Ismael De La Cruz

Algunas notas sobre divisas

Vamos a dar una serie de pautas para los inversores que operan en el mercado apasionante de las divisas…

– Las divisas suelen tener una correlación con el oro y el petróleo. Cuando el dólar baja el oro sube y viceversa. Esta suele ser la regla general. Los pares de divisas que van muy correlacionados con el oro son Aud/Usd, Nzd/Usd y Cad/Usd.

El AUD/Usd suele replicar lo que haga el oro, ya que Australia es uno de los principales productores de oro. El Nzd/Usd también replica al oro, ya que la economía de Nueva Zelanda está muy vinculada a la de Australia. El Cad/Usd presenta mucha correlación porque Canadá es de los principales exportadores de oro.

Así pues, si el oro está al alza (al igual que el níquel y el cobre) se podría estar comprados en estas divisas.

– Las manos fuertes realizan carry trade con las divisas. Consiste en comprar una moneda que tenga un tipo de interés alto y vender una moneda que tenga un tipo de interés bajo. La finalidad es ganar la diferencia de intereses entre las dos monedas.

Lo ideal es que se realice con una moneda que además de tener los tipos de interés bajos, su economía sea débil y con pocas expectativas de crecimiento.

El carry trade es una operación de medio plazo, es decir, mínimo de varios meses.

– Lo que más mueve a las divisas son las decisiones de tipos del FOMC. Los diferenciales de tipos de interés suelen actuar como indicador “adelantado” de los pares de divisas. Por tanto, si el spread aumenta a favor de una divisa, lo normal es que ésta se apreciará respecto a las demás divisas.

Ejemplo: si el rendimiento de los bonos a 10 años del país A es del 5% y el del país B es del 3%, el spread entre ambos países sería de 200 puntos a favor del país A

Por tanto, si dos monedas tienen diferentes tipos de interés, esa diferencia quedará reflejada en la prima (descuento) para el tipo de cambio a fecha futura.

Ejemplo: el país A tiene tipos de interés del 4% y el país B del 3%. La divisa del país A se debería de depreciar frente a la divisa del país B en un 1%. De esta manera, el tipo de cambio forward de la divisa del país A está con descuento porque compra menos divisas del país B en el tipo forward que en el tipo al contado. Así pues, la divisa del país B está con prima.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea