¿Peligra el 10% de nuestros ahorros?

¿Peligra el 10% de nuestros ahorros?

 

Estamos todos de acuerdo en que para salir de una recesión y de una importante crisis económica es necesario tomar decisiones impopulares y duras para todos, no queda más remedio. Pero siempre existe un límite, una línea roja que no debiera de traspasarse, y el Fondo Monetario Internacional (FMI) se está planteando sobrepasarla.

Su nueva y genial idea consiste en que para pagar la deuda pública no se les ha ocurrido otra cosa que crear un impuesto que grave la riqueza de los ciudadanos de la eurozona. Sí, han escuchado bien, un  nuevo impuesto contra los ahorros de las personas.

Se trataría de gravar la riqueza de los ciudadanos para amortizar la deuda pública y se gravaría una sola vez (solo faltaba que fuese un impuesto periódico) para evitar el riesgo de flujo de capitales.

¿Nos debería de sorprender? Me temo que no. Ya tenemos el antecedente de Chipre, donde se aplicó una quita sobre los grandes depósitos superiores a los 100.000 euros, aunque ese caso fue peor aún, porque no era para reducir la deuda del Estado sino la de los bancos.

¿Y de cuánto estaríamos hablando, de qué cantidad? Pues nada más y nada menos que un 10% sobre el patrimonio neto y se aplicaría a toda persona cuyos activos superen sus pasivos (deudas).

¿Antecedentes? Sinceramente no me venía ninguno a la mente, pero investigando un poco he podido ver que hay un caso parecido: en Alemania y en Japón tras la Segunda Guerra Mundial.

Recordemos que ya Alemania, allá por el verano del 2012, propuso una idea parecida, aunque dirigida exclusivamente a los grandes capitales (patrimonio neto superior a los 250.000 euros, 500.000 euros en caso de parejas) y a las grandes fortunas (más de 500.000 euros).

Por el momento, es una sugerencia. El FMI pretende con ello ver las reacciones que este hecho generaría.

Miren, lo que propuso Alemania, aunque me sigue pareciendo injusto que lo paguen los ciudadanos (que no son precisamente los responsables de la situación en la que nos encontramos), tiene un poquito más de «lógica», ya que esa quita la asumirían los que realmente tienen poder adquisitivo para ello. Pero es que lo que propone el FMI no hace mención alguna en lo referente a dónde poner la barrera, a partir de cuánto dinero supone estar sujeto a este gravamen, simplemente dicen que  toda persona cuyos activos superen sus pasivos (deudas).

El problema radica en que la deuda de la eurozona supera el 92% del PIB, siendo Grecia (160%), Italia (130%), Portugal (127%), Irlanda (125%), Bélgica (105%) y España (92%) los principales lastres. Y claro, urge tomar medidas drásticas en vista de que los gobernantes son incapaces de resolver el problema. Pero no pasa nada, siempre quedarán los ciudadanos para afrontar los gastos.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.