Ismael De La Cruz

¿Por qué los mercados no reaccionaron con las medidas del BCE?

BCE

 

¿Cómo afectarán las medidas del BCE a los ciudadanos? ¿Y a las Bolsas europeas? ¿Y al euro? ¿Por qué los mercados no reaccionaron realmente como debiera ser? Preguntas que necesitan respuestas ya.

A modo de resumen, las medidas anunciadas por el Banco Central son las siguientes:

  • La tasa de interés de la facilidad marginal de crédito se reduce en 5 puntos básicos, hasta el 0,25%, con efecto 16 de marzo de 2016.
  • Reduce los tipos de referencia al 0% a partir de la operación que se liquidará el 16 de marzo de 2016.
  • El tipo de interés de la facilidad de depósito se reducirá en 10 puntos básicos, hasta el -0.40%, con efecto 16 de marzo de 2016.
  • Las compras mensuales bajo el paraguas del programa de compra de activos se ampliarán en 20.000 millones de euros hasta los 80.000 millones a partir del mes de abril.
  • Se comprarán bonos corporativos.
  • Habrá varios LTRO, cada uno con una duración de cuatro años, a partir de junio y los préstamos de estas operaciones pueden ser tan bajos como el tipo de interés de la facilidad de depósito.

El hecho de recortar el tipo de financiación al 0% no se esperaba, o al menos no era algo que todo el mundo diese por sentado. La rebaja del tipo de depósito al -0,40% sí era lo previsto. La serie de cuatro operaciones de refinanciación a largo plazo cada una de ellas con un vencimiento de cuatro años, está bien. También acertado ampliar el programa de compra a deudas corporativas de compañías no financieras, que serán consideradas por la entidad con el grado de inversión. En este punto decir que trata de garantizar la transmisión de la política monetaria acomodaticia a la economía real con la compra de bonos corporativos.

Pero la clave para los inversores ha estado en la expansión de la compra de activos a 80.000 millones de euros mensuales, algo previsto, aunque no tal cuantía, dado que lo esperado rondaba los 10.000-15.000 millones de euros, aumento que comenzará a realizarse en el próximo mes de abril. Un programa QE que durará hasta final de marzo del 2017 o más en el caso de que fuese necesario (realmente la idea es hasta que el BCE observe una recuperación sostenida y fiable de la inflación).

Los mercados de crédito han reaccionado bien sabedores de que el Banco Central Europeo comenzará la compra de bonos corporativos en junio. El diferencial de los CDS europeos de grado de inversión ha caído casi un 20% en los últimos dos días.

La batería de medidas anunciadas por el BCE tienen como claro objetivo revitalizar el crédito para reanimar la economía de la región y reactivar la inflación. En la teoría está todo muy bien, pero me temo que la práctica será bien diferente.

Una pregunta que se están haciendo los inversores es la siguiente: si el BCE ha ampliado el programa QE y además en una cuantía bastante mayor de lo esperado, ¿cómo es que las Bolsas europeas, tras subir ayer cayeron y el euro no se ha hundido?

Bien, voy a tratar de exponerles ésta cuestión. La primera premisa es totalmente cierta, con la intensidad de la ampliación del programa QE en teoría las Bolsas del Viejo Continente tenían que volar al alza sin titubeos y el euro hundirse. Pero en mi opinión, es que hay una segunda lectura de todo lo que sucedió ayer con el BCE.

Es cierto que los inversores eran conscientes de que en la eurozona no se termina de crear inflación y que la economía no remonta el vuelo como se esperaba. Pero el hecho de que Mario Draghi lo volviese a confirmar y de una manera muy tajante (si no llegamos a actuar entramos en deflación, el riesgo de deflación es real y no ha desaparecido aún, la economía crecerá menos de lo que habíamos previsto en su momento, nosotros sólos no podemos resolver el tema, si los países no acometen reformas estructurales y fiscales poco más habrá ya que hacer) ha abierto realmente los ojos acerca del escenario y la realidad en el que nos encontramos.

Si a ello le añadimos que el hecho de que Draghi vaciase todo el cargador quedándose casi sin munición fuerte, es un síntoma de que si no se ponía ya toda la carne en el asador ésto se iba al garete.

Y por si fuese poco, saber que el BCE ya no tiene mucho más margen de actuación o de maniobra y que ahora son los países miembros los que tienen que tomar cartas en el asunto, no alivia precisamente, entre otras razones porque Draghi lleva advirtiéndolo desde hace muchos meses y nada de nada, como si fuesen sordos, no han movido ni un dedo y sinceramente, no se espera mucho de ellos.

Sí, es cierto que en el fondo el BCE algo todavía podría hacer en caso de ser necesario (como por ejemplo comprar acciones de grandes compañías, una extensión del programa QE que se prolongue más allá de marzo del 2017), pero los efectos serían limitados. Ahora era y es el momento.

Por tanto, que el máximo organismo europeo te exponga de manera muy clarita cómo está la situación y que haya lanzado todo lo que tiene implica, aunque no se quiera reconocer, que la situación es más peligrosa de lo que muchos advierten o quieran entender, y el tener que depender ahora de las reformas que los países deben de llevar a cabo es cuanto menos inquietante.

Es por ello que ésta segunda lectura hizo que la euforia fuese contenida, que los mercados no se desmadraran.

¿Cómo afectan las medidas del BCE a los ciudadanos?

Una consecuencia va a ser que a los bancos les saldrá más caro y menos rentable los depósitos de los clientes, ya que ellos sacan tajada de la diferencia entre lo que se paga de interés y lo que se cobra por la reserva. Así las cosas, los ciudadanos verán cómo se incrementan las comisiones de mantenimiento de las cuentas corrientes y la de los depósitos.

¿Y cómo reaccionarán los mercados?

Vivimos un escenario en el que hay muchos cabos pendientes. Las medidas anunciadas por el BCE se encuadran en un contexto donde está la crisis económica de China, la caída del petróleo y las materias primas, la incertidumbre de si la Fed sube o retrasa la subida de tipos de interés, la incertidumbre política en España, etc, etc.

En mi opinión, la batería del BCE hará que se despierte un poco más el apetito por el riesgo entre los inversores, lo que debiera de traducirse poco a poco en subidas en las Bolsas europeas, eso sí, no exentas de momentos de volatilidad.

En cuanto al euro frente al dólar americano, la Fed pesa y mucho, de manera que el hecho de que muchos esperan que Janet Yellen retrase la subida de tipos hace que el billete verde se debilite, con lo que eur/usd sube. Es aquí donde nos encontraríamos con una ambivalencia, un factor positivo y otro negativo en eur/usd.

Suscríbase (es gratis, pinche aquí para más información) y tendrá acceso a los artículos y análisis exclusivos para los suscriptores que se publican todos los días en la parte privada del blog.

En Informes (pinche aquí para más información) encontrará cada semana un análisis completo macroeconómico y técnico, escenario para el corto, medio y largo plazo, sin olvidar la perspectiva de lo que harán los diversos mercados y por qué.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags: , , , , , ,

11 Respuestas to “¿Por qué los mercados no reaccionaron con las medidas del BCE?”

  1. Luis María Bistosini 11 Marzo 2016 a las 17:53 at 17:53 #

    Que tal si el BCE empieza a regalar dinero, si esto no funciona. Muy buen comentario y claro como siempre, lo comparto.

  2. Jorge perdomo 12 Marzo 2016 a las 12:50 at 12:50 #

    Gracias Ismael , muy buen artículo como sienpre.

    Una pregunta Ismael, con todo esto dinde se deben poner los ahorros de toda la vida ?, si hay que diversificar dinde se deberia poner con este futuro tan oscuro ?

    Todo al oro?, y disculpa el atrevimiento, donde tienes tu dinero invertido ?

    Saludos y atento a tu amable respuesta

    • Ismael De La Cruz 12 Marzo 2016 a las 13:01 at 13:01 #

      Hola Jorge

      todo depende y mucho de la edad y del perfil del inversor.

      La regla de oro es aprovechar la renta variable al menos hasta que resten unos 10 años para retirar el dinero, pasando en ese momento a proteger el capital.

      Un porcentaje siempre ha de estar en renta variable (dependiendo del perfil del inversor, será mayor o menor). Otro ha de estar más conservador y finalmente otro asegurado.

      Lo ideal de cara al largo plazo es utilizar fondos de inversión, uno de renta variable, otro mixto o de renta fija y finalmente un garantizado.

      Una opción magnífica es utilizar un unit linked, que es perfecto si el inversor está al día y sabe dónde tener el dinero en cada momento, en caso contrario es imprescindible contar con un asesoramiento profesional.

      Yo soy de tener unit linked.

      Saludos

      • Jorge perdomo 12 Marzo 2016 a las 17:12 at 17:12 #

        Muchas gracias Ismael. Muy claro y de demasiada ayuda.

        El que tu llamas “asegurado” es cual ? ; fue lo unico que no entendi de tu respuesta.

        Si puedes responder, como siempre gracias

        • Ismael De La Cruz 13 Marzo 2016 a las 10:55 at 10:55 #

          Un fondo monetario por ejemplo

          Saludos

          • Jorge Perdomo 13 Marzo 2016 a las 23:46 at 23:46 #

            Gracias 👍🏻

          • Ismael De La Cruz 14 Marzo 2016 a las 8:35 at 8:35 #

            Un placer

  3. Duk2 14 Marzo 2016 a las 9:58 at 9:58 #

    Hola Ismael,
    Hay algo que no entiendo. De acuerdo a lo que mencionas en tu artículo: En el hipotético caso que el BCE llegara a comprar acciones de grandes empresas ¿Cuál sería el objetivo? Entiendo que el objetivo actual del BCE es evitar deflación en la econonía real y no veo de qué manera comprar acciones puede ayudar a este objetivo.
    Un saludo,

    • Ismael De La Cruz 15 Marzo 2016 a las 11:58 at 11:58 #

      Buenos días

      Digamos que ayudaría a mejorar la confianza de los consumidores, Habría una mayor estabilidad financiera, permitiría a las entidades fortalecer sus balances, incentivaría a dejar de emitir deuda para recomprar acciones, los hedge funds entrarían en Europa aprovechando el flujo de entrada de capital del BCE.

      ¿Podría hacerlo el BCE? Sí, los estatutos del BCE (art 18.1 y 18.2) dicen que la institución está autorizada a operar en los mercados financieros comprando y vendiendo instrumentos cotizados en euros y otras divisas así como metales preciosos.

      Esta es una medida que ya puso en marcha el Banco de Japón y que aupó con fuerza a su Bolsa. Si sigue el ejemplo de Japón podría hacerlo mediante ETF (fondos cotizados), ya que ofrecen la misma ponderación que el índice, pudiendo comprar todos los activos de forma proporcional y abaratando costes.

      Saludos

Trackbacks/Pingbacks

  1. Patrón Tweezer Bottoms, Draghi y el BCE. | Cómo NO FRACASAR en FOREX - 12 Marzo 2016 a las 20:34

    […] http://www.ismaeldelacruz.es/por-que-los-mercados-no-reaccionaron-con-las-medidas-del-bce/ […]

Puede comentar el artículo si lo desea