Ismael De La Cruz

¿Qué pasaría si Berlusconi gana las elecciones en febrero?

 

¿QUÉ PASARÍA SI BERLUSCONI GANA LAS ELECCIONES EN FEBRERO?

El crédito al consumo bajó en el 2012 más de un 10%, acumulando una bajada del 50% desde el 2007. El motivo es evidente: la crisis económica, el temor a quedarse sin empleo, está llevando a las familias a realizar menores compras a crédito.

El fantasma del rescate de España sigue alejado, aunque no exento de riesgo de que vuelva a aparecer. Por el momento, las subastas del Tesoro son aceptables y la prima de riesgo y el rendimiento del bono a 10 años permanecen en niveles “moderados”.

No hace falta irse muy lejos para recordar que hace menos de un año, el Bundesbank aconsejaba a España que solicitase formalmente ser rescatada. Este mes han cambiado de idea, dicen que es poco probable que ésto suceda, aunque aún queda mucho camino por recorrer.

La economía mundial presenta ligeros signos de mejora. Interesante el dato de China sobre su balanza comercial. Las exportaciones crecieron un 25% interanual en enero y las importaciones un 28,8%. Esto refleja que empieza a recuperarse tras una fase de ralentización. 

En Alemania el PMI subió de 52 a 55,7 puntos, mostrando que la economía germana sale de la contracción económica y que va a otra velocidad respecto a los países periféricos de la zona euro. Además, el índice de confianza de los consumidores sube ligeramente, mostrando aún optimismo entre los ciudadanos por una aceleración de su economía.

De momento, la política monetaria de la UE es más estricta o restrictiva respecto al resto de economías.

Ojeando el Financial Times, hay un artículo cuanto menos interesante acerca de Berlusconi y las elecciones italianas a final del presente mes de febrero. Comentan que si ganase este señor los comicios, sería perjudicial para la economía del país, ya que en vez de centrarse en sacar adelante el país se concentraría en resolver sus problemas con la Justicia (ya hay varios antecedentes de ello). Además, comenta este medio que se reducirían las compras de deuda italiana, perjudicando a la sostenibilidad fiscal del país.

En una palabra, que nadie se fiaría del nuevo Gobierno.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags: , ,

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea