análisis técnico

 

Extracto de mi libro (aún en proceso) Instituciones de Análisis Técnico. Veremos en este artículo el estudio de las directrices o líneas de tendencia y cómo se interpretan.

Cómo se interpretan las líneas de tendencia o directrices

Cuando nos encontramos en una tendencia lateral, al realizar el análisis técnico obtendremos un rectángulo tras trazar una línea que una los techos y otra línea que una los suelos. Al ser ambas horizontales, tendremos un rectángulo y en su rango, en su interior, es donde está el precio oscilando y moviéndose.

Cuando tratemos el tema de los rectángulos será el momento de analizar cómo se interpreta este tipo de situaciones.

La doctrina estima cuatro requisitos para determinar la fortaleza o fiabilidad de las líneas de tendencia o directrices, en definitiva, para saber el grado de fiabilidad de una tendencia. Son los siguientes:

* Cuanto más tiempo permanezca intacta la línea o directriz, mayor relevancia adquirirá de cara a permanecer vigente.

* Cuanto más toques o rebotes se hayan producido en la línea o directriz (por los suelos o por los techos), mayor importancia tendrá.

* Cuanto más tiempo dure la línea o directriz, más sólida será.

* Cuanto mayor sea el grado de inclinación más fuerte será la tendencia.

Lógicamente, no se exige el cumplimiento de los cuatro requisitos, ya que no siempre aparecerán todos, pero desde luego que cuantos más tengamos mejor de cara a que el análisis técnico sea fiable y correcto.

Un inciso me gustaría hacer al respecto del último requisito, el del grado de inclinación. Por regla general, la mayoría de las líneas de tendencia o directrices alcistas presentan una inclinación media de 45 grados (a partir de este dato Gann estableció una técnica operativa en los mercados). Pero también encontraremos tendencias con una inclinación de 15,30 60 grados.

Cuanto más avanza una tendencia en el tiempo, bien sea alcista o bajista, es normal que la velocidad del precio se acelere significativamente y de opción a trazar nuevas líneas de tendencia con mayor inclinación. Esto llevaría al analista técnico a ajustas las directrices en función de la evolución del precio, según se acelere o desacelere la tendencia.

Y no menos importante, destacar que cuanto mayor sea la rapidez y velocidad de la evolución del precio, mayor será la posibilidad de que su evolución posterior sea igual de fuerte e intensa en sentido contrario, lo que se conoce como efecto acción-reacción.

Pero es un error pensar que como uno de los requisitos para determinar si una tendencia es alcista y fiable corresponde al grado de inclinación, no por ser éste muy elevado nos puede hacer confiar demasiado en su vigencia. Y esto obedece al hecho de que si la línea de tendencia está demasiado inclinada significa que estamos ante un movimiento explosivo del mercado y que no será sostenible demasiado tiempo, con lo que más pronto que tarde tenderá a reducirse el grado de inclinación para volver al entorno de los 45 grados.

Por ejemplo, en el siguiente gráfico tenemos una directriz alcista con un grado de inclinación aceptable y corroborada con más de dos toques de los suelos en la línea.

directriz alcista

En cambio, en este otro gráfico tenemos dos directrices alcistas, una de mayor duración que la otra, pero en ambas el grado de inclinación es muy elevado, no pudiéndose aguantar demasiado tiempo.

directrices

Como deducirán, la mayoría de las reglas que les he comentado en el capítulo de los soportes y de las resistencias son válidas para las líneas de tendencia o directrices (toques, roturas con pullback o throwback, etc).

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.