Ismael De La Cruz

Nuevas medidas para favorecer el alquiler vivienda

NOVEDADES EN EL CONTRATO ARRENDAMIENTO VIVIENDA

El Gobierno sabe que una alternativa a la escasez de ayudas para poder acceder a la compra de una vivienda (cierre del crédito por parte de las entidades bancarias, tasa de desempleo elevada, desaparición desgravación por compra de vivienda), impulsar el arrendamiento adquiere un papel importante y decisivo.

Pero para ello, había que resolver previamente la cuestión de la inseguridad jurídica que gozan los arrendadores ante la falta de pago por parte del inquilino moroso.

Es por ello que se han abordado una serie de temas en aras de transmitir una mayor confianza al arrendador, de cara a que el enorme stock de viviendas vacías puedan ser puestas en el mercado lo antes posible.

Veamos algunas de ellas:

El arrendatario cuyo contrato de alquiler esté inscrito en el Registro de la Propiedad, si debe un mes dispondrá de 10 días para ponerse al día y pagar lo que debe (comienza a computar cuando el arrendador inicie el proceso de desahucio).

Solamente el arrendatario podrá evitarlo si es capaz de alegar ante el juez causas de peso que puedan explicar el retraso o demora en su obligación de pago (una enfermedad, casos familiares fuera de lo normal, etc).

En caso contrario y ante la falta de alegaciones justificables, se iniciará el proceso de desahucio para que el arrendatario abandone cuanto antes el domicilio arrendado.

¿En qué cambia todo esto la situación actual? Pues en un tema crucial, ya que hasta ahora el arrendatario utilizaba el truco de pagar lo que debía justo antes de ser desahuciado, con lo que se anulaba la expulsión del domicilio.

Otras novedades son la reducción de los años de duración de la prórroga obligatoria (pasando de 5 a 3 años) y de la prórroga tácita automática (pasa de 3 a 1 año). El arrendatario también podrá desestimar el contrato de arrendamiento tras pasar 7 meses.

El arrendador podrá volver a disponer de su vivienda para convertirla en permanente y fija (para él o sus familiares en primer grado, adopción, cónyuge separado o divorciado con sentencia firme) una vez haya pasado un año y avisándolo al arrendatario 2 meses antes.

Tags: ,

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea