Cómo utilizar correctamente los stop loss cuando estamos operando

Cómo usar los stop loss

Cómo usar los stop loss

 

Uno de los puntos más importantes a la hora de tener una operativa sólida y equilibrada es la correcta gestión del riesgo mediante la utilización de los stops loss.

Les voy a comentar cómo utilizo yo los stops cada día en mi trabajo. Hay diversidad de métodos y de opiniones al respecto, pero han de escoger la que mejor se adapte a su perfil inversor y a sus circunstancias personales.

* En primer lugar, decir que estoy en contra del uso de los stops mentales. Hay que tener mucha sangre fría y disciplina para ejecutarlos y no suele ser así la mayoría de las veces. Además, si se va la luz o internet estaremos dentro del mercado desprotegidos.

* En mi caso, cuando me salta un stop loss me supone una pérdida del 0,5% del capital que tengo en el broker. Sí, lo se, conservador. No pasa nada por ampliarlo al 1% si lo desean. en mi caso me siento muy cómodo trabajando este ratio, estoy dentro de las operaciones muy tranquilo, sabiendo que lo que arriesgo siempre es un porcentaje muy bajo. pero esa es la clave, arriesgar poco y perder menos aún en aquellas operaciones que no salgan bien.

* Una vez calculado el stop loss, hay que darle un pequeño margen adicional que dependerá del spread u horquilla del mercado en el que estemos operando.

* Usen un stop con el que se sientan a gusto ustedes y también su bolsillo. Un excesivo stop les provocará ansiedad, miedo, angustia. No son las condiciones idóneas para trabajar con la mente clara.

* Un stop jamás se mueve. Una vez calculado, no se toca ni se aleja cuando el precio se acerca y parece que va a saltar pronto. Tan solo en un caso se mueve, cuando vamos ganando en la operación, ya contamos con un colchoncito de puntos y convertimos el stop loss en stop win (stop ganador) para asegurar la operación.

En mi caso, una vez que detecto una estrategia, lo que hago es preparar mi triple boleta. Digo esto porque hoy en día es fundamental operar con un broker que permita las órdenes condicionadas (se lanzan al mismo tiempo la entrada, el stop y el objetivo y cuando el precio llega al objetivo o al stop el broker cierra toda la operación sin dejar órdenes pendientes).

El buen trader no piensa en dinero. ¿Creen que un abogado cuenta el dinero que lleva ganado en el día cada vez que un cliente sale de su despacho?

El buen trader antes de abrir una operación tiene muy claro dónde entrar y por qué, donde poner el stop loss, cual es el objetivo para salirse, dónde doblarse. Es decir, no deja nada a la improvisación, todo obedece a un planning detallado y minucioso que forma el Sistema de Trading de cada trader.

El mercado no regala dinero a nadie. Se pueden ganar algunas operaciones gracias a la suerte pero el mercado acabará cogiéndole y cobrándole todo lo que obtuvo por suerte más intereses.

Para aprender a ganar hay que aprender primero a perder. A ganar cualquiera se acostumbra, a perder no. Por tanto, al principio es normal perder, solo aquellos con fuerza mental y psicológica para resistirlo, con el hambre necesaria para seguir adelante pese a las adversidades y con un colchón económico que le permita aprender de las pérdidas, solamente aquellos que cumplan estos requisitos podrán finalmente ser traders.

Hay que saber gestionar las pérdidas. El buen trader es aquél que cuando pierde una operación controla su pérdida y se convierte en pequeña. Se trata de gestionar profesionalmente las pérdidas, no de eliminarlas (porque siempre estarán ahí con nosotros).

El buen trader no solo gestiona la pérdida y la convierte en pequeña, sino que aprende de ella para no volver a cometer ese error en su operativa.

El hecho de que salte un stop loss tiene una doble función positiva:

– Evita que la pérdida sea mayor.

– Proporciona una nueva oportunidad para entrar en el mercado ya que estamos fuera y disponemos de toda la liquidez para ahora hacerlo bien.

Lo que hay que hacer es dejar de pensar en negativo y pensar en positivo. Cuando una persona coloca un stop loss está pensando “dios mío, que no me salte, que no me salte”. Con ese pensamiento es difícil que logre operar bien, con la mente despejada.

En cambio, cuando yo coloco un stop loss lo que pienso es “bien, en el peor de los casos sé lo que arriesgo y sé que más de eso no voy a perder”, con lo que estoy muy tranquilo porque yo he elegido el riesgo que quiero asumir (mediante el apalancamiento financiero).

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.

Tags:

12 Respuestas to “Cómo utilizar correctamente los stop loss cuando estamos operando”