Ismael De La Cruz

Nos enfrentamos al mayor desafío de la historia. La biblia llama a este día Armageddon

Armageddon

Armageddon

 

Hoy me dirijo a vosotros, no como presidente de los Estados Unidos, no como líder de la primera potencia mundial, sino como un miembro más de la humanidad. Nos enfrentamos al más grave de los desafíos de la historia. La biblia llama a este día Armageddon, el fin de todas las cosas.

Sin embargo, por primera vez en la historia de este planeta, el hombre posee la tecnología necesaria para evitar su propia extinción. Debéis de saber que se han puesto en marcha todos los medios humanamente posibles para evitar esta catástrofe.

El hambre de superación, esfuerzo, dedicación, cada peldaño de la escalera de la ciencia, cada estrategia monetaria aplicada, la combinación de todo el saber recibido a lo largo de los tiempos, incluso las guerras sufridas, nos han proporcionado las herramientas con que librar esta terrible batalla.

A pesar de todo el caos de nuestra historia, a pesar de los fracasos y las discordias, a pesar del dolor y el sufrimiento por la crisis económica que nos invade, a lo largo de la humanidad ha habido algo que ha alentado nuestro espíritu y elevado nuestra especie por encima de su origen: el coraje del hombre.

Ha llegado el día en que los sueños de todo el Planeta  dependerán más que nunca de los valerosos Bancos Centrales. Ha llegado el momento que todos los ciudadanos del mundo vivamos el éxito de esta misión. Dios os proteja. Buena suerte.

Bien podría haber sido este el discurso del Presidente de los Estados Unidos ante el comienzo de la crisis económica mundial. Es el discurso que pronuncia en la película Armageddon, les dejo el enlace por si quieren verlo http://www.youtube.com/watch?v=sCz3Qy5BWmE

La economía nunca volverá a ser igual, los cimientos del sistema financiero mundial están siendo derribados para comenzar a construir un nuevo edificio, más sólido y duradero.

Pero el ser humano es endémico, tiende a olvidar y a volver a repetir los mismos errores en secuenciales cíclicas. No se si volveré a ver una crisis semejante, pero mucho me temo que mis hijos sí.

Tags:

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea