Ismael De La Cruz

La tutela proteccionista del BCE mantiene la ilusión de los mercados

Los mercados y el mantra del BCE

Los mercados y el mantra del BCE

 

La pasada semana escribí en Twitter lo siguiente: “definición de mantra: recursos que protegen nuestra mente de los pensamiento negativos, la enfoca y sosega. Al concentrarse en la repetición del sonido, todos los demás pensamientos se desvanecen poco a poco hasta que la mente queda clara y tranquila. El Banco Central Europeo lleva usando su mantra propio desde hace meses, repitiendo siempre la misma frase sin decir nada, pero a los mercados les basta y suben siempre que la oyen .El mantra es de sobra conocido, si es necesario adoptaremos medidas no convencionales incluido un programa QE”.

Esto da muestra una vez más, por si a alguien le quedaba la más mínima duda, de que los mercados del Viejo Continente no llevan meses subiendo por razones macroeconómicas, sino porque esperan que papá BCE vuelva a echarles una mano, porque por sí solos no tienen fuerza aún. Y es que el índice de producción de la construcción en la eurozona en tasa interanual descendió al -1,7%. El dato de confianza del inversor  marcó -11,9 frente al -6,9 esperado. La producción industrial subió un ligero 0,6%, por debajo de lo esperado. El PMI manufacturero salió en 50,4 cuando se esperaba 50,9. El hecho de que el PMI caiga a mínimos de varios meses sigue alertando del riesgo de entrar en una espiral peligrosa de contracción económica. Y de la inflación mejor no hablar, muy alejada del objetivo del 2%. Al menos, el empleo se ha estabilizado tras bajar un poco por primera vez en once meses.

Y si echamos un vistazo rápido por países, Italia en recesión. Francia sigue siendo uno de los eslabones débiles, su actividad conjunta cayó por séptimo mes consecutivo. Alemania ha visto decrecer su actividad total a mínimos del verano del 2013 por la falta de nuevos pedidos y se sigue confirmando que crece de manera simbólica no entrando oficialmente en recesión por los pelos, recesión que implicaría que la economía no crece, se desacelera, así como la producción, el producto interno bruto y el consumo, aumentando el desempleo. En líneas generales, el resto de países no están para fiestas tampoco.

Cada día que pasa está más claro que el BCE no tendrá más remedio que comenzar a aplicar un programa QE, entre otras razones porque el panorama de la inflación sigue siendo sombrío y porque las medidas anunciadas el pasado 5 de junio por Mario Draghi, aunque es cierto que hay que darles un margen de tiempo, no terminan de funcionar como debieran. Así las cosas, el BCE no tendrá más remedio que comenzar a adquirir bonos de los países, deuda pública, con lo que un programa de flexibilización cuantitativa  estaría a la vuelta de la esquina, seguramente en la primera mitad del 2015. Este hecho es cada vez más palpado por los inversores, motivo por el cual las Bolsas siguen subiendo con fuerza.

Lo que sí es una realidad es que se necesita algo más que la de por sí aislada política monetaria para que la zona euro retome la senda del crecimiento, y si los países miembros no ponen de su parte con las reformas necesarias, incluso un QE caerá en saco roto de por sí. Esto es lo que plantea desde el principio Alemania para oponerse a un QE a la europea, pero no nos engañemos, resultará en decepción si lo comparamos con el de Estados Unidos. A todo esto añadan que los Gobiernos de Francia e Italia presionan al BCE para que les dé más margen con el déficit.

¿El problema en la eurozona? Pues el principal es la demanda, no hay demanda. Es así de sencillo y de complejo a la vez. Así pues, la eurozona podría ir directa hacia una nueva recesión, ya que tiene un elevado endeudamiento (público y privado) unido a un alto desempleo.

