Ismael De La Cruz

La paciencia es un fruto que crece en el árbol de la virtud y no en el jardín de todo el mundo

La paciencia no es para todo el mundo

La paciencia no es para todo el mundo

 

La paciencia es una fruto que crece en el árbol de la virtud y no crece en el jardín de todo el mundo. Ya por entonces  Kafka, en su libro “Consideraciones acerca del pecado”, comentaba que todos los errores humanos son fruto de la impaciencia.

Por el momento los inversores siguen aprovechando los retrocesos en los mercados para entrar a mejores precios, sabedores de que la tendencia principal sigue siendo alcista y que los diversos sucesos que están lastrando a las Bolsas son coyunturales.

Circulan informes que hablan de que se espera que las ganancias de las compañías del S&P500 alcancen el 5,2% en el segundo trimestre del año (2,2% fue la subida en el primer trimestre y 5,1% el año anterior). Podríamos ver a buena parte de las compañías superar las previsiones de beneficios por acción (BPA) y las ventas.

De momento, calma, señores. Ya comenté en el artículo que escribí en Expansión que una cosa es que los mercados caigan durante varios días y otra diferente es que el escenario principal, el escenario de medio plazo, se vea también alterado, porque los niveles de medio plazo no han sido perdidos ni en Europa ni en USA, tan solo los de corto plazo.

¿Y cuáles son esos niveles? Los vuelvo a exponer: en los futuros Eurostoxx, futuro S&P500 y futuro Dax son los 2914-2936, 1920 y 8940 puntos respectivamente.

Recordemos en qué frentes están centrados los mercados:

– La empresa matriz Espirito Santo Internacional había retrasado el pago de cupones relacionados con algunos valores de deuda a corto plazo. Este hecho provocó miedo y temores, los mercados se derrumbaron y se suspendió la cotización de sus acciones.

El Banco de Portugal intentó calmar a los mercados, comentó que el Banco Espirito Santo tenía suficiente capital y un colchón suficiente para hacer frente a posibles impagos de deuda y que daban por controlado el riesgo de contagio, que la situación de solvencia era sólida y había quedado reforzada con el reciente aumento de capital. Los mercados respiraron un poco y subieron.

A pesar de que el miércoles subió casi  un 20%, el valor sigue bajista y cerró la semana con caídas del 12,5% (el valor desciende más de un 50% en lo que llevamos de año).

– La preocupación por las sanciones a Rusia anunciadas por Estados Unidos. De hecho, el BEI (Banco Europeo de Inversiones) dice que dichas sanciones ponen en riesgo los préstamos de 600 millones de euros a Rusia este año. Por tanto, el riesgo está en los nuevos préstamos a largo plazo.

Lo que realmente preocupa es el mensaje del primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, diciendo que las sanciones podrían devolver las relaciones entre Rusia y Estados Unidos a niveles de los años 80, y amenazó con medidas recíprocas por parte de su país. Además, insiste en que las sanciones obligarían a Rusia a replantearse su política presupuestaria, dedicando más dinero a defensa y seguridad.

– Las tensiones y enfrentamientos entre Israel y Palestina, aunque este tema es el que menos afecta a los mercados.

Foto cortesía de Free Photo Bank

2 Respuestas to “La paciencia es un fruto que crece en el árbol de la virtud y no en el jardín de todo el mundo”

  1. periplo divisAS 23 julio 2014 a las 19:56 at 19:56 #

    Hola Ismael,
    y esta impaciencia, que no sé si llamarla también ansiedad por obtener resultados, efectivamente es lo que nos hace tropezar una y otra vez, si no en la misma piedra, en alguna parecida, porque si con cierto equilibrio mental ya es complicado, con impaciencia qué vamos a decir, porque unas veces son por las excesivas ganas de estar dentro, cuando quizás ya sea demasiado tarde para entrar y otras las de no salir porque pensamos que va a darse la vuelta la situación, lo que nos lleva a ninguna parte. Así que mejor, creo yo, intentar leer entre líneas, como muy bien comentas, y entender una tendencia de fondo y aguantarla, de igual manera que cuando se va ganando, pues casi que mejor ir pensando en cerrar posiciones, que se gana menos, pues menos, pero no se pierde, y creo que esto último hay que saber llevarlo casi que mejor que las anteriores situaciones, si no mal asunto, sería un tridente de impaciencia, ansiedad y avaricia, un cóctel muy peligroso.

    Saludos

    • Ismael De La Cruz 24 julio 2014 a las 9:47 at 9:47 #

      Así es, aunque es fácil decirlo y complicado hacerlo.

      De todas formas, es importante diferenciar intradía de swing (no intradía), ya que en el segundo caso es más “fácil” hacerlo, las tendencias principales son más claras de observar y el “ruido” del mercado se refleja menos en un gráfico diario.

      Saludos

Puede comentar el artículo si lo desea