Ismael De La Cruz

Reflexiones y teorías acerca de la independencia de Cataluña

Independencia de Cataluña, ¿sí o no?

Independencia de Cataluña, ¿sí o no?

 

No suelo pronunciarme mucho acerca de temas políticos, básicamente porque no soy profesional de dicha materia ni el presente blog fue concebido para dicho fin. Pero ante la realidad imperante que nos envuelve, no dejo de ser un ciudadano más con libertad de expresión, la cual me dispongo a hacer valer.

El tema de Cataluña y su independencia no es nuevo, aunque cobra unos tintes más intensos que deberían de llevar a que esta cuestión sea abordada y resuelta en un sentido o en el otro.

Yo soy español, nacido en España, concretamente en Andalucía. Siempre me he considerado una persona muy objetiva, totalmente imparcial en cualquier tema que trato, tanto a nivel profesional como a nivel personal. Y en la materia que traigo a colación, no iba a ser menos. Vaya por delante que no me gustaría que Cataluña se separase de España, porque creo que la unión hace la fuerza, pero eso no quita que haya que obviar el tema en cuestión y tratarlo para intentar llegar a una solución.

Les propongo 2 teorías. Les explicaré cada una y tendrán que elegir entre ambas:

A) Teoría motu proprio

Déjenme que les haga una pregunta y acto seguido reflexionamos acerca de ella: Si en un matrimonio, una de las partes, por ejemplo la mujer, no está a gusto con la convivencia con su marido, ¿está en su derecho de separarse y tomar cada uno caminos diferentes en la vida? Otra cosa es que al divorciarse a la mujer le vaya mejor o peor económicamente en su nueva andadura, que haya tomado la mejor decisión, que sea o no consciente de lo que ha hecho y sobre todo de lo que le queda por delante.

La respuesta según la teoría motu proprio sería que está en su derecho de hacerlo, pero porque el ordenamiento jurídico imperante en España así lo reconoce expresamente. Por tanto, dos elementos importantes surgen: la ley le permite este derecho; el ejercicio de este derecho ha de ser llevado a cabo siguiendo los trámites y los pasos que la propia ley marca y dictamina.

Aplicando todo esto al tema de Cataluña y su pretensión de independentismo, la respuesta según esta teoría es que sí. El problema aquí radica en que a día de hoy, nuestro ordenamiento jurídico, nuestra Carta Magna (la Constitución española) no lo recoge, no lo reconoce.

¿Qué sería lo lógico en este caso? en primer lugar, permitir que el Gobierno de Cataluña convoque un referéndum (que recordemos que en España no tienen carácter vinculante, es decir, su resultado no obliga nada a nadie). Este paso es importante porque si no se obtiene un Sí con un apoyo superior al 50% (mayoría absoluta), el tema queda cerrado y zanjado. Por tanto, primer paso conocer la voluntad del pueblo catalán y sería muy importante que la participación ciudadana en el voto fuese muy elevada.

Antes de pasar al segundo paso, habría que comentar el gran problema que surge aquí. ¿Consultar solo al pueblo catalán o también al pueblo español en su conjunto? Es una cuestión muy compleja, pero aplicando la teoría motu proprio la respuesta sería: consultar solo al pueblo catalán. Cuando en un matrimonio uno de los cónyuges decide separarse ¿a que no cuenta para nada la opinión de la otra parte? Si se quiere separar la otra persona poco puede hacer al respecto, salvo dialogar e intentar hacer cambiar de opinión a su pareja.

De todas formas, aunque se consulte a toda España, no crean ustedes que el No estaría garantizado. Ya saben el dicho aquél de que “si una persona no está a gusto a mi lado mejor que se vaya”.

Bien, una vez consultado el pueblo catalán, y si se obtiene una mayoría absoluta a favor de la independencia, el segundo paso consistiría en modificar la Constitución española, para que tal iniciativa adquiera la categoría de legalidad.

Mientras no se modifique nuestra Carta Magna (y ya de paso otras partes de su contenido que están desfasadas, tales como lo concerniente a la Monarquía), no adquirirá el proceso un carácter de legalidad y no se podrá llevar a cabo.

Como verán, esta teoría motu proprio está bien y sería perfectamente válida si no fuese porque a día de hoy nuestro ordenamiento jurídico no permite la desintegración y la unidad territorial del país, al margen de que el Estado siempre tendría la última palabra en lo concerniente a modificar la Constitución o  no.

B) Teoría omnes futura nostra iudicat

Esta teoría se basaría en que todos formamos una unidad y cualquier hecho que pueda afectar a dicha colectividad ha de ser decidido por todos los miembros de dicha colectividad. Por tanto, se aceptaría un referéndum en Cataluña y solo se continuaría adelante con el proceso si más del 50% dicen Sí.

La diferencia estriba en que posteriormente tendría que ser el resto de la colectividad, el resto del país, los que decidiesen al respecto. Esto es así porque si la separación de Cataluña puede tener efectos negativos para el resto de ciudadanos, éstos tienen su derecho a opinar y a oponerse. El lema sería: para lo bueno y para lo malo decididos todos.

Si el resultado del referéndum en toda España saliese con mayoría absoluta de No, el tema queda cerrado. Si en cambio es al contrario, se procedería a modificar la Constitución.

Una vez vistas las dos teorías, les planteo unas cuestiones para reflexionar: ¿es positivo retener a alguien contra su voluntad, no haría esto la convivencia más difícil? ¿La independencia de Cataluña afectaría económicamente a España, sería positiva o negativa para los catalanes? Sí haría la convivencia más difícil; si es negativo económicamente para España, pero aún más negativo para Cataluña.

Las cartas están sobre la mesa, es una partida que se ha de jugar dentro de nuestras fronteras, la Unión Europea no quiere saber nada ni entrometerse.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags:

20 Respuestas to “Reflexiones y teorías acerca de la independencia de Cataluña”

  1. Santi 13 septiembre 2013 a las 15:18 at 15:18 #

    Parece que la Constitución Española sea algo divino e intocable, a título de ejemplo, la Constitució alemana se ha moficado mas de 50 veces, mientras que la nuestra sólo 1 vez, la cual, los políticos no consultaron a la ciudadanía y fué por vía expres. jajaja

    Yo creo que las leyes están para servir a los ciudadanos, y no al revés. Una ley injusta no la hace mejor por ser ley, no se si me explico… En EUA los negros eran ciudadanos de segunda según su ordenamiento jurídico, hasta que una señora negra, Rosa Parks se negó a cumplir con esa ley, ya conocen el resto de la historia… Salvando las diferencias, pueden ver el paralelismo.

    Se que no les gustará mi opinión, pero pienso que en España no hay democracia, hay Constitucionalismo! fuertemente custodiado por el TC que ya conocemos su imparcilidad política…

    Respecto a quien debería votar? En Quebec, sólo votaron los quebequeses, en Escocia, sólo votarán los escoceses, en Cataluña…

    Bueno, saludos a todos!

    • Ismael De La Cruz 13 septiembre 2013 a las 16:41 at 16:41 #

      Lo que sucede es que nuestra democracia es muy joven, lleva poco tiempo y los recuerdos de la época pasada están ahí, por eso existe un excesivo proteccionismo mal entendido y aplicado en determinadas materias y cuestiones.

      Las leyes están para servir a los ciudadanos, en efecto, pero siempre siguiendo un control y una mecánica para evitar la arbitrariedad.

      Para bien o para mal, la hoja de ruta está en marcha, de manera que pronto sabremos cómo se desarrollará este tema.

      Saludos

  2. Javier Pena (@bolsaydinero) 13 septiembre 2013 a las 15:26 at 15:26 #

    Estoy de acuerdo, siempre que se produzca la independencia en todos los sentidos. No me vale que Cataluña se independice de España y que el BarÇa juegue la liga española, por poner un ejemplo. Por mi parte no lo toleraría.
    Es como el joven que se independiza de su casa materna pero el fin de semana le lleva la ropa a lavar a mamá y le pide comida para el resto de la semana.

    Considero que en un mundo condenado a la globalización, los independentismos no tienen sentido. Van contra natura y en vez de evolución significa involución.
    ¿A que viene entonces que hayamos creado una Eurozona sin fronteras y cada vez con menos barreras en todos los sentidos? ¿Quién se equivoca?

    Es como si fueran contracorriente. Me supongo que son las lenguas las que suelen establecer las fronteras porque sino llegaría un momento en que Barcelona se independizara de Cataluña.

    Por otra parte y poniéndome ya extremista: en 100 años todos calvos.

    • Ismael De La Cruz 13 septiembre 2013 a las 16:45 at 16:45 #

      Sí, el tema del deporte es curioso, en ese sentido parece que la independencia no importa, pero bueno, lo realmente importante aquí es la materia política, social, económica y jurídica.

      Aunque, no olvidemos que el FC. Barcelona es el símbolo, el mayor exponente de Cataluña, lo cual quiere decir que genera también dinero y da mucha imagen y publicidad a Cataluña, de ahí la importancia de que siga exponiéndose al mundo entero participando y compitiendo en las ligas españolas de los diversos deportes.

      Saludos

  3. Ismael 13 septiembre 2013 a las 17:36 at 17:36 #

    Echo en falta alguna alusión al tema del efecto contagio. Todos sabemos que los movimientos independentistas no son exclusivos de una región sino que como el de Catalunya, hay otro muy importante en País Vasco y otros de menor importancia: en Galicia (http://es.wikipedia.org/wiki/Nacionalismo_gallego), Andalucía (http://es.wikipedia.org/wiki/Nacionalismo_andaluz)y eso sin buscar demasiado. ¿Qué ocurriría si los habitantes de estas regiones se convencieran de que están mejor solos y, al reconocer el éxito de la iniciativa catalana, surgiera con mucha más fuerza este movimiento en estas regiones? ¿No acabarían independizándose algunas más? ¿Qué sería de España? ¿Puede tolerarse eso? Decidir sobre el caso catalán en exclusiva es como encender una mecha de 100 petardos y creer que solo va a sonar el primero. ¿Qué opináis? ¿No añade este aspecto del efecto contagio una dimensión muy importante del problema que es imprescindible contemplar?

    • Ismael De La Cruz 13 septiembre 2013 a las 18:12 at 18:12 #

      Sí, el tema del contagio es un hecho peliagudo, en cuanto se abra la veda vendrán más territorios reclamando igual trato y destino.

      Aquí entraría en juego el concepto de nacionalidades históricas, aquellas comunidades autónomas constituidas sobre la base de territorios históricamente no integrados en el Reino de Castilla.

      No obstante, me atrevería a decir que si se celebran sendos referéndums, los únicos lugares con ciertas posibilidades reales de alcanzar el Sí más de un 50% serían Cataluña y el País Vasco.

      Saludos

  4. Sergio Gimeno Peris 13 septiembre 2013 a las 21:02 at 21:02 #

    Hola buenas tardes
    Para mi con vuestro permiso es algo tan simple como esto, el hecho de que Cataluña se independice de España es algo que influye tanto a los catalanes como a los españoles por tanto si los independentistas proponen un referendum este se debe de hacer en ambos lados, en conjunto ya que afecta a ambas partes oséase en toda España y está claro que el resultado sería un aplastante NO.
    En definiiva la independencia de Cataluña de España es una químera, eso es un imposible y gestos como el del otro día de una cadena humana cogiéndose de la mano recorriendo Cataluña no sirven absolutamente para nada, es un mero simbolismo.
    La independencia de Cataluña están inviable como la de la comunidad autónoma vasca, fijaros que evito decir País Vasco ya que para mi es una región, una comunidad más no un país. Saludos.

    • Ismael De La Cruz 13 septiembre 2013 a las 21:11 at 21:11 #

      Hola Sergio.

      Es que ahí radica el meollo de la cuestión. Referéndum solo en Cataluña o en toda España.

      Y digo que esto es la clave porque el resultado depende de ello. En mi opinión si se hace en España saldría No, pero si se hace en Cataluña no lo tengo ya tan claro.

      De todas formas, el referéndum es lo de menos, es decir, si luego no va refrendado por la modificación de la Constitución no sirve de nada, sería un mero acto simbólico para conocer la opinión de la sociedad.

      Es lógico que Rajoy no quiera oír hablar de referéndum, ya que no quiere tener la pelota en su tejado si saliese en Cataluña un SÍ, porque aunque bien es cierto que no tiene carácter vinculante desde el punto de vista jurídico y político, sí tendría una constante social.

      Saludos

  5. Montsy 13 septiembre 2013 a las 22:53 at 22:53 #

    Perdón por mi atrevimiento, pero dirigiendome a Sergio, puedo decirte que conozco a muchisimos españoles que quieren que Catalunya se vaya de España y haciendo caso a la similitud que comenta Ismael con respecto a un matrimonio, creo que lo mas adecuado para una convivencia mejor por ambos lados es que Catalunya se independice y camine por si sola.

    Un cordial saludo

    • Ismael De La Cruz 14 septiembre 2013 a las 11:45 at 11:45 #

      Eso es cierto, Montsy, aunque no creo que ni de casualidad alcanzase un referéndum en España el 50% de Sí, pero es una realidad que el sentimiento de descontento va en aumento cada día.

      Saludos

  6. Julián 14 septiembre 2013 a las 14:06 at 14:06 #

    Yo creo que la cuestión del referendum solo en Cataluña o en toda España cae por su propio peso.

    No creo que un solo español en caso de referéndum para mantener el estado español en la UE aceptara que votaran todos los europeos aunque afecte a las dos partes.

    O para en un hipotético referéndum para decidir si se sigue en el euro se aceptara que voten los demás países si España debe seguir en él o no.

    También cuesta entender cuál es el problema con realizar un referéndum. El estado puede perfectamente permitirlo y se acaba de una vez la discusión de si es una mayoría o una minoría.

    Y el miedo a permitir que un territorio se independice, más en un caso de nacionalidad histórica según la constitución, también cuesta de entender. ¿Acaso la UE debería impedir que un estado que así lo decida deje de formar parte de esa unión?

    Quizás en la UE la existencia de tres estados en la península ibérica defendiendo intereses comunes tendría más fuerza que solo dos estados. Quizás un estado español con tantas cosas en común con un hipotético estado catalán, podría encontrar un aliado en éste en el terreno internacional.

    Y por último, un poco en clave de humor lo del FC Barcelona le puede preocupar a Messi pero no a los independentistas.

    Saludos.

    • Ismael De La Cruz 14 septiembre 2013 a las 14:21 at 14:21 #

      Hola Julián.

      Hablando de la Unión Europea, me gustaría hacer una reflexión al respecto.

      Una de las cuestiones que alega Cataluña es que son los que más pagan al Estado y que otras CC.AA no pagan nada, solo reciben. Varias matizaciones:

      – Realmente es Madrid quien paga más, siendo Cataluña la segunda. La diferencia entre ambas es pequeña, pero son las que más aportan a las arcas del Estado y con diferencia.

      – El mecanismo es que quien más tiene o más gana más aporta. En Europa es igual. Alemania es la que más paga y España siempre ha sido una de las que recibía dinero y nunca pagaba.

      Yo respeto mucho la decisión de Cataluña, y seguro que tienen sus motivos para reclamar la independencia, pero en mi opinión ésta razón no debería de ser alegada.

      Saludos

  7. Julián 14 septiembre 2013 a las 14:39 at 14:39 #

    Hola Ismael,

    estoy de acuerdo que en ambas partes en “conflicto” se esgrimen razones y argumentos que no se ajustan a la realidad y que se tergiversan intencionadamente.

    En todo caso y al hilo de tu reflexión, comentar también que lógicamente Alemania es la que más paga, pero al ser un estado tiene cierto margen (grande según podemos ver en los últimos años) para decidir que cantidades aporta, para que y aplicar un cierto control en que se gastan.

    Una comunidad como Cataluña al no ser estado no dispone de margen para controlar la solidaridad interterritorial.

    El argumento independentista no es contribuir o no, sino el modo de hacerlo.

    La existencia de concierto económico en algunas comunidades, y la negativa del estado a permitir dicho concierto a la comunidad de Cataluña hace aumentar el sentimiento independentista.

    Éste es un caso complejo y por ello existen multitud de matices, motivos y razones, no solamente las económicas.

    Lo más interesante es la posibilidad de poder realizar un debate sereno de ideas y no de simples insultos o sentimentalismos, por lo que te felicito por el blog y por el tono inteligente y reflexivo que en él se puede disfrutar.

    Saludos.

    • Ismael De La Cruz 14 septiembre 2013 a las 14:43 at 14:43 #

      Muchas gracias Julián.

      Se trata de eso, de poder exponer ideas y reflexiones basándose siempre en principios sagrados como el respeto, la educación y la libertad de expresión.

      Llevo 13 años con el blog y escribiendo en Expansión, Serenity Markets y otros medios extranjeros y siempre he tenido la suerte de no recibir insultos ni faltas de respeto. Trata a la gente como te gustaría que te tratasen a ti. Ese es mi lema.

      Saludos

      • Ismael De La Cruz 14 septiembre 2013 a las 15:59 at 15:59 #

        Similitudes….

        “El 23 de agosto de 1989, un millón y medio de habitantes de las tres Repúblicas Bálticas (Estonia, Letonia y Lituania) formaron una cadena humana de 650 kilómetros coincidiendo con el 50 aniversario de la firma del Pacto Molotov-Ribbentrop.

        Con este acto, los ciudadanos pidieron la restitución de la independencia de Estonia, Letonia y Lituania de la extinta Unión Soviética”.

  8. Xavi Bella 16 septiembre 2013 a las 13:34 at 13:34 #

    El problema per se, no es Catalunya, el problema es España o más bien deriva desde que Castilla engulló el reino de Aragón y se separó de Portugal. Catalunya ha pasado a ser la única colonia que le queda al reino de España, y la cicatriz nunca se ha cerrado ni se ha hecho nada para cerrarla (al menos por parte de las castillas). Catalunya ha sido oprimida en todos los sentidos y lo continua siendo a nivel Constitucional, ya que fue un acuerdo mutuo, que una parte, la pertenenciente al Estado español, siempre incumple y no pasa nada, mientras que la otra parte, Catalunya se va doblegando a base de portazos en la nariz, y los catalanes, en estos momentos, que no sus políticos, se les han llenado las pelotas de tanta negativa y tanto retroceso, en todos los niveles (sociales, lingüisticos, estructurales, etc, etc…), y cuando las pelotas se hinchan al final explotan.

    • Ismael De La Cruz 16 septiembre 2013 a las 14:13 at 14:13 #

      Lo que yo valoro es que toda expresión pública que hace Cataluña a favor de su independencia es siempre pacífica y eso es digno de alabar (exceptuando las quemas de banderas o retratos).

      El partido se ha iniciado aunque no se quiera ver y es un tema que hay que abordar. Seguramente el Gobierno intente calmar los ánimos ofreciendo finalmente una mejora de la financiación o un nuevo concierto económico, pero me temo que a estas alturas de la película Cataluña no aceptaría y no va a dar vuelta atrás.

      Saludos

  9. Sergi 17 septiembre 2013 a las 11:43 at 11:43 #

    Aunque soy catalán e independentista, siempre intento atajar este debate de la forma más imparcial posible. Dejando de lado sentimentalismos y otros problemas de convivencia que considero menores, creo que el principal problema es la financiación de Cataluña. Estoy de acuerdo con que Cataluña, al ser una de las comunidades más próspera económicamente, tenga que ser solidaria con el resto, ahora bien, creo que el sistema de financiación autonómico abusa de la solidaridad.

    Se calcula que el déficit fiscal de Cataluña se encuentra entre el 8% y el 9%, en Alemania, por ejemplo, existe un límite del 4% de este déficit y, aún así, algunos de los territorios que aportan más están empezando a exigir revisar este límite a la baja.

    Creo que cuando la solidaridad es desmesurada y impuesta deja de ser solidaridad.

    Un saludo.

    • Ismael De La Cruz 17 septiembre 2013 a las 11:50 at 11:50 #

      Totalmente de acuerdo en que hay que revisar el tema de la financiación, el problema es lidiar después con el resto de CC.AA que también exigirán sendas revisiones.

      La cuestión es cómo lograr un acuerdo que satisfaga a todos. Este era un tema que si ya de por sí no gustaba en absoluto a nadie, ahora con la crisis económica se torna más intenso y decisivo.

      Cataluña solo aceptaría un modelo muy mejorado, llegados a esta altura de la película, ya no van a dar marcha atrás como es lógico y me temo que el Gobierno de España tiene una patata muy caliente entre sus manos que no sabe gestionar, esperando que el tiempo transcurra, pero que en esta ocasión no servirá de nada.

      Saludos

      • Ismael De La Cruz 25 septiembre 2013 a las 16:55 at 16:55 #

        La Comisión Europea ha comentado el viernes que si Cataluña se independiza y sale de la UE podría usar el euro como moneda pero no participaría en las instituciones (como el Eurogrupo, el Banco Central Europeo y el fondo de rescate) y que por tanto no tendría ningún poder de decisión, tal y como ocurre en la actualidad con Mónaco, Vaticano, San Marino, Andorra, Kosovo y Montenegro.

Puede comentar el artículo si lo desea