo día, el S&P500 terminó la sesión con una caída de -9,51% e incluso durante la sesión llegó a ir cayendo más de un -10% a 2479 puntos.

Recuerdo cuando el coronavirus estaba en su punto álgido en China cómo desde España muchos acusaban a las autoridades del país de exageras y ser muy duros con las medidas adoptadas. Pues más nos hubiese valido a nosotros copiar un poco más a los chinos en vez de a los italianos. En el gigante asiático ya llevan tiempo con un fuerte descenso de los casos diarios de contagio y dan oficialmente por controlada la epidemia allí. Pero claro, allí la población es responsable, no como aquí que seguimos por las noches viendo las discotecas, terrazas y bares llenos, con el cierre de colegios y Universidades desde hace 1-2 días (hay zonas que hasta el lunes no lo van a hacer), y aun sin atreverse a cancelar la Semana Santa en Sevilla y Málaga (los dos máximos puntos a nivel nacional) y la Feria de Abril de Sevilla. Los expertos tienen claro que la solución pasa por un cierre de dos semanas, pero no nos engañemos, en España es un cierre light. Y no hablemos de la irresponsabilidad de la manifestación en todo el país el domingo (por qué creen que el Gobierno dice que en una semana los casos en nuestro país alcanzarán los 10.000 infectados, pues sencillo, hagan cuentas y cuenten días desde el domingo).

El caso es que el índice de referencia de las acciones de Shangai se ha comportado mejor que cualquier otro indicador importante en el último mes. Frente al índice S&P 500, el índice chino está cerca de su nivel más alto en casi dos años. Ha sido un largo camino para los inversores en acciones chinas. Las acciones de la nación languidecieron durante los 11 años que duró el mercado alcista de los Estados Unidos, con el Shanghai Composite ganando sólo un 38% mientras que el S&P 500 subió hasta un 400%. Los inversores chinos también han tenido que enfrentarse a seis mercados bajistas desde marzo de 2009, y una burbuja masiva hace cinco años en la que los intentos de contener el pánico sólo sirvieron para estimular un nuevo episodio de ventas.

Para terminar, un apunte importante: la subida de hoy o la que pueda haber en el corto plazo seguramente sea el «rebote del gato muerto» (dead cat bounce). Consiste en que tras una fuerte subida, se produce una subida intensa de corto plazo y luego se vuelve a las caídas, perdiendo el mercado todo lo que subió e incluso cayendo a veces más todavía. En el siguiente gráfico de Self Bank se aprecia muy bien el ejemplo.

El rebote del gato muerto tiene su origen en Wall Street y empezó a usarse al comienzo del colapso de octubre de 1987, cuando la mayoría de los mercados de todo el mundo se desplomaron durante un breve período de tiempo. Se produce porque tras una fuerte caída de los mercados, los inversores empiezan a comprar animados porque creen que ya ha caído demasiado y cotiza a buenos precios, pero los institucionales no es que aporten un gran volumen de compra (y buena parte es solo a nivel especulativo y de corto plazo), de ahí que las subidas no se sostengan en el tiempo y regresen las caídas.

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.