Ismael De La Cruz

Para financiar el gasto público ¿es mejor emitir deuda o subir los impuestos?

impuestos

¿Subir impuestos o emitir deuda?

 

Un dilema que siempre ha sido motivo de debate y controversia es la manera idónea de financiar los gastos públicos, si ha de hacerse mediante una subida de los impuestos o bien mediante una emisión de deuda.

Un gobierno puede optar para financiar su gasto mediante los impuestos que cobra a sus ciudadanos o mediante la emisión de deuda pública. Lo que sucede es que si elige la emisión de deuda pública, es una realidad que tendrá que pagar dicha deuda mediante el incremento de la presión fiscal, un incremento de los impuestos más adelante que implicaría tener que subirlos por encima del nivel en el que se encontrarían en el futuro si  el gobierno hubiese optado en su momento por la primera opción. Este es el motivo principal del debate, elegir entre pagar impuestos hoy o pagar impuestos mañana.

Imaginen que un gobierno decide financiar un gasto adicional a través del déficit, es decir, cobrando impuestos mañana. Aunque bien es cierto que sus ciudadanos tendrían más dinero hoy, serían plenamente conscientes de que tendrían que pagar más impuestos en el futuro, de manera que tenderían a ahorrar el dinero necesario para poder hacer frente el día de mañana a dichos impuestos. Por tanto, la idea que se podría extraer es que ese incremento del ahorro por parte de los ciudadanos compensaría el gasto adicional del gobierno, permaneciendo la demanda agregada tal cual.

Primera conclusión que hay que extraer: la teoría de la equivalencia ricardiana se basaría en que los intentos de un  gobierno para influir sobre la demanda agregada mediante la política fiscal es un grave error que terminaría en fracaso.

Pero no nos engañemos, los ciudadanos no se complican la vida y no son, precisamente, ingenuos. Independientemente de la opción que escoja el gobierno, gastarán lo mismo. Así pues, segunda conclusión a considerar: los ciudadanos gastarán lo mismo tanto si el gobierno elige subir impuestos ahora o bien emitir deuda, porque la realidad es que los ciudadanos, de un modo u otro, terminarán pagando el mismo dinero.

Por tanto, si el gasto público lo financia el gobierno mediante la emisión de deuda, el día de mañana subirán los impuestos para poder el gobierno pagar dicha deuda. Así pues, da exactamente igual si un gobierno decide subir los impuestos ahora o el día de mañana, porque la deuda actual son los impuestos de mañana.

Es cierto que habría una tercera forma de financiar los gastos públicos mediante la devaluación de la moneda nacional y la impresión de dinero, principalmente con la idea de reactivar la economía y lograr más ingresos. Esto está muy bien para países como Estados Unidos y Japón, que le han dado a la maquinita de imprimir billetes a base de bien. El problema de los países que forman parte de la Unión Europea es que no depende de ellos la adopción de estas medidas, ya que compete única y exclusivamente al Banco Central Europeo.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags:

13 Respuestas to “Para financiar el gasto público ¿es mejor emitir deuda o subir los impuestos?”

  1. vicente caballero sanchez 8 marzo 2014 a las 13:51 at 13:51 #

    querido ismael, desde mi punto de vista la respuesta es DISMINUIR DRASTICAMENTE EL GASTO PUBLICO. este estado del bienestar sólo y exclusivamente de los politicos no puede continuar. cerrar todas las autonomias con sus televisiones sus embajadas, sus jubilados de lujo, sus coches oficiales, sus escoltas,sus gastos de representación, cerrar el senado, con sus senadores y jubilaciones perpetuas por 4 años de bienestar sin trabajar, devolver el dinero robado en comisiones obras publicas, presupuestos inflados la mitad para ti la otra para mi, etc etc etc. una vez solucionado eso y pasado por leyes justas a toda esa caterva de sinverguenzas… veriamos cómo quedan las arcas y las cuentas, ver lo que se debe, y ver la forma de pagar un deficit de mas del 100% del PIB si contamos el deficit de las empresas publicas, que siempre se saca del deficit. en fin, asi se comenzaría a poner las bases para en mucho tiempo llegar a tener alguna posibilidad.
    por cierto el libro es estupendo. gracias.

    • Ismael De La Cruz 9 marzo 2014 a las 12:14 at 12:14 #

      Muchas gracias por lo del libro, Vicente

      Esa es la clave, no cómo pagar el gasto público, sino cómo reducirlo, empezando, entre otras cosas, por lo que comentas. Pero claro, seamos realistas, buena parte de la clase política (no toda, hay gente honrada y responsable) no renunciará a su buen ritmo de vida.

      Saludos

  2. Lucas Sainz 8 marzo 2014 a las 15:09 at 15:09 #

    Amigo Ismael , De verdad crees que la deuda tanto de España como del resto de paises (EEUU , Francia Italia , etc) se va a poder amortizar?? Creo que la decadencia de las economías occidentales ya ha empezado porque esta bola de deuda tan desmesurada para mantener esta “sociedad de bienestar” no es viable. El Imperio Romano acabó desapareciendo , el siglo de oro Español acabó en la ruina , etc y ahora le toca a la desbocada economía de los países occidentales que gastan mucho mas de lo que producen y de momento siguen aumentando sus deudas creando una burbuja que algún día acabará por reventar por culpa de unos políticos que solo piensan en el presente y van a dejar una herencia que dejará a nuestros hijos o nietos en la ruina. Simplemente es una huida hacia adelante de futuro incierto , porque si los problemas son tan fáciles de resolver a base de “estímulos con dinero del Monopoly” , porque hay tanta gente pasándolo tan mal??

    • Ismael De La Cruz 9 marzo 2014 a las 12:25 at 12:25 #

      Hola Lucas

      El problema es que por un lado se ha querido vivir por encima de las posibilidades reales, y por otro lado, que pocos dirigentes políticos han querido asumir el papel de malo en la película y reducir el gran estado de bienestar y ser denostado por sus ciudadanos. Como ya le respondí a otro lector anteriormente, la idea de muchos gobernantes es: “ya el próximo que llegue que reciba las nuevas deudas y apechugue con ellas”. Se pasan la pelota, el marrón para el siguiente.

      Una cosa es segura y sería bueno que cuanto antes se la vayan metiendo los ciudadanos en la cabeza: jamás todo volverá a ser como antes. Seguirá habiendo estado del bienestar, pero no a esos niveles.

      Saludos

  3. Luis Fernández Florez 8 marzo 2014 a las 17:23 at 17:23 #

    Aún estando de acuerdo en general con los planteamientos de tu artículo, hay un pequeño matiz muy importante que forma parte de la discusión y es el siguiente : si el gasto público está orientado a la inversión y como consecuencia a la creación de riqueza para el país y genera empleo, es posible que el pago de la deuda se pueda hacer a través de la riqueza creada y no sea necesario aumentar los impuestos en el futuro ( esto debería ser la política de los gobiernos) y como consecuencia mejorar el estado de bien social. La otra alternativa es orientar el gasto hacia políticas como aumentar la administración, políticas sociales, que no generan riqueza aumenta la deuda y los impuestos a término
    La verdadera cuestión es en que invertimos el gasto público?

    • Ismael De La Cruz 9 marzo 2014 a las 12:11 at 12:11 #

      En la teoría sería interesante, en la práctica muy complicado.

      Los políticos van endeudando más al país y a las regiones (CC.AA y ayuntamientos) para que sus ciudadanos tengan de todo y estén contentos, y ya el próximo gobernante que reciba las nuevas deudas y apechugue con ellas, se pasan la pelota, el marrón para el siguiente.

      Saludos

  4. Alex 8 marzo 2014 a las 20:37 at 20:37 #

    Otra opción para según que obras y servicios públicos es emitir bonos sobre éstos mismos. Como en su día se hacía en usa con el ferrocarril, autovías etc..

    • Ismael De La Cruz 9 marzo 2014 a las 12:16 at 12:16 #

      Es otra opción, pero siempre más compleja. La clave, más que en ver cómo pagar el gasto público, es centrarse en cómo controlarlos y evitar que se dispare.

      La idea es que más vale prevenir que curar, si se previene no habrá que llegar a extremos de subir la presión fiscal o emitir más deuda, que en definitiva la pagarán nuestros hijos o nietos.

      Saludos

  5. vicente caballero sanchez 9 marzo 2014 a las 13:45 at 13:45 #

    kola a todos, solo queria algunas puntualizaciones sin que nadie se moleste. en primer lugar que esto ya es el estado del bienestar de los politicos ismael, aqui los unicos que quedan viviendo bien son ellos, no trabajan cobran, comen viven a todo lujo, viajan, y no tienen responsabilidad sobre nada. ellos son los causantes de este gasto publico, del negociazo que empezaron el el año 1978. ellos han gestionado el dinero publico y han arruinado el pais, han sacado dinero fuera “por si acaso” tienen que irse, y no solo no lo han reconocido sino que quieren seguir gestionando el dinero publico… es poner a la zorra a cuidar el gallinero. otra cosa es, ¿cómo van a pagar la deuda nuestros hijos nietos biznietos etc? con que trabajo? con que produccion ? con qué industria? si me debieran el dinero a mi realmente estaria muy pero que muy preocupado. porque qúe ganas que expectativas de futuro tienen los jovenes? qué ganas de trabajar, para quien? les hemos acomodado muy bien, y eso que muchos tienen muchas ganas de trabajar, pero no todos, la filosofia cambio hace tiempo, ahora es vive el hoy que el mañana ya nos preocuparemos cuando llegue si llega.
    lo primero es controlar el gasto, y segundo controlar en que se gasta el dinero con absoluta transparencia, para ello hay que controlar al irresponsable politico que esta por encima de la ley, y que tiene hasta derecho de pernada, y que para echarle del negocio tendra que hacerse con violencia, pues el negocio esta muy bien montado, no hay forma de echarlos con sus mismas armas, es imposible, no dejaran que haya un partido nuevo, y si se hiciera matarian al lider seguro, es triste pero es asi, cambiaron el titulo de la cancion, en lugar de el show debe continuar es el negocio debe continuar, lo necesita “la familia”.. la familia politicone.
    un saludo

    • Ismael De La Cruz 9 marzo 2014 a las 15:38 at 15:38 #

      Es evidente que no todos somos iguales. Los equipos de fútbol pueden deber millonadas a Hacienda y no pasa nada, las CC.AA y ayuntamientos lo mismo, los bancos también y son rescatados. En cambio, los ciudadanos no son rescatados, sino que pierden sus casas, sus trabajos.

      Dices que cómo pagarán nuestros nietos las deudas? Fácil, con nueva deuda para a su vez sus propios hijos y nietos.

      ¿Lo mejor? vivir el día a día y no pensar en el mañana.

      Saludos

      • vicente caballero sanchez 9 marzo 2014 a las 17:31 at 17:31 #

        efectivamente, otra gran verdad y otra gran lacra protegida por quien? el negocio? “muchas prisas”? tremendo, y cómo un gobierno es capaz de firmar contratos contigo y luego desdecirse, romperlos y ordenar que tu sigas con el mismo contrato con otras entidades, como bancos etc (energias renovables).
        el problema de los que vienen, hijos nietos etc, haran más deuda, pero quien se va a fiar de ellos? aunque pueden tener a bernanke para que le de a la maquinita y haya billetes para todos sin trabajar nadie…. sera digno de ver….
        un saludo

  6. Alberto 9 marzo 2014 a las 20:34 at 20:34 #

    En mi opinión, la opción de emitir bonos es en cuanto a nuestra situación actual, peligrosa. El peligro reside en que como vendan muchos y haya una mínima expectativa de impago de los mismos, se produciría una reacción en cadena bastante peliaguda: La gente vendería sus bonos, bajaría el precio de los mismos, sube su tipo de interés (menos inversión), dejan de comprarlos, el gobierno no tiene financiación para su déficit, sigue aumentando el déficit público…etc. Y como el BCE no tiene potestad para comprar deuda soberana pues nos comemos los mocos con el marrón.

    En una economía como la de GB no supondría un problema, pues tienen potestad para imprimir libras y siempre te asegurarías de que vas a cobrar el bono (a una libra más barata, obviamente), pero no tienen ésta reacción en cadena que es desde mi punto de vista la gran debilidad del euro.

    Saludetes!

    • Ismael De La Cruz 10 marzo 2014 a las 10:08 at 10:08 #

      Bueno, eso es lo que sucedió con la crisis, nuestra prima de riesgo subió mucho, inversores no se atrevían a asumir tal riesgo, etc, etc. Son ciclos que van sucediéndose.

      De todas formas, yo prefiero subir impuestos ahora y no emitir deuda (que no arregla nada, tan solo aplaza e problema), ya que emitiendo deuda implica tener que subir impuestos más adelante, una subida mayor que si se hubiesen subido desde el inicio.

      Saludos

Puede comentar el artículo si lo desea