Ismael De La Cruz

La preocupación de los bancos con los tipos negativos

tipos interés

 

Cuando hablamos de tipos negativos nos estamos refiriendo a que los Bancos Centrales cobran a las entidades por aparcar el dinero (ya hay casos como Suiza, Japón, Suecia, Dinamarca y la eurozona).

La mecánica es sencilla. Las entidades bancarias mantienen dinero o reservas en los Bancos Centrales y utilizan dicho dinero para sus relaciones con otros bancos, es decir, para pagarse entre ellos. Digamos que el tipo al que los Bancos Centrales remuneran las reservas que se encuentran por encima del mínimo exigido por el Banco Central actúa como un mínimo para los tipos interbancarios a los que los bancos se prestan entre sí.

la cuestión es que guste o no existe demasiado dinero, demasiada reserva en los Bancos Centrales y con los tipos negativos se busca que los bancos comerciales muevan su dinero para que llegue a la economía real (a las familias y a las pequeñas o medianas empresas en forma de créditos).

Pero también tiene un segundo efecto que en ocasiones es el perseguido: depreciar o devaluar la divisa del país en cuestión (como sucedió en Suiza, el Banco Nacional del país helvético implementó tipos negativos de cara a combatir la ola creciente que existía entre los inversores por comprar francos suizos) para intentar abaratar las exportaciones y encarecer las importaciones.

Muchas personas se preguntan entonces por qué los bancos comerciales sencillamente no prestan el dinero de las reservas a las familias y a las empresas. Sencillamente porque no se puede, sería necesario que las empresas y las familias tuviesen una cuenta corriente en el Banco Central, y como imaginarán, no es viable.

¿Y cómo se pueden reducir las reservas de un Banco Central. Principalmente hay tres formas de hacerlo:

  • Recomprando los activos del programa de expansión cuantitativa al Banco Central.
  • Que los bancos comerciales soliciten al Banco Central que les cambie el dinero de las reservas por billetes, de esta manera ese dinero sí puede ser prestado en la economía real.bien para guardarlos en una caja fuerte o porque sean los clientes los que retiren sus depósitos en forma de efectivo.
  • Adquiriendo activos extranjeros.

En realidad todo esto de los tipos negativos no es algo nuevo en la zona euro. Ya en el año 2014 el BCE los introdujo, cobrando un -0,10% anual por el exceso de reservas sobre el mínimo obligatorio y pagaba un 0,05% por las reservas obligatorias. Pero ni fú ni fá, poco efecto tuvo la experiencia en verdad, entre otras razones porque en aquél momento el exceso de reserva era “pequeño”.

El problema es que ahora el exceso de reserva es importante, y los bancos comerciales sí van a notar las medidas del BCE. Tengan en cuenta que con el programa QE, las reservas de las entidades bancarias se incrementan sustancialmente, con lo que tener tipos negativos empieza a suponer un problema para los bancos.

Ya lo advirtió Benoit Coeuré (comité ejecutivo del BCE) cuando indicó que preocupa el hecho de que el impacto de la política monetaria en los bancos se vuelve cada vez más adverso. Y la parte afectada lo tiene claro, llevan tiempo protestando por la política monetaria del BCE que contribuye a su débil rentabilidad.

Suscríbase (es gratis, pinche aquí para más información) y tendrá acceso a los artículos y análisis exclusivos para los suscriptores que se publican todos los días en la parte privada del blog.

En Informes (pinche aquí para más información) encontrará cada semana un análisis completo macroeconómico y técnico, escenario para el corto, medio y largo plazo, sin olvidar la perspectiva de lo que harán los diversos mercados y por qué.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags: , , , ,

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea