Ismael De La Cruz

Nueva Rumasa

Hace días comentamos que no aconsejábamos invertir en Clesa, empresa que Nueva Rumasa ofrece participar en su ampliación de capital, ofreciendo a los inversores interesados adquirir participaciones desde 3.300€.

Nueva Rumasa está en una situación muy complicada ante la falta de liquidez y la decisión de parte de sus acreedores de acudir a los juzgados para poder cobrar. Además, la empresa ha entrado en las listas de morosos, acumulando deudas en prácticamente todas sus compañías.

Incluso podría perder ahora la totalidad de sus acciones en Cacaolat, las marcas Clesa, Cacaolat, La Levantina, Letona y Royne. 

De ahí que esté desesperada por adquirir capital y ofrezca participaciones, pero el riesgo de perder el capital es muy elevado.

Los motivos por los que no se debe de acudir a esta inversión son varios: caen las ventas de la empresa, hay embargo de fincas, hay expediente abierto de regulación de empleo, poca liquidez, poca transparencia, malas expectativas de rentabilidad, la inversión es al margen de la CNMV, no será negociada en ningún mercado secundario, etc.

Así pues, no son pocos los motivos y razones que desaconsejan invertir en esta compañía.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea