Ismael De La Cruz

La realidad paralela del yen frente al euro y al dólar norteamericano

Análisis del Yen frente al Euro y al Dólar

Análisis del Yen frente al Euro y al Dólar

 

Analizando las últimas referencias macroeconómicas de Japón y escuchando las declaraciones del Gobernador del Banco nipón, Kuroda, hay ciertas incongruencias que conviene comentar a continuación.

A finales del año 2012 se dio el pistoletazo de salida al programa Abenomics impulsado por Abe al llegar al Gobierno, un programa que se basaba principalmente en una fuerte flexibilización y en el gasto público. Uno de los principales objetivos era salir del oscuro túnel deflacionista que asolaba al país durante catorce años y crear al mismo tiempo inflación con el objetivo en el 2%. Posteriormente, en abril del 2013, el Banco de Japón activó un programa de compra de activos para intentar duplicar la base monetaria de cara al año 2015. La reacción del yen no se hizo esperar y comenzó a depreciarse con fuerza frente al resto de divisas.

La situación en estos momentos es que la divisa nipona se depreció fuertemente frente al euro y al dólar norteamericano y el PIB cae en el segundo trimestre del año un 6,8%. De todas maneras, este dato es mejor que lo esperado por los inversores que era una caída del 7,1%. El problema actual es que el consumo mostró un retroceso del 5 % tras la subida del IVA y las exportaciones se redujeron un 0,4 %. En principio, este escenario abriría la posibilidad de que el Banco de Japón pudiese implementar nuevas medidas de estímulo monetario, así como aplazar la subida de dos puntos porcentuales del IVA que se tiene pensado llevar a cabo en abril del 2015. Es decir, con las nuevas medidas el yen se depreciaría más y veríamos subidas en Eur/Jpy (euro/yen) y en Usd/Jpy (dólar/yen).

Pero no, el Gobernador del Banco Central de Japón, Haruhiko Kuroda, ha comentado recientemente que el yen sigue estando demasiado fuerte frente al billete verde y frente a la divisa comunitaria.

Por tanto, desde Japón no van a hacer nada por el momento en lo referente a depreciar y debilitar su divisa. Es por ello que tras el comentario de Kuroda, Usd/Jpy comenzó a subir como la espuma, en cambio Eur/Jpy subió tímidamente y ha vuelto a perder la fuerza. ¿Por qué esta dicotomía entre estos dos mercados? Sencillo, el dólar está fuerte frente al resto de divisas porque se esperan subidas de tipos de interés por parte de la Reserva Federal en el 2015, y el euro está débil tras las medidas anunciadas por el BCE el pasado 5 de junio y la posibilidad de otras nuevas más adelante.

Eur/Jpy: la tendencia se mantiene bajista y no habrá un nuevo incremento de la debilidad mientras no pierda 136. Mientras no rompa por arriba 140 no empezará a salir de la estructura técnica bajista.

Usd/Jpy: desde que tocó el soporte de 101,10 que les venía comentando hace meses, está rebotando al alza con fuerza. Alcista mientras siga por encima de dicha referencia. Primera resistencia en 105,37.

En la parte privada del blog se van analizando y actualizando cada día estos mercados, tanto para intradía como para swing (no intradía).

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags: , , , , , , , , , ,

8 Respuestas to “La realidad paralela del yen frente al euro y al dólar norteamericano”

  1. Antonio 27 agosto 2014 a las 17:29 at 17:29 #

    Hola que tal.

    No entiendo que sean contradictorias, yo creía que apoyaban otra depreciación, ya
    que el artículo de Kuroda, que leí el lunes decía, el yen sigue estando demasiado fuerte frente al billete verde y frente a la divisa comunitaria con respecto a como estaba
    en 2007 antes de la crisis. Y el precio estaba en 169.

    Y con los datos económicos malos que han tenido, por lo cual haría depreciación
    como tu has dicho, creí que apoyaba otra depreciación lo que no sabía es en que mes podría hacerla. Incluso pensé que con las dos cosas juntas y la depreciación que está
    haciendo el BCE, que la podría hacer el siguiente mes de septiembre.

    Un saludo.

    • Ismael De La Cruz 27 agosto 2014 a las 17:54 at 17:54 #

      Hola Antonio

      La “incongruencia” es que la economía nipona no crece y Kuroda sigue diciendo que confía en que con las medidas adoptadas en su momento se logren los objetivos propuestos y fijados. Cuando algo no funciona hay que reaccionar, ya que la inercia y dejar pasar el tiempo no conduce a ningún lado.

      Y otra “incongruencia” es que si dice Kuroda que el yen está demasiado fuerte aún frente al resto de divisas, el no implementar más medidas monetarias y mantener las actuales no va a depreciar el yen. Respecto al dólar se está depreciando pero porque se esperan subidas de tipos de la FED en 2015, pero mira como con el euro no termina de depreciarse.

      Saludos

  2. Antonio 27 agosto 2014 a las 18:30 at 18:30 #

    Muchas gracias por la respuesta. Enhorabuena por el trabajo que haces.

    Un saudo.

  3. Julián 31 agosto 2014 a las 14:26 at 14:26 #

    Hola ismael

    Muchas gracias por tus artículos, me son de gran ayuda, sobre todo porque tengo una hipoteca multidivisa en yenes.

    Hace meses, leyendo tus análisis, me salí de ella, y menos mal porque como tú bien decías era un buen momento.

    Tan solo darte las gracias

    • Ismael De La Cruz 31 agosto 2014 a las 14:42 at 14:42 #

      Hola Julián.

      Sí empezó a caer el euro frente al yen y de momento no hay visos de cambio de escenario.

      Saludos

  4. Rosa 31 agosto 2014 a las 14:40 at 14:40 #

    Buenos días Sr. De La Cruz

    Ante todo muchas gracias por sus aportaciones en su blog y en Expansión.

    Me gustaría hacerle una pregunta: si el BCE finalmente anuncia un QE el euro se debilitaría?

    Muchas gracias de antemano y siga así, por favor

    • Ismael De La Cruz 31 agosto 2014 a las 14:44 at 14:44 #

      Hola Rosa

      Muchas gracias por sus palabras.

      Es cierto que si el BCE aplica un programa QE sería beneficioso para las Bolsas europeas y negativo para el euro, es decir, podríamos seguir viendo subidas en los índices bursátiles del viejo Continente y ver caídas en el euro frente al resto de divisas.

      Lo que sucede, como ya comenté la pasada semana en EXPANSIÓN, es que los inversores ya no creen que el BCE vaya a anunciar nuevas medidas no convencionales en el corto plazo, seguramente Mario Draghi no actuará todavía y preferirá darle un poquito más de tiempo y de margen para que actúen las medidas anunciadas el pasado 5 de junio, de manera que habrá que esperar aún para ver nuevas medidas de flexibilización.

      El IPC de la Eurozona “se ha situado en zona de peligro” palabras textuales de Draghi, por debajo del 1% durante once meses. Es una realidad que ni los tipos de interés en el 0,1%, ni la el paquete de medidas que lanzó el pasado 5 de junio para luchar contra la deflación están surtiendo los efectos deseados y esperados.

      Los inversores esperan que el BCE reaccione, no demasiado tarde, con un programa de expansión cuantitativa (QE). Pero no olvide una cosa, si bien es cierto que será bueno para los mercados de renta variable europeos, en modo alguno la economía y mucho menos los ciudadanos van a notar el más mínimo efecto positivo.

      Saludos

Puede comentar el artículo si lo desea