Ismael De La Cruz

Análisis de los Mercados

Les dejo el artículo que publiqué ayer viernes en Bolsamanía a primera hora de la mañana….

Se estarán preguntando que si está la situación económica tan mal en la zona euro, amenazando con entrar en recesión económica, ¿cómo es que la renta variable está subiendo en lo que llevamos de año 2012? La respuesta es sencilla….

Por un lado, China ya ha manifestado que quiere participar más activamente en la financiación del rescate de la eurozona mediante el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera y el Mecanismo Europeo de Estabilidad. Así pues, China podría aumentar sus inversiones en los fondos de rescate utilizando parte de sus reservas de divisas.

Por otro lado, debido a la fuerte liquidez financiada por el BCE y al hecho de que parece que el acuerdo entre Grecia y los acreedores sobre la quita de la deuda helena está muy cercano.

Pero vayamos con calma. La facilidad de crédito que el BCE ofrece a la banca europea, pudiendo las entidades solicitar liquidez ilimitada, con vencimiento a tres años y con un tipo de interés muy bajo, es un parche temporal, no sutura la herida y si ésta no es curada debidamente, podría llegar a producirse una infección o una hemorragia que agravaría todo el tema. De nada sirve una barra libre de liquidez si no se refuerzan los mecanismos de estabilización.

¿El BCE no va a hacer nada más? Vamos a ver, la estructura sistémica del BCE difiere sustancialmente de la FED. El Tratado Constitucional del BCE le impide cierto margen o flexibilidad de actuación. Tan solo le exige, por encima de todas las cosas, una: controlar la inflación de la zona euro.

De todas formas, el BCE podría optar por perdonar los intereses de los bonos griegos. Y es que es un tema crucial, ya que el Gobierno griego ha de alcanzar un acuerdo antes del mes de marzo en lo referente al segundo tramo del rescate (como se acordó en octubre), puesto que sin dicha ayuda el país no podría hacer frente a finales de marzo a los vencimientos de bonos.

Es por este motivo por el cual es tan importante alcanzar un acuerdo sobre la quita de la deuda griega


Mirando el futuro S&P500 (que es quien realmente manda en los mercados internacionales), se puede entender las subidas que la renta variable europea y norteamericana acumulan en el presente año. Mantiene un canal alcista cuyo P% es elevado, de manera que le será un poco complicado mantenerlo a medio plazo, ya que para ello tendría que romper al alza el nivel de los 1364 puntos, primera resistencia interesante en el camino.

Aunque no me empezaría a preocupar mientras siga el precio por encima de los 1198 puntos, bien es cierto que si no aguantara los 1307 puntos podría correr el riesgo de debilitarse un poco la actual subida. Así pues, manteniendo los 1307 puntos tiene opciones intactas de atacar su proyección primera en los 13501352 puntos.


En lo referente al selectivo europeo, el futuro Eurostoxx, ha intentado hoy atacar sin éxito la resistencia de los 2500 puntos, entorno en el que no le iba a ser fácil poder superar en los primeros intentos, no solo por el carácter de resistencia sino por el efecto número redondo, el cual obedece por un lado a la psicología humana y por otro lado a los turbowarrants que suelen tener cerquita de los números redondos sus zonas barrera.

Personalmente, les aconsejaría que si están fuera, no compren aún, es preferible esperar a ver si puede romper lo 2500 puntos para tener una continuidad en su impulso alcista.


El futuro del Bund (bono alemán a 10 años) presenta, a priori, un escenario más o menos claro. No empezaría a pensar en cortos hasta que rompa por abajo lo 137,30 puntos, ya que en tal caso podría activarse una debilidad bajista con riesgo de recortes.

Poder romper al alza la zona de los 140,15 puntos podría habilitarle un nuevo tramo de continuidad al alza y seguir marcando nuevos máximos. De momento está realizando un pull back perfecto tras intentar volver a engancharse dentro del rango del canal alcista que perdió.


El futuro Dax está más fuerte que el resto de Europa. Si bien antes les he mencionado que el Eurostoxx estaba atacando, de momento sin éxito, su resistencia, el futuro Dax logró romper su resistencia equivalente el miércoles 25 de enero, concretamente los 6430 puntos. Este hecho le ha habilitado una señal de compra para swing (no intradía).

Tiene camino libre y despejado, puesto que las resistencias sólidas de swing se encuentran alejadas, aunque esto no quiere decir que suba hasta llegar a la primera de todas, los 7370 puntos, sino que seguramente realizará una figura de dientes de sierra y creará una nueva resistencia, desde donde recortará.


El futuro Ibex 35 ha llegado hoy a su resistencia de swing, concretamente en los 8785 puntos y al igual que el Eurostoxx no ha podido con ella. El planteamiento es el mismo. No pensaría en largos (comprar) mientras no rompa al alza los 8785 puntos. Es más, si lograra llegar al nivel de los 9220-9225 puntos habría que tener cuidado, ya que podría rebotar a la baja.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea