Ismael De La Cruz

¿Salir del euro o no salir?

Existe un debate, que en mi opinión no tiene ningún sentido, acerca de si a España le conviene o no salirse del euro.

Algunos han sacado a la palestra esta discusión basándose en los fuertes desequilibrios de nuestra economía, el alto déficit público, etc.

Es cierto que la UE exige unos requisitos a sus miembros y que cuando no se cumplen se les otorga un plazo de tiempo para resolver el problema en cuestión.
Por ejemplo, se exige que el déficit público sea inferior al 3% y España va a tener complicado cumplirlo.

No obstante, no sería la expulsión sino la imposición de sanciones lo que nos pondría ocurrir. Recordemos que a principios de este año fuimos amonestados por tener el déficit público por encima del 3% y nos dieron de plazo hasta el 2012 para bajar de este nivel, pero el gran problema es que vamos a terminar este año en el 10%.

El panorama para nuestra economía es desolador. La recesión en nuestro país sontinuará en los años 2010 y 2011 y luego tendremos 3-4 años de crecimiento plano.

– Ventajas de salir del euro:

* Posibilidad de devaluar la moneda (en los 90 devaluamos la peseta en cuatro ocasiones). Pero esta medida sería pan para hoy y hambre para mañana.
Supondría que los productos importados (comprados) serían más caros y aumentaría el déficit, pero aumentarían los productos exportados (vendidos) siendo más competitivos y se mejoraría la balanza comercial.

* Se podría fijar un calendario de conversión obligatoria de ciertos billetes, lo que aumentaría el consumo.

* El tipo de cambio más favorable para las economías de los países más cercanos a nosotros beneficiaría al sector turístico (una de nuestras fuentes de ingreso).

– Inconvenientes de salir del euro:

* Los inversores extranjeros demandarían una prima de riesgo mayor por invertir en España y pedirían pagos por adelantado.

* Salir del euro sería interpretado por el resto de la UE como una depreciación y perderían la confianza en nuestra economía.

* Podríamos quedar excluidos de las decisiones políticas, además de abandonar el BCE, Ecofin, etc.

* Sería más complejo recibir ayuda externa.

* Encarecimiento de la colocación de la deuda pública en los mercados internacionales.

* Fuga de capitales.

* Dificultad para financiar el déficit por cuenta corriente de la balanza de pagos.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea