Ismael De La Cruz

Bonos de la muerte (ARTs para invertir en la vida y la muerte)

Les vamos a explicar un nuevo tipo de inversión, cuanto menos muy curioso y original, aunque no deja de tener un lado, digamos, un poco “oscuro”.

Resulta que las aseguradoras quieren protegerse ante el peligro de que sus clientes vivan más de lo estimado, de ahí que estas entidades están tratando de aprovecharse de ello agrupando ese riesgo en bonos y derivados para colocarlo luego en el mercado a los inversores.

Permiten a los inversores apostar sobre la vida y la muerte de la gente. El problema es que existe la posibilidad de que el vencimiento se alargue veinte años o incluso más. Se trata de los ARTs (Alternative Risk Transfer) de las catástrofes naturales trasladados al mundo de las pensiones.

También se les denomina bonos de la muerte (death bonds). Son títulos emitidos por una entidad financiera cuyo subyacente son seguros de vida previamente adquiridos a descuento a particulares que desean materializarlos anticipadamente. La esperanza de vida estas personas ha de situarse entre dos y diez años, según series estadísticas,  a consecuencia de alguna enfermedad declarada.

Las rentabilidades que ofrecen son de entre un 5% y un 9%. Algunas entidades que lo ofrecen son JP Morgan y Prudential PLc.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea