Ismael De La Cruz

Los mercados europeos ante los diferentes puntos de vista del BCE y Alemania

Europa y las diferencias entre BCE y Alemania

Europa y las diferencias entre BCE y Alemania

 

Lejos de cerrarse el debate acerca de si la actuación del Banco Central Europeo es la correcta o no, siguen apareciendo desde Estados Unidos y desde el Viejo Continente opiniones para todos los gustos. En mi opinión, se corre un riesgo con el hecho de garantizarse la compra de bonos de países que tengan una fuerte deuda, no en vano por poder se puede comprar incluso bonos que estén rozando el rating de basura. Y este riesgo es porque no se incentiva y fomenta políticas de reforma por parte de los países miembro de la Unión Europea.

Fíjense que por ejemplo países como Francia e Italia han reconocido que no serán capaces de alcanzar el objetivo de reducción de déficit al que se comprometieron, ya que la evolución de sus economías no ha ayudado precisamente. Pero no pasa nada, para eso está el BCE, para acudir en la ayuda adquiriendo activos de riesgo cuya legalidad está puesta en entredicho, sobre todo por Alemania.

Aquí se abre un escenario cuanto menos interesante, ya que el Gobierno de Alemania tiene la posibilidad de ponerse en contra del BCE, pero como bien han recordado varios medios de comunicación en nuestro país, cualquier ciudadano alemán tiene también la posibilidad y el derecho de presentarse ante el Tribunal Constitucional para que éste actúe. No sería la primera vez que algo así sucede, con el tema del programa OMT mediante el cual el BCE podía comprar la deuda de los países antes de pedir formalmente ser rescatados, muchos alemanes se unieron para pedir al Tribunal que tomase cartas en el asunto.

La cuestión es que el BCE seguramente actúe en el 2015 intensificando el programa de compra de activos, no sólo comprando valores respaldados por activos sino también adquiriendo deuda pública, entre otras razones porque por el momento la economía de la zona euro no termina de levantar el vuelo y el IPC se mantiene bastante alejado del objetivo en torno al 2%. Los PMI reflejan un nuevo parón en el crecimiento y en los nuevos pedidos. Francia e Italia empeorando, es la falta de demanda interna la que está, junto con la escasez de crédito, golpeando a la mayoría de las economías de la eurozona.

Pero es que incluso a la todopoderosa Alemania le está costando seguir al alza. Los nuevos pedidos de la industria germana sufrieron en  agosto un retroceso del 5,7% respecto al mes anterior, lo que implica la mayor caída mensual desde el año 2009. El PIB se contrajo en el segundo trimestre y los datos del índice PMI manufacturero indican un empeoramiento de la actividad industrial  al caer a 49,9 puntos tras estar 14 meses consecutivos por encima de 50 puntos, barrera que separa la expansión de la contracción de la actividad económica.

Mientras, los mercados bursátiles europeos sin grandes novedades. Mantienen las caídas pero siguen por encima de las zonas clave (8940 el futuro Dax y 2914-2936 el futuro Eurostoxx). Comenté en mi último artículo en Expansión que la omisión de una noticia esperada y descontada por los mercados siempre termina en decepción y en caídas bursátiles, que muchos inversores esperaban que Mario Draghi anunciase un programa de compra de bonos soberanos, sobre todo tras conocerse el dato del sector manufacturero de Alemania.

En la parte privada del blog se van analizando y actualizando cada día estos mercados, tanto para intradía como para swing (no intradía).

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags: , ,

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea