Ismael De La Cruz

CAF

CAF, fabricante de trenes, está siendo uno de los mejores valores en cuanto a sortear la coyuntura económica internacional. En lo que va de año acumula una revaloración del 5,72%. En el primer trimestre del año ha obtido un beneficio con un incremento del 7%.

Aún tiene potencial pese a ser una compañía de carácter defensivo. El único riesgo radica en que surja algo negativo en el sector del transporte ferroviario.

El último dividendo lo repartió el 7 de julio, concretamente con una rentabilidad por dividendo de un 2,61%. Este año repartirá un dividendo de 10,5 euros por acción.

La correlación con el Ibex 35 es del 40%. Presenta un nivel de volatilidad del 30%.

Su ratio Alfa es 0,08 (un alfa positivo significa que la acción lo está haciendo mejor que su índice de referencia. Si alfa es negativo implica todo lo contrario).

Su ratio Beta es 0,55 (al ser positivo indica que se mueve en la misma dirección que el Ibex 35 y al ser inferior a 1 significa que se mueve menos).

Tras el último impulso alcista originado el pasado mes de agosto, ha comenzado en febrero una fase lateral para digerir las fuertes subidas. Ahora la clave es ver si este receso es el preludio antes de continuar subiendo o bien corregirá en busca de oxigenación.

Para saberlo, vamos a ver una pauta para saber cómo actuar al respecto. Mientras no pierda la zona de los 389 euros seguirá con máxima fuerza alcista para intentar atacar el primer objetivo de los 415 euros. Importante saber que la zona de los 423,50 euros es importante por arriba, ya que si logra romper esta referencia podríamos asistir a una continuación de las subidas.

Perdiendo los 415 euros podría activarse una primera señal de agotamiento, que no pasa nada por ello, las subidas no son siempre eternas y verticales, es sano y conveniente asistir a descansos e incluso a retrocesos.

A %d blogueros les gusta esto: