Ismael De La Cruz

La teoría de la utilidad marginal aplicada a la realidad cotidiana

Teoría de la utilidad marginal

Teoría de la utilidad marginal

 

La teoría de la utilidad marginal se basa en que la utilidad marginal de un bien para cada consumidor decrece cuando cada unidad extra del bien consumido provoca un aumento menor en su utilidad. Por tanto, parte de la premisa de que la satisfacción lograda mediante el consumo de un bien aumenta con el incremento del consumo, pero este aumento de la satisfacción se produce a un ritmo cada vez más débil, de tal manera que se presenta una saturación progresiva, pero jamás total y completa.

Veamos dos cuestiones al respecto y algunos ejemplos:

– Una persona escoge el mejor conjunto de bienes entre los que puede adquirir con su  presupuesto económico limitado. El mejor conjunto de bienes será el que maximice su nivel de bienestar y satisfacción, ya que el consumidor siempre actuará de forma racional y en su propio interés.

– La utilidad marginal de cualquier bien individual decrece cuando aumenta su consumo, ya que la necesidad queda satisfecha por lo que resultará inútil seguir intentando satisfacer algo que ya esta plenamente satisfecho.

Ejemplo 1: si el consumo de una manzana me produce una satisfacción 10, la de dos manzanas una satisfacción 15 y la de tres manzanas una satisfacción 17, resulta que la utilidad marginal de la segunda manzana es 5 (15-10) y el de la tercera manzana es 2 (17-15).

Ejemplo 2: si me gusta comer patatas y solo comiera y cenara patatas todos los días, el primer día encantado y muy contento y satisfecho, al igual que los siguientes días, pero tras dos semanas, aunque me siguen gustando las patatas, ya no me producirá la misma satisfacción.

Ejemplo 3:  una persona muy sedienta que se encuentra agua en el desierto. El primer vaso será muy valorado, al igual que los siguientes, pero cuando lleve ya 8-10 vasos de agua no le producirá placer, es más, seguramente me produzca malestar en el estómago.

Sin embargo, hay situaciones en las que la utilidad y el placer puede ser constante e incluso creciente. Esto puede suceder con el dinero, si cada día me regalan 1.000 euros, es verdad que el primer día será cuando más ilusión y alegría me produzca, pero es que todos los días me va a alegrar, ningún día me voy a cansar de que me regalen dinero. Piensen también en un coleccionista de sellos, cada vez que logre adquirir un sello exclusivo, su alegría no mermará, sino que se mantendrá e incluso irá en aumento.

Tags:

11 Respuestas to “La teoría de la utilidad marginal aplicada a la realidad cotidiana”

  1. José Luis 13 febrero 2014 a las 11:44 at 11:44 #

    Si, pero si sabes seguro que todos los días te dan 1.000€, llega un momento en que es habitual para tí y deja de parecerte algo genial porque te has acostumbrado a ello. Es como cuando a alguien le suben el sueldo (en los tiempos en los que ésto era posible, claro), la alegría inicial se va desvaneciendo poco a poco con el tiempo…Supongo que somos así por naturaleza.

    • Ismael De La Cruz 13 febrero 2014 a las 11:47 at 11:47 #

      Uyy, no se tú, pero si me regalan todos los días 1.000 euros soy más feliz después de 100 días que tras el primer día, porque tendré acumulado ya 100.000 euros y no solo 1000 euros 🙂

      Saludos

  2. José Luis 13 febrero 2014 a las 13:09 at 13:09 #

    Por cierto Ismael, aunque éste no sea el canal más adecuado para comentarlo, compré tu libro por amazon, pero como no llegaba pregunté al vendedor, y éste me respondió de muy malas maneras, tanto es así que cuando se lo recriminé, directamente decidió por su cuenta cancelar mi compra y decirme que me devuelven el dinero. La verdad es que me he quedado atónito: Menuda forma de tratar al cliente, y de vender. Tras leer los comentarios en amazon, veo muy difícil que los de ArtGerust vendan mucho con una política así. En fin, allá cada cual. Lo que quiero preguntarte es si hay otra forma para que pueda comprar tu libro, ya que estoy muy interesado. Gracias.
    Si quieres, contéstame por e-mail.

    • Ismael De La Cruz 13 febrero 2014 a las 13:27 at 13:27 #

      Vaya, lo siento, no sabía nada.

      Mándame un mail y por ahí te lo resuelvo todo.

      Saludos

    • Ismael De La Cruz 13 febrero 2014 a las 13:28 at 13:28 #

      Perdón, no ví tu mail.

      Esta tarde te mando mail

      Saludos

  3. José Luis 13 febrero 2014 a las 13:17 at 13:17 #

    En cuanto al artículo, me refería a la naturaleza humana, a lo rápido que nos acostumbramos a lo bueno…, puesto que está claro que a nadie le amarga un dulce.
    S2

  4. Manuel 13 febrero 2014 a las 21:18 at 21:18 #

    Hola Ismael,

    Ya que he visto un mail del libro, también te digo que también tengo una mala experiencia de compra con la editorial. Lo mío es más subjetivo en términos de lentitud de respuesta. He visto en Amazon los comentarios y veo que es repetitivo su mal servicio. Finalmente parece que me lo han enviado por Correos, espero me llegue.

    • Ismael De La Cruz 14 febrero 2014 a las 9:30 at 9:30 #

      Hola Manuel

      Sí, ya veo que la editorial va a su ritmo, es una pena porque si no cumple los plazos establecidos crea malestar y va en su contra, pero allá ellos.

      Saludos

  5. Marc 14 febrero 2014 a las 22:38 at 22:38 #

    Estaba yo pensando en escribir también preguntando si es normal que haya pasado ua semana desde que compré el libro en la editorial y aun no tenga noticias, pero por lo que veo, sí parece que es normal. ¿Es sólo cuestión de paciencia?

    • Ismael De La Cruz 15 febrero 2014 a las 10:39 at 10:39 #

      Hola Marc

      Eso parece, que se lo toman con calma. Yo soy de mentalidad diferente, no me gusta hacer esperar a la gente, pero bueno, supongo que somos diferentes.

      Saludos

Puede comentar el artículo si lo desea