Ismael De La Cruz

Bonos convertibles de Caixabank

INFORME BONOS CONVERTIBLES CAIXABANK


1. Explicación de qué son bonos convertibles en acciones


Los bonos convertibles son títulos de renta fija que se pueden transformar o convertir en valores de renta variable. El cambio se suele hacer, por regla general, por títulos de la nueva sociedad, que emite los bonos, pero no tiene por qué ser así siempre.

Por tanto, son iguales que los canjeables, salvo que en los convertibles la empresa entrega acciones nuevas producto de una ampliación de capital. Así pues, tienen la posibilidad de convertirse en acciones cuando llegue el periodo de vencimiento.

Es un producto de inversión interesante como alternativa de inversión para aquellos inversores que quieren compatibilizar el riesgo de la bolsa con el mercado de bonos. Los emisores de bonos convertibles en Europa suelen ser blue chips, es decir, empresas de alta capitalización y con gran liquidez en bolsa, por tanto con un elevado grado de solvencia económica.

El inversor apuesta por una bolsa alcista, ya que compra un bono que le ofrece un rendimiento fijo periódico y en un plazo de tiempo determinado tiene posibilidad de convertir la inversión en acciones de la compañía emisora. Si al vencimiento decide no canjear su activo ­se le reembolsa el capital.

Por tanto, el inversor asume un riesgo de forma limitada, ya que posee un bono que le ofrece un tipo de interés y la posibilidad de beneficiarse de la subida en bolsa del activo subyacente sin necesidad de asumir los riesgos derivados en la inversión directa a través del mercado de valores.

Veamos a continuación el caso concreto de CaixaBank….


  1. Los bonos convertibles de CaixaBank

    Ha abierto el periodo de suscripción de su emisión de bonos convertibles en acciones por valor de 1.500 millones de euros.

    La entidad ofrece una remuneración del 7% anual. El 50% de la emisión tendrá vencimiento a 18 meses y el otro 50% a los 30 meses.

    Este tipo de productos les resulta interesante a las entidades de cara a ofrecerlos, ya que les sirve para aumentar recursos propios. Les computan como capital principal (core capital), con lo que refuerza la estructura de capital.

    Realmente, ofrecer un 7% a dos años y medio es una opción muy atractiva, sobre todo si se tiene en cuenta lo que ofrecen actualmente los depósitos bancarios (máximo un 4% anual), que el precio del dinero está en el 1,25% y las Letras del Tesoro a un año ofrecen un 2,55%.

    Los bonos convertibles solo son interesantes si se aguanta la inversión hasta que venza el plazo establecido, ya que si se desea vender antes de tiempo habrá que sumir pérdidas. Tengan en cuenta que no hay demasiada liquidez para los particulares de cara a cerrar operaciones en el mercado secundario.

    Es por este motivo que siempre se ha advertido de que uno de los riesgos que comporta este tipo de productos de inversión es su baja liquidez. De hecho, la CNMV así se encarga también de advertirlo.

    Pero resumiendo el tema de liquidez, si usted aguanta el plazo de temporal de la imposición no tendrá ningún problema.

    En lo referente al precio de conversión, CaixaBank informa de 5,10 euros por acción o el 105% de la media ponderada durante los 10 días hábiles bursátiles del periodo de suscripción. En cualquier caso, el valor supera a la cotización de los títulos, de manera que es más rentable suscribir los bonos que las acciones. Incluso la remuneración supera también la rentabilidad por dividendo (5% en el caso de CaixaBank).

    Por último, señalar que los cupones solo se pagarán si CaixaBank obtiene un determinado beneficio. Si entrara en pérdidas o problemas de liquidez y solvencia, no abonará lo establecido.

    No hay comentarios

    Puede comentar el artículo si lo desea