Ismael De La Cruz

¿Seguirá Zeltia siendo una de las joyas de la Corona?

Análisis de Zeltia

Análisis de Zeltia

 

El reciente acuerdo firmado por Zeltia  con la compañía japonesa Chugai Pharma Marketing para la comercialización del fármado antitumoral Aplidin es un buen acicate para que las acciones puedan seguir su inercia alcista.

En el último análisis realizado de Zeltia el pasado 8 de abril les comenté que los inversores con una vocación de permanencia mayor en estos títulos (es decir, los no cortoplacistas) podían seguir comprados mientras no se perdiesen los 2,20 euros y que vigilasen por arriba la resistencia situada en el doble pivote de los 3-3,16 euros.

Al no perderse los 2,20 euros se podían mantener las compras y el precio subió con fuerza, llegó a la resistencia indicada y fue justo tocarla y bajar con fuerza (es lo que tienen las resistencias, lo que les digo siempre, que seguramente en el primer toque no pueda romperla y veamos recortes, como así ha sido).

La tendencia principal sigue siendo alcista, es más, todo lo que sea mantenerse por encima de los 2,20 euros no altera el escenario. Otra cosa es el corto plazo, donde los inversores que se muevan con un horizonte temporal más pequeño deberían de estar atentos a los 2,68 euros, de manera que no perder este nivel implica fortaleza al alza.

Por arriba, sigue vigente la resistencia que actualizada quedaría en los 3,09-3,16 euros. Mientras no sea capaz de romper esta barrera no tendremos de nueva fuerza. Así pues, rompiendo este nivel podríamos seguir viendo subidas, estando la siguiente resistencia situada en los 3,84 euros.

Su Beta es 1,47, de manera que el precio de la acción se mueve en la misma dirección que su índice de referencia, y que tiene mayor volatilidad y se mueve más.

Su Var es 0,09, con lo que por cada acción arriesga un 3,4 % diario.

Tags: ,

2 Respuestas to “¿Seguirá Zeltia siendo una de las joyas de la Corona?”

  1. verkoben 24 julio 2014 a las 10:20 at 10:20 #

    Mi idea desde hace muchos, incontables años me parece ya, desde los años 90 es un generador termoeléctrico por trampa térmica.

    Los alemanes consiguieron en el 2013 una trampa térmica basada en el principio
    Bose-Einstein. Pero el dispositivo que le saca partido lo diseñé yo. Aunque faltaría
    algún matiz, para sustituir donde pongo superconductores por una trampa térmica

    El primer enlace es una nota escueta donde se describe lo que los alemanes han conseguido en el 2013 http://jramosgarcia.wordpress.com/2013/01/06/cientificos-alemanes-consiguen-una-temperatura-mas-baja-que-el-cero-absoluto/

    Aquí mi explicación garabateada y un diseño ligéramente distinto, pero equivalente,
    aunque es de muy difícil comprensión

    (No ayuda tampoco que sea un bosquejo garabateado rápidamente, por lo cual pido disculpas)
    http://0ln.es/tuit/?p=1466

    Y ésta es la parte importante, donde se sustituye el superconductor aludido por una trampa térmica, como la alemana, o la que propongo, tanto da, que esencialmente es un dispositivo distrópico. Que rompe el principio de entropía

    El Generador Termoeléctrico por Trampa Térmica que permite obtener una corriente útil y constante de gran rendimiento es este:

    http://0ln.es/tuit/?page_id=116

    Pero requiere de financiación y pruebas, hasta tener un prototipo útil. Sin embargo casi nada le falta para ser totalmente operativo, siguiendo los principios que se enuncian.

    Lo tuve que dejar en la década de los 90, porque abandoné mi trabajo en un laboratorio termométrico. Por lo que el trabajo tiene unas cuantas décadas.

    • Ismael De La Cruz 11 agosto 2014 a las 9:41 at 9:41 #

      Buenos días

      Muchas gracias por compartir tu idea y la información.

      Es interesante, al menos desde fuera, desde el punto de vista de un neófito en la materia como yo. Poco puedo decir al no ser un experto en ese campo.

      Al quedar el comentario y sus 3 enlaces en el blog permitirá que cualquier persona que lea el blog pueda echarle un vistazo. Nunca se sabe dónde puede haber un business angel

      Saludos

Puede comentar el artículo si lo desea