Ismael De La Cruz

Unidos por un mismo destino

 

ABRIR LOS OJOS A LA REALIDAD

Se avecina la reunión del BCE acerca de decidir si se mantienen o se reducen los tipos de interés. Es un hecho que el tema de Chipre implica un potencial riesgo de contagio a otras economías periféricas, tales como España e Italia, y es por ello que varios miembros del BCE comienzan a pensar la posibilidad de bajar la tasa de interés a nuevos mínimos.

Conviene tener muy clara la situación en la que nos encontramos. No es momento de bonitas palabras y medias verdades. La única manera de saber afrontar una situación delicada es conociendo perfectamente el escenario en el que nos encontramos. 

Atentos a las siguientes cuestiones, sin duda alguna el actual quebradero de la UE:

– Eslovenia: hace pocos días el rendimiento de su bono a 10 años se situó en el 6,93% (una subida semanal superior al 30%). Sus bancos tienen activos tóxicos que representan casi el 20% del PIB del país. Su economía es casi el doble que la de Chipre. Su tasa de morosidad se encuentra en el 14,4%. 

La opinión mayoritaria es que puede ser el próximo país, tras Chipre, en tener que ser rescatado.

– España: muchos siguen siendo más felices mirando a otro lado, viviendo en un mundo mágico, en vez de afrontar la realidad. Pues lo siento mucho, no existe ese mundo idílico, estamos mal y seguramente vayamos a peor. ¿Qué cuerpo se le queda? Pues es lo que hay, ni más ni menos.

Alguien me podrá decir que cómo es eso si se está constatando que los inversores extranjeros siguen poco a poco comprando más deuda española (ya van cinco meses seguidores de incremento). Pues la respuesta es muy sencilla: BCE.

Así es, querido lector. Es todo una realidad disfrazada, un velo que cubre las vistas de lo que hay al otro lado, la realidad. ¿Recuerdan la famosa frase que el señor Mario Draghi pronunció el pasado verano? Sí, aquella de que el BCE hará todo lo que sea necesario para salvar el euro. Pues bien, gracias al programa de compra de deuda (OMT) que el BCE implementó el pasado mes de septiembre, se restauró la confianza en la solvencia de nuestra deuda pública y se alivió la prima de riesgo.

Pero el BCE no va a estar toda la vida siendo nuestro ángel de la guarda. Como diría un castizo, no va a estar salvándonos el culo eternamente. 

Foto cortesía de Free Photo Bank

 

Tags: , , , , , , , ,

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea