Ismael De La Cruz

Ultimátum a Chipre

 

El tiempo corre inexorablemente en contra de Chipre y no hay vuelta atrás. Un país nervioso, inquieto, una sociedad en ascuas temiendo por sus ahorros. Se acerca la hora de la verdad, el ultimátum que el BCE y la UE les concedió finaliza a comienzos de la semana.

Chipre solo tiene una salida. Llegar a una fórmula para poder obtener 5.800 millones de euros como paso previo que desde Europa se le exige para el rescate financiero. Un rescate imprescindible, ya que en caso contrario los bancos chipriotas se verían abocados al desastre y con ello seguramente el país se vería obligado a salir del euro. 

El drama de los ciudadanos es latente en cada momento. Largas colas en los cajeros automáticos para poder obtener algo de dinero, el que permiten retirar por día, 260 euros, para algo tan básico como comer y vivir.

El Gobierno ya se ha encargado de controlar el riesgo de fugas de capitales cuando el martes vuelvan a abrir sus puertas los bancos.

El comodín de Rusia fracasó. Se esperaba que ayudasen a los bancos chipriotas, aunque fuese porque muchos rusos tienen depositados en dichas entidades cantidades ingentes de dinero.

De momento, el rumor es que se está negociando una quita mayor del 20% a los depósitos con más de 100.000 euros.

Sea como fuere, hasta el último momento no se sabrá nada. 

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags:

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea