El Tesoro Público de España ha colocado hoy 3.000 millones de euros en bonos a tres y a diez años, es decir, el máximo que se esperaba recaudar con la emisión.

Los bonos a tres años se colocaron con un interés del 4,29% y el ratio de cobertura fue de 2,29.

Los bonos a cinco años se colocaron con un interés del 4,87% y el ratio de cobertura fue de 2,85.

Pero sin duda, lo más importante ha sido el interés de los inversores en la subasta, gracias al cual el Tesoro ha podido colocar el máximo de lo previsto.

¿A qué se ha debido este gran interés? Básicamente a que a estos niveles de rentabilidad, la deuda española es atractiva, teniendo un ratio  de rentabilidad/riesgo muy interesante.

Los inversores siguen pensando que pese a todo, España es un país solvente. Consideran que es buena oportunidad aprovechar para adquirir bonos cuando la prima de riesgo aumenta, de esta manera logran adquirir dichos bonos con una mayor rentabilidad. Es el mismo planteamiento que cuando un inversor compra acciones cuando han bajado bastante, pensando que las compra a buen precio y que la compañía es sólida.

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.