Ismael De La Cruz

Aumenta la morosidad

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos y cajas a empresas y particulares alcanzó un nivel al que no llegaba desde mayo de 1996, trece años antes.

Así pues, la tasa de mora sigue subiendo, pero cada vez menos. La clave está en los denominados créditos dudosos.

Las entidades financieras clasifican los créditos como dudosos cuando su titular, particular o empresa, acumula tres meses consecutivos de impago.

Las cajas de ahorros son las entidades financieras con más morosidad (5,207%).
Los bancos la tienen en el 3,94%.

Este nuevo repunte mensual de la morosidad es el número veintitrés consecutivo.