Ismael De La Cruz

A cuestas con el manido QE3

La FED ha reconocido que no descarta realizar una nueva inyección de liquidez (QE3) mediante la compra de bonos del Tesoro. Uno de los motivos para pensar en esta posibilidad es que la economía norteamericana, pese a mostrar ligeros signos positivos, no termina de levantar el vuelo como se espera, pese a que la tasa de desempleo ha bajado al 8,30% tras permanecer en el 9% durante más de un año.

Hay otra cuestión interesante para la economía norteamericana y que se está pasando por alto. Las cifras de comercio de Japón hacia Estados Unidos han crecido un 12% (recordemos que hacia Europa han bajado casi un 11%), lo que muestra una cierta confianza en la recuperación de la economía de USA.

¿Y por qué esa desconfianza hacia Europa? La mejor respuesta la tenemos en el índice de compras en Alemania indica descenso en las manufacturas. Este hecho significa que el sector de servicios en la UE se está debilitando. Además, los datos en el Reino Unido de ventas minoristas han experimentado descensos.

El sábado, en EXPANSIÓN les comenté que para reanudar la senda de las subidas el futuro S&P500 (índice director de la renta variable mundial), era necesario que rompiera al alza el nivel de los 1.405 puntos para intentar atacar los 1.429-1.430 puntos, zona donde la primera vez que llegara el precio podría frenarse y rebotar a la baja. Pues bien, ayer lunes rompió al alza los 1405 puntos, originando un impulso alcista que de momento acumula 45 ticks.{jcomments off}

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea