Ismael De La Cruz

Técnicas de relajación para combatir el estrés laboral

Técnicas de relajación

Técnicas de relajación

 

Para ser buenos profesionales y desarrollar nuestro trabajo de la mejor manera posible, las técnicas de relax son fundamentales. No somos máquinas, aunque en ocasiones parezca lo contrario, y si no somos capaces de activar los mecanismos de recuperación física y mental, no rendiremos como es necesario y preceptivo.

El mundo de las finanzas y las inversiones conlleva una carga emocional y de estrés superior a la mayoría de actividades. Si además es nuestra profesión, todo esto aumenta de manera exponencial.

Yo les voy a comentar algunas pautas, que no tienen por qué servirle a ustedes, pero es para que se hagan una idea de por dónde van los tiros y puedan crear sus propias técnicas.

– Para lo fumadores, decirles que jamás fumen delante de los ordenadores mientras trabajan. me dirán que es una contradicción porque la angustia será mayor. No les he dicho que no fumen, sino que no lo hagan delante de sus equipos, ya que en caso contrario fumarán bastante más y conseguirán, a parte de empeorar su salud, entrar en un ciclo fatal de encender un pitillo cada pocos minutos.

La clave es que echen un cigarro cada hora (si es cada más tiempo pues eso que ganan en salud y en ahorro económico) y que lo asocien con el relax. Eso se logra fumando en otro lugar. Pueden salir a la puerta de la calle o bien en la terraza, incluso en la ventana (pero no de la habitación de trabajo).

De esta manera, mientras fuman lograrán desconectar, pensar en otras cosas, dejar de ver gráficos y noticias, oxigenar la cabeza y descansar la vista. Además, así tendrán una “recompensa” cada hora o el tiempo que sea: satisfacer ese vicio que tienen y disfrutarlo.

– Es importante, no solo para desconectar la cabeza, sino también para que el cuerpo no se atrofie, levantarse de la silla cada ratito, moverse, andar un poco. Parece que no, pero ayuda mucho, créanme.

– Respirar hondo tiene una ventaja importante, ayuda a oxigenar y ventilar mejor el cuerpo y el cerebro. Puede parecer una memez, pero no lo es. cuando se sientan un poco agobiados o estresados, dejen lo que estén haciendo y aspiren hondo tomando aire (todo el que puedan para que se abra la caja torácica) y expulsen. Repitan esta acción cuatro o cinco veces consecutivas.

– No solo es importante las técnicas de relax de poca duración y repetidas a lo largo de la jornada laboral, sino que es necesario también complementarla con un relax más amplio. Un ejemplo maravilloso es por la mañana tomarse un respiro y salir a la calle, bien a pasear un ratito (máximo media hora) o bien ir a la cafetería a tomar un cafecito o a desayunar.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags:

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea