Ismael De La Cruz

La nueva forma de invertir en inmuebles mediante crowdfunding y economía colaborativa

crowdfunding

 

El mundo de las inversiones se va renovando y adaptándose a los nuevos tiempos y tecnologías. Un ejemplo es el sistema de financiación crowdfunding que es bastante habitual en países como Estados Unidos o Reino Unido. Con esta denominación se agrupan diversos medios de financiación colectiva de proyectos, lo que nos llevaría a otro concepto en auge, la economía colaborativa.

En realidad se basa en utilizar la tecnología para poner en contacto a inversores (mediante una plataforma en internet que actúa como intermediario) que están interesados en financiar proyectos inmobiliarios y recibir a cambio una rentabilidad por su alquiler o la venta.

La mecánica es sencilla. Los gestores de la plataforma seleccionan y proponen la inversión en una serie de viviendas o locales que son adquiridos por los inversores que deseen participar, mediante la constitución de una sociedad limitada. Acto seguido, los inmuebles son reformados para ser puestos en alquiler o.

El propósito es que los inversores obtengan la parte proporcional de las rentas que le corresponda en forma de dividendos así como la plusvalía cuando el inmueble se vende.

De todas maneras, la regulación de este tipo de inversión pone trabas y límites. Concretamente la Ley 5/2015 de Financiación Empresarial. Por ejemplo, dictamina que los partícipes se dividirán, según su perfil de solvencia, en acreditados y no acreditados. Los acreditados no tienen límite de inversión, en cambio los no acreditados (que son la mayoría de inversores) tienen un límite de 3.000 euros por proyecto y de 10.000 euros al año por plataforma.

El inversor tiene dos formas o medios de hacer líquida su inversión:

  • Cuando se alcance el objetivo de revalorización. El inmueble se pone a la venta y los inversores recuperan su inversión más las partes proporcionales que les correspondan de la plusvalía una vez descontados los gastos.
  • Cuando se alcance el objetivo de tiempo fijado. Una vez llegada la fecha prefijada en su momento, el inmueble se pone a la venta según el precio de mercado que se fijará mediante una tasación previa. Si sale negativa, se procederá una votación entre los inversores y se decidirá qué hacer, si vender o esperar. De todas maneras, si optan por esperar se prorroga el plazo y se alquilará el inmueble hasta que llegue la nueva fecha de venta.

Es un tipo de inversión interesante, ya que el inversor es el que decide en qué inmueble invertir y la cantidad que destinará a cada inmueble, obteniendo así una “cartera” diversificada de distintas viviendas. Y todo esto se puede hacer a partir de 100 euros.

La contrapartida negativa es que se depende de que el sector inmueble suba, pero es como todo, igual que cualquier inversión (Bolsa, vivienda tradicional, tierras, oro, etc), al final todo depende de si el subyacente sube o no sube.

Les dejo la presentación del curso de técnicas de trading y estrategias operativas que voy a impartir en octubre. Pueden ver toda la información sobre el curso pinchando aquí

Suscríbase al blog (es gratis) y recibirá cada semana un boletín con el escenario de los mercados, además de un aviso por mail con los artículos publicados en el blog.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags: , , ,

2 Respuestas to “La nueva forma de invertir en inmuebles mediante crowdfunding y economía colaborativa”

  1. Oscar 7 septiembre 2016 a las 7:59 at 7:59 #

    Gracias Ismael.
    Muy interesante. ¿Tienes alguna plataforma que podrías recomendar de este tipo tanto nacional como internacional?

    Saludos

Puede comentar el artículo si lo desea