Un QE es cierto que ayudaría un poco a la situación económica, aunque seguramente no sea la panacea, pero a quienes sí que ayudaría sería a los mercados, a las Bolsas. Aunque aún es pronto para hablar de ello, hay algo que en su debido momento habrá que tratar, el descuento. Sí, porque las Bolsas llevan subiendo con fuerza un buen tiempo simplemente porque descuentan el anuncio del QE.

Foto cortesía de Free Photo Bank

4 Respuestas to “La tutela proteccionista del BCE mantiene la ilusión de los mercados”

  1. Manu 25 noviembre 2014 a las 15:58 at 15:58 #

    Hola Ismael… dentro de todo estado de “ilusión” por el QE europeo…, ves al indice, Ibex, llegando a los 11.500 / 12.000 a final de año???, obviamente siempre que haya QE o ya se ha descontado todo??

    • Ismael De La Cruz 25 noviembre 2014 a las 16:05 at 16:05 #

      Pues si te digo la verdad, si no hay un desmentido de alguien del BCE, yo creo que llegará a su resistencia de los 11.195 puntos como primer objetivo.

      Es fuerte, se formó en junio y tras varios intentos en septiembre, no pudo con ella. Mientras no la rompa no pienso más allá de ese nivel, si es capaz entonces hablaremos del nuevo escenario.

      Saludos

  2. Pablo Fernández 26 noviembre 2014 a las 17:48 at 17:48 #

    Hola Ismael, hoy he participado en un webinario y quizás, espero que no de forma errónea, me haya confirmado que no se puede realizar un análisis exclusivamente técnico o exclusivamente fundamental, sino que lo más adecuado, aunque tengamos preferencia por una forma u otra de análisis no se puede perder la perspectiva general y menos relegar a un plano menos importante información que pueda complementar nuestro análisis.

    Después de ver la evolución de la cotización del eur/usd mensual y diaria, la pregunta que se planteo fue si esta tendencia bajista se debía a debilidad del euro, fortaleza del dolar o ambas. La respuesta fue que se debía exclusivamente a la fortaleza del dolar, basándose en el análisis técnico entre otras cosas del $DXY.

    Mi respuesta fue clara, y que se debía tanto a la debilidad del euro con el intento del BCE por devaluarlo con sus continuos mensajes de medidas no convencionales y controlar la deflación, y por otro lado a la fortaleza del dolar, tanto por la retirada del QE3 como por el anuncio de la subida de tipos de interés el próximo 2015.

    Que el eur no consiga llegar a los niveles deseados por el BCE, solo significa que esta ofreciendo más resistencia de la esperada, pero que se encuentre en la cuerda floja no considero que sea una posición de “indiferencia” y que no contribuya a la tendencia bajista del eur/usd.

    Me siento frustrado en este momento, porque bien o soy yo el que no me entero de nada (cosa que dudo) o bien si esta respuesta que me han dado y que se supone que viene de alguien que sabe más que yo y que esta más preparado no me vale. Creo que en este caso, estoy capacitado y motivado cómo para rebatirlo con contundencia y argumentos, pero claro, la prudencia me hace preguntármelo dos veces antes de meter la pata…

    ¿Cual es tu opinión? ¿Ambas o sólo por fortaleza del $?

    • Ismael De La Cruz 27 noviembre 2014 a las 8:29 at 8:29 #

      Hola Pablo

      Indudablemente ambas cuestiones que producen un efecto sinergia. Nadie duda de la fortaleza del dólar, de hecho es la divisa más fuerte ahora sin duda (salida del QE3, próxima subida tipos interés, buena evolución de la economía americana con desempleo cayendo), pero obviar que la debilidad del euro (próximo QE, no se esperan subidas tipos interés, las medidas del 5 de junio, mal el tema macro en Europa) también influye es pasar por alto la otra pata de la mesa.

      Pero bueno, cada uno puede pensar lo que estime oportuno, pero lo ideal es hacerlo siempre dentro de la realidad existencial y no de la realidad virtual personal.

      Saludos

Puede comentar el artículo si lo desea