Ismael De La Cruz

Bono alemán en negativo y curva de tipos en USA invertida. Qué repercusiones tiene todo ésto

El rendimiento de los bonos alemanes está en negativo (-0,20%) y la curva de tipos en USA está invertida de nuevo. Vamos a ver las consecuencias que puede tener todo ésto.

Si bien los rendimientos de los bonos del Tesoro se han desplomado al nivel más bajo desde 2017, tal vez sea la deuda alemana la que está asumiendo la mayor carga. El rendimiento de los bonos alemanes a 10 años ya ha descendido por debajo del 0%, concretamente a -0,20, impulsado por los inversores que buscan seguridad a medida que aumentan los riesgos del comercio mundial e Italia aumenta las tensiones con la Unión Europea por su presupuesto. Y es que salvo la Reserva Federal de Estados Unidos, ninguno de los restantes Bancos Centrales con peso ha podido normalizar su política monetaria. Y claro, los Bancos Centrales tienen que comenzar o intensificar  la flexibilización cuantitativa, por lo que podríamos ver rendimientos de bonos más bajos en todo el mundo. En éste gráfico pueden ver la evolución del bono alemán de 10 años.

Matizando más, el bono alemán a dos años está en -0,64%, el de cinco años en -0,56% y el de 10 años marca mínimos históricos en -0,20%. Para que lo entiendan, esto significa que el inversor que lo compre deberán de pagar durante 10 años un 0,20% de la inversión. Es cierto que no parece tener mucho sentido, pero suelen hacerlo inversores institucionales que están buscando un refugio para aparcar su dinero en vez de los bancos que cobran porque el BCE fijó el tipo marginal de depósito en -0,40%.

Por otro lado, los rendimientos de los bonos griegos a 10 años cayeron a un mínimo histórico de 2.98%, los de España a 10 años en mínimo histórico por debajo del 0,75%,

Pero vayamos a Estados Unidos que es donde se están cociendo las habas. Todos sabemos la presión que Trump ejerció (y ejerce) sobre la Reserva Federal con los tipos de interés. Los inversores se están mentalizando de que no sólo no habrá subidas (la última fue el pasado mes de diciembre) sino que asistiremos a recortes de las tasas en el 2020 con el aplanamiento de la curva de tipos, la guerra comercial y el riesgo de recesión económica. Los futuros de fondos federales otorgan una probabilidad del 65% de que este mismo año comiencen los recortes y que el próximo año podríamos ver dos nuevos movimientos a la baja. Como dato anecdótico decir que en los últimos 35 años, el tiempo medio que transcurría desde la última subida de tipos hasta un recorte era de 7 meses, un tiempo que en esta ocasión se va a superar sin problema alguno.

Volvemos de nuevo con el tema de la inversión de la curva de rendimiento con los bonos a 10 años y a 3 meses, que de hecho se ha acentuado a niveles de la crisis financiera. En el siguiente gráfico pueden apreciarlo.

Gráfico: FactSet

¿Y por qué vuelvo a traer este tema a colación? Pues porque la curva de tipos de interés es uno de los indicadores más fiables para prever una recesión, aunque las curvas de tipos de interés invertidas (las tasas de corto plazo se mueven por encima de las tasas de largo plazo) no tienen por qué afectar demasiado a la rentabilidad del mercado y además el tiempo que pasa entre la inversión de la curva y la llegada de la recesión puede ser muy largo. Aunque ya escribí sobre ello en su día, por su importancia vuelvo a repetirlo ahora. Existen dos curvas muy seguidas por los inversores. Una es la del diferencial entre los bonos del Tesoro a 10 años y 3 meses, la otra es el diferencial entre los bonos del Tesoro a 10 años y 2 años.

Decía que es un indicador muy fiable, ya que los números hablan por sí solos. En el caso de la curva de tipos de los bonos de 10 y 2 años, avisó con suficiente margen de tiempo de las últimas 5 recesiones en USA. El tiempo medio que pasó entre el primer momento de la inversión de la curva y el comienzo de la recesión fue de 21 meses (el menor tiempo fueron 11 meses con la recesión de 1981 y 34 meses con la de 2001). En lo referente a la curva de tipos de los bonos a 10 años y 3 meses, el tiempo medio es de 19 meses desde la primera señal hasta la llegada de la recesión.

En el siguiente cuadro elaborado por Robeco, podemos ver el promedio y la media de la rentabilidad anual de los principales activos, así como el crecimiento del PIB estadounidense entre los años 1978 y 2008, momento en el que tuvo lugar la última recesión en USA.

Gráfico: Robeco y Jeroen Blokland

Les dejo otro gráfico muy clarificador también. La línea azul es la curva de rendimiento y las líneas de puntos rojos son los picos del S&P 500 antes de la recesión. El gráfico muestra que los precios de las acciones siguieron subiendo después de la inversión de la curva de rendimiento (con una única excepción, que fue en el año 1973). Es más, el índice S&P 500 continuó subiendo de media durante otros 11 meses, antes de que formar un techo de mercado (subió aproximadamente un 8% de media).

Gráfico: Robeco

¿Le gusta el blog? Pues suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

A %d blogueros les gusta esto: