Ismael De La Cruz

¿Calma chicha en el Ibex?

Las Bolsas europeas lograron cerrar la semana en positivo pese al triste atentado acontecido en Barcelona. Pero también los Bancos Centrales han tenido su protagonismo mediante sus Actas. La FED con su preocupación acerca de la evolución de la inflación, el BCE por las consecuencias de tener un euro fuerte.

Una semana en la que conocimos el favorable dato del PIB de Japón gracias al incremento del consumo doméstico, la producción de China que subía al menor ritmo desde el pasado mes de enero, el PIB de la zona euro que crecía un 0,6% y la inflación que se mantenía en el 1,3%, la producción industrial de USA que decepcionaba y el índice de confianza del consumidor elaborada por la Universidad de Michigan que superaba las expectativas.

Para la semana que comienza, el foco de atención se va a centrar en la reunión de Bancos Centrales en Jackson Hole (USA) desde el jueves, donde Janet Yellen y Mario Draghi hablarán, aunque personalmente no espero que digan públicamente nada nuevo. También será de interés el índice Zew y el IFO en Alemania, así como los PMIs en Europa y en USA, el PIB en España, Reino Unido y Alemania.

El Ibex 35 mantiene aún vigente su tendencia principal alcista desde que en la primera mitad del 2016 formase un patrón de doble suelo a raíz del cual comenzó toda una subida hasta la fecha presente. Como es habitual en estas fechas, el volumen tiende a ser más reducido, pero nada más.

En el corto plazo la zona que había que vigilar eran los 10260 puntos, una pequeña referencia niveladora que implica que todo lo que sea seguir por encima de ella es fortaleza. De momento actuó bien, puesto que el viernes 11 fue tocarla y dejar de caer, y el viernes 18 estuvo de nuevo a punto de tocarla. Por tanto, sería interesante seguir por encima de 10260, ya que en caso contrario podríamos tener debilidad de corto plazo.

Por arriba presenta dos resistencias, una primera en 11175 y la segunda, que es la fuerte, es un doble pivote en 11600-11866 puntos, donde podríamos tener un rebote a la baja si llegase el precio.

El indicador VIX que mide la volatilidad de los mercados no muestra todavía que haya miedo o temor entre los inversores, ya que toda lectura inferior a 20 siempre es favorable.

El sentimiento de los inversores todavía es de optimismo al reflejar el ratio put/call una lectura inferior a 1.

El índice sectorial bancario europeo mantiene la tónica alcista y sigue moviéndose dentro del rango de su canal ascendente.

Por tanto, y pese a todos los sucesos vividos recientemente, estos tres indicadores (en líneas generales de los más importantes) todavía no alertan de un cambio de sesgo en los mercados ni en el sentir de sus intervinientes, los inversores.

¿Quiere saber qué es lo que podemos hacer por usted? Puede pinchar aquí para verlo.

Suscríbase al blog (es gratis) y recibirá cada semana en su correo un newsletter con mi editorial, además de los artículos publicados en el blog en tiempo real.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea