Ismael De La Cruz

La mirada germana de recelo al rescate de Monte dei Paschi di Siena

Monte dei Paschi di Siena, el banco más antiguo del mundo fundado en 1472 como un monte de piedad, ha estado en servicio ininterrumpidamente desde entonces y hoy en día cuenta con 3.000 oficinas, 33.000 empleados y varios millones de clientes. Tanta historia a su espalda, pena que hayamos llegado a ésto, pero el tema avanza sin remisión.

La Comisión Europea aceptó el plan de recapitalización cautelar del banco italiano, el cual recibirá 5.400 millones de euros de ayudas públicas para fortalecer su capital y desprenderse de sus préstamos dudosos, además de llevar a cabo una profunda  reestructuración. Y sí, tanto los accionistas como los tenedores de deuda subordinada ayudarán con el gasto que supone todo ello, concretamente con 4.300 millones de euros.

En principio, Monte dei paschi no asumirá sus activos tóxicos, de manera que se creará una especie de banco malo donde irán los 28.000 millones de euros en préstamos improductivos y desinversiones en empresas.

Así pues, el banco italiano tiene por delante cinco años para solventar todo el proceso en sí, contando con el respaldo oficial de la CE. Eso sí, los denominados “daños colaterales” no se van a poder evitar: desaparecen 5.500 puestos de trabajo, es decir, entre el 21 y el 22% del total, y también se cerrarán 600 sucursales, prácticamente un 30%. El objetivo es fortalecer su patrimonio y garantizar su continuidad operativa, de manera que se espera obtener un beneficio neto superior a los 1.200 millones de euros en el año 2021. Decir que el Estado, propietario del 4,02%, incrementará su participación a partir de julio hasta un 70% de su capital. El cumplimiento de este plan será controlado por un organismo nombrado por la propia entidad.

Claro, como no podía ser de otra manera, Alemania ha salido a la palestra, y es que no les gusta mucho eso de utilizar dinero público beneficiando a unas entidades respecto a otras (por ejemplo Bankia).

Lo que es cierto es que la normativa europea sobre reestructuración y resolución bancaria sí que permiten recapitalizar con dinero público entidades, siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos:

–  Que las entidades sean solventes.

– Únicamente de manera preventiva para poder cubrir todo requerimiento de capital si el escenario se agrava más aún si cabe.

– La entidad sería reestructurada para de este modo tener un cierto potencial de vida a largo plazo.

– Que el Estado sea remunerado por su inversión.

Quien más insiste es el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann. Su mensaje es el siguiente: “el dinero público para un rescate ha de ser el último recurso, porque la normativa comunitaria establece que hay que proteger a los contribuyentes y que son los inversores los que han de asumir el riesgo y la responsabilidad” Sí, no le falta razón, la normativa comunitaria establece que las entidades bancarias deben imponer primero pérdidas a los bonistas y accionistas y sólo después pueden recibir dinero público. De esta manera se pretende impedir que los Gobiernos utilicen el dinero de los contribuyentes para ayudar a los bancos con problemas financieros. Si no se cumple la norma jurídica, la Comisión Europea podría llevar a un país ante el Tribunal Europeo de Justicia y obligarle a devolver la ayuda estatal que hubiera dado al banco.

¿Quiere ser miembro de nuestro Club Premium? Recibiría un regalo de bienvenida y una serie de prestaciones de interés para todo inversor serio que se precie. Deje que le acompañemos en las aguas revueltas de los mercados financieros. En el Club Premium ponemos a su disposición nuestra experiencia y conocimientos. Puede pinchar aquí para ver lo que le ofrecemos y los regalos que puede obtener con las ofertas y packs.

Suscríbase al blog (es gratis) y recibirá cada semana en su correo un newsletter con mi editorial, además de los artículos publicados en el blog en tiempo real.

Tags: ,

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea