Ismael De La Cruz

Acciones preferentes

Desde hace unos meses está de moda que algunas entidades saquen al mercado ACCIONES PREFERENTES (PARTICIPACIONES PREFERENTES).

Hemos visto que lo hizo el BBVA, ahora Caja Madrid y La Caixa.

¿Pero qué son? ¿Merece la pena para el inversor?

Yo tengo una opinión muy clara al respecto. Les voy a exponer primero las ventajas, los inconvenientes y finalmente les doy mi opinión.

VENTAJAS

– El titular de estas acciones preferentes reciben un dividendo que tiene preferencia sobre el titular de acciones normales.
Este dividendo puede ser fijo o variable.

– En el caso de que la entidad sea liquidada, el dividendo también es preferente respecto al de las acciones normales.

– Algunas entidades ofrecen la llamada Cláusula acumulativa. Esto significa que si no han podido repartir dividendo, cuando repartan el siguiente dividendo se entrega el anterior que no se pudo ofrecer.

INCONVENIENTES

– Al ser un producto híbrido entre acciones y renta fija, en caso de quiebra de la entidad, el inversor no está protegido por los 100.000 € que asegura el Fondo de Garantía.

– No cotiza en Bolsa, sino que estas acciones cotizan en el mercado AIAFF de renta fija.
Esto significa que la iliquidez es grande y no siempre se podrán vender cuando el inversor desee.

– Si la entidad no obtiene beneficios, no reparte dividendo. Si le dicen lo contrario le engañan. Así pues, eso de que el dividendo o la rentabilidad es asegurada es falso.

– A saber el precio al que se concede y el precio de salida. Se entregarán con un sobreprecio, de manera que se adquiere ya perdiendo.

OPINIÓN

Miren señores, este producto lleva muy poco tiempo en España, es curioso que lo saquen cuando las entidades están en plena crisis, ya que quieren financiarse.

Piensen lo siguiente: la calificación crediticia del sector bancario es de 8, algunas entidades van a necesitar ayuda del Gobierno.
Si necesitan ayuda es porque no obtienen beneficios y si no obtienen beneficios no reparten dividendo a los clientes, así de sencillo.

Es un producto que para que sea rentable necesita que vrias cosas vayan a la perfección (liquidez del mercado AIAFF, que la entidad tenga beneficios, que la entidad no quiebre, etc).

Por tanto, no es un producto que me agrade.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea