Ismael De La Cruz

El maltrecho sector bancario

EL SECTOR BANCARIO

Las reformas financieras exigidas por la UE a España a cambio del rescate bancario de hasta 100.000 millones de euros van por el buen camino tras realizar un análisis de la situación la UE. De todas formas, el FMI dice que aún tenemos pendiente liquidar aquellos bancos que no sean viables.

El dinero no llegará a España hasta entrado el mes de noviembre y será desbloqueado cuando se analice y se apruebe el plan de reestructuración que han de presentar las entidades, hecho que implica vender activos, cerrar sucursales.

Las primeras entidades que recibirán el capital serán Bankia, Catalunya Caixa, Novagalicia y Banco de Valencia. 

Bankia es la sangría de España. Es la entidad que más dinero necesita. Recordemos que fue intervenida a principios de mayo y pidió al Estado una ayuda pública de 19.000 millones de euros. 

El debate se abrió en la sociedad española. ¿Es justo que si el negocio de un emprendedor quiebra no reciba ayuda y tenga que cerrar, que si una persona en desempleo no puede hacer frente a su hipoteca pierda la casa, se quede en la calle y encima siga debiendo dinero al banco? Más que justo o injusto, el calificativo sería triste y doloroso. Pero si lo comparamos con los bancos que son intocables en su mayoría, que si han realizado una pésima gestión no pasa nada porque son rescatados por papá Estado, pues entonces sí podemos decir que es injusto.

Es tan sencillo como si un inversor invierte su capital para ganar dinero y si le sale mal no pasa nada, su familia le vuelve a dar más dinero. Dinero que al salir del patrimonio familiar deja de ser también para el resto de hermanos que en cambio sí han hecho bien sus deberes.

En Estados Unidos el concepto vacas sagradas difiere sensiblemente del nuestro. Recordarán que al inicio de la crisis económica ,el fin de semana del 13 y 14 de septiembre del 2008 fue clave, dos de los bancos más poderosos del país, Lehman Brothers y Merril Lynch, se declararon en bancarrota. Previamente también los bancos Fannie Mae y Freddie Mac, piezas clave del sistema hipotecario estadounidense.

Y es que el Tesoro de USA rechazó la intervención del gobierno estadounidense para evitar la quiebra del cuarto banco del país (Lehman Brothers).

Tras lo de Lehman, numerosos bancos hipotecarios estadounidenses comenzaron a caer como las fichas de un dominó, uno tras otro.

Tras casi 4 años, Lehman Brothers salió de la quiebra y ya está en condiciones de pagar a sus acreedores tras abandonar la protección del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras estadounidense.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea