La marca o branding

La marca o branding

 

Construir una marca en torno a una persona es una de las labores más importantes e inteligentes que se puede hacer hoy en día. Es un pasaporte especial que en el futuro puede ofrecer a su titular cuantiosas ventajas. Una marca bien construida y asentada puede brindar el día de mañana la posibilidad de encontrar un buen puesto de trabajo; puede permitir ofrecer una prestación de bienes o servicios a los lectores; abre la puerta a colaboraciones profesionales interesantes.

La marca identifica a la empresa o a la persona que presta servicios. La marca transmite sensaciones (confianza, seguridad, seriedad, profesionalidad, originalidad). En definitiva, la marca lo es todo y se va haciendo día tras día, con el trabajo bien hecho.

Es imprescindible tener una marca creíble, sólida, respetada, que transmita profesionalidad y confianza a las personas. Para lograrlo se requieren una serie de elementos sin los cuales poco lograremos. Gracias a las nuevas tecnologías, una de las mejores maneras de crear una buena marca y convertirla en todo un referente en el sector es mediante un blog o una página web.

Nadie discute que es importante tener buenos y sólidos conocimientos, así como una dilatada experiencia para poder hacer de una marca una referencia en su sector, requisito imprescindible para estar bien situado y contar con la confianza de las personas.

Pero hay otros elementos que en mi opinión son igual de relevantes y sin los cuales jamás lograremos el respeto y las confianza.

– Empatía: ponerse en el lugar del lector es sumamente importante. Es un ejercicio que hago a diario, pienso qué me gustaría a mí encontrarme en el blog. No olviden que se escribe para los lectores, no se hace por nuestro ego o vanidad.

Por tanto, la clave está en que los temas que se traten sean de interés y de utilidad para los lectores. Cumpliendo este elemento créanme que ya tendrán mucho camino recorrido. De nada sirve escribir lo que para nosotros es más cómodo o lo que nos gustaría. Un blog se debe a sus lectores. Si no les interesa su contenido, es cuestión de tiempo que las visitas vayan descendiendo y el blog termine por cerrar (ya saben las estadísticas cuáles son, en los dos primeros años el 90% de los blogs cierran).

– Pedagogía: transmitir es fundamental, pero no de cualquier forma. El lector agradece que sin tener conocimientos profundos pueda entender todo lo que se le dice. Cuanto más técnicamente se exprese una persona, menos sabe del tema, es así de sencillo. Una persona a la que cuesta entenderla es porque no tiene interiorizados sus conocimientos y por tanto no sabe expresarlos y transmitirlos correctamente. Quien sí sabe no le supone ningún esfuerzo contarlo de manera sencilla y amena.

Por tanto, de poco o nada sirve saber y hablar de cosas interesantes si la transmisión de este contenido no es comprendido por el receptor, el lector.

– Humanización: está muy bien que el blog sea serio, que hable de los temas de su sector. Pero el lector agradece la humanización, ver que quien está detrás escribiendo es persona como él, que ha pasado por los mismos problemas y dificultades. Es por ello que hacer referencias a casos personales o expresar ideas y opiniones es un elemento de agradecer que logra una mayor cercanía con el lector y origina un nexo de unión que perdurará en el tiempo.

La humanización consigue que el lector ya no siga al blog, sino a su autor, que identifique la marca con el autor.

– Constancia: una marca es un ente «vivo» que ha de estar siempre actualizada, que ha de estar continuamente transmitiendo sensaciones a sus lectores. Esta es una de las razones por las cuales es fundamental escribir periódicamente en el blog o en la página web. Por un lado para estar bien situado por el buscador Google (que premia este hecho), por otro lado para que la marca esté plenamente actualizada y diciendo «eh, que sigo aquí».

– Trato a los lectores: los lectores es el activo más importante que se posee. Sin ellos no tendría sentido nada de todo lo que les estoy hablando. Como aval esencial, merecen un trato especial y único. Han de sentirse tratados como se merecen. Ellos dedican parte de su tiempo a leernos, qué menos que dedicarles parte de nuestro tiempo a interactuar con ellos.

Intenten responder siempre a todos los comentarios que les expongan en el blog, a todos los mails que les manden. Organicen el tiempo, piensen que esto también forma parte del trabajo, de la marca.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.