Ismael De La Cruz

No perder la perspectiva, que los árboles no le impidan ver el bosque

Escenario tras el susto de BES

Escenario tras el susto de BES

 

Una de las cosas más importantes que tiene que tener todo inversor que se precie es no perder nunca la perspectiva. Ya les comenté en el artículo que escribí en EXPANSIÓN que era fundamental que los árboles más cercanos no nos impidiesen ver el fondo del paisaje, porque una cosa es que los mercados caigan (aunque sea con fuerza) uno, dos, tres días, y otra diferente es que el escenario principal, el escenario de medio plazo, se vea también alterado.

Les indiqué que sí era cierto que los soportes de corto plazo se perdieron, de ahí que asistiéramos a caídas, pero que en el medio plazo no había ningún problema, ni un solo mercado europeo ni norteamericano había perdido su zona clave, de manera la tendencia principal se mantenía alcista.

Esta máxima de la perspectiva es la que permite mantener la calma en momentos de zozobra e incertidumbre y no hacer nada de lo que posteriormente podamos arrepentirnos.

Las acciones de Banco Espirito Santo (BES) volaron el miércoles  después de que el Banco Central de Portugal dijera que los accionistas de BES estarían dispuestos a inyectar más capital y que la entidad bancaria presenta un colchón de capital suficiente para afrontar los riesgos.

Fíjense cómo transcurridos unos días las aguas han retomado su sendero previo, las subidas han regresado y el futuro S&P500 (el mercado más importante) estuvo a punto ayer de marcar nuevos máximos históricos.

– Futuro S&P500: la tendencia se mantiene alcista ya que no ha perdido niveles claves. En el corto plazo, presenta una zona delimitadora, de manera que por encima de los 1920 puntos significa fortaleza, perdiendo esta referencia la debilidad podría aparecer y con ella el riesgo de recortes.

En Europa las compras de bonos por parte del Banco Central Europeo en lo que sería un QE a la europea siguen siendo motivo de debate. Es cierto que en teoría provocaría y crearía inflación a la vez que estimularía la demanda de créditos, pero Alemania sigue sin tener tan claro las ventajas de una relajación cuantitativa en el Viejo Continente. De momento, el BCE quiere esperar y evaluar los efectos de las medidas que anunció el pasado 5 de junio antes de aplicar más medidas de relajación.

– Futuro Dax: la estructura técnica principal es alcista y solamente perdiendo los 8940 puntos podría empezar a ponerse en tela de juicio, de manera que aunque haya caídas, siempre y cuando siga por encima de este nivel de precios, la tendencia principal alcista seguirá vigente sin fisuras. Para el corto plazo, la clave se encuentra en los 9675 puntos, de manera que mientras no la pierda la fortaleza alcista seguirá sin debilidad.

– Futuro Eurostoxx: la clave sigue estando en la zona de los 2914-2936 puntos, de manera que por encima de esta referencia la tendencia principal y de fondo será alcista, perdiéndola podría haber un giro del escenario. Así pues, aunque hubiese caídas, por encima de esta referencia es alcista.

Precisamente pasaría por esta zona la opción de largos en 2914-2938 puntos para ver si permite aprovechar un rebote al alza. Es un nivel de soporte, la última referencia de referencias crecientes, de manera que conviene estar atentos. La resistencia se encuentra situada en 3321 y en 3460.

En la parte privada del blog se van analizando y actualizando cada día estos mercados, tanto para intradía como para swing (no intradía).

Foto cortesía de Free Photo Bank

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea