Ismael De La Cruz

La eliminación de España está desplomando a Mediaset

Mediaset y la eliminación de España

Mediaset y la eliminación de España

 

Mediaset apostó fuerte por la selección española, adquirió los derechos de retransmisión de los partidos de España en el Mundial de Brasil, pero la eliminación de la roja, sobre todo a la primera de cambio, se le va a atragantar, ya que la audiencia bajará bastante y con ello los ingresos esperados.

Fíjense si es un hecho relevante que los dos partidos jugados por la selección y que ha emitido Telecinco arrasaron en cuanto a la audiencia se refiere. Contra Holanda fue visto por 11 millones de espectadores, contra Chile fue visto por 13,2 millones de espectadores, y de hecho Telecinco fue la cadena de televisión más vista del día.

En efecto, es un varapalo y así están reaccionando los inversores, con ventas de los títulos y caída del precio de las acciones.

Todo apuntaba a que La Roja (sí, España, no Chile, como si ahora la palabra roja fuese exclusividad de ellos, ¿o bien olvidan qué color es nuestra camiseta?) era caballo ganador. Un Mundial, dos Eurocopas, todo seguido, un logro único, marcando tendencia y un nuevo estilo, siendo la admiración del planeta fútbol. Pero nada es seguro en esta vida, salvo la muerte, y así ha sido, la muerte deportiva de un grupo excepcional.

Se podrán buscar todas las causas o razones para justificar el fracaso (cansancio físico, calendario apretado, falta de hambre, una convocatoria no acertada), pero la realidad en ocasiones es tozuda y hay que aceptarla. Sinceramente, prefería caer ahora y ahorrarnos un escarnio público ante Brasil en octavos, donde la humillación podría haber sido si cabe aún mayor.

Es momento de felicitar a Holanda y a Chile que nos dieron todo un baño y fueron muy superiores, y dar las gracias a la selección por lo felices que nos han hecho estos 6 años. Por cierto, esto no ha terminado aún, La Rojita es campeona también, así que hay que aprovechar el futuro que tenemos por delante.

Lo dicho, las acciones de Mediaset caen hoy y el hecho de que pueda perder los 8,60 euros (nivelador en el muy corto plazo) implicaría debilidad y riesgo de caídas.

Me gusta el soporte de 7,30 euros como opción de rebote al alza que se formó en el verano del 2013 y que funcionó a la perfección cuando fue tocado el pasado mes de mayo subiendo de momento a 8,86 euros.

Por arriba, la resistencia de 9,40 euros fue tocada en el mes de enero y rebotó muy bien a la baja hasta 7,28 euros.

Así pues, por precaución y hasta que se digieran las malas cifras de negocio que le va a implicar a Mediaset lo sucedido en el Mundial de Brasil, preferiría no comprar, en todo caso me lo podría plantear en el entorno de 7,30-7,32 euros.

Su Beta es negativa, de manera que el movimiento de las acciones de Mediaset no siguen estrictamente la misma dirección que el de su índice de referencia, el Ibex 35. Su Var es 0,22% con lo que por cada acción se arriesga un 2,49 % diario. Su volatilidad es 24,59%, siendo media y aceptable.

La Beta es un ratio que se utiliza para medir la volatilidad que tienen las acciones de una compañía y también para compararla con el índice de referencia de dichas acciones (en España sería el Ibex 35). Este ratio es un número con decimales e interesa ver si es positivo o negativo y si es superior a 1 o inferior a 1.

* Un Beta positiva indica que el precio de la acción se mueve en la misma dirección que su índice de referencia.

* Un Beta negativo indica que el movimiento de la acción es contrario u opuesto al índice de referencia.

* Un Beta superior a 1 indica que la acción tiene mayor volatilidad que el índice. Ejemplo: si Beta es 1,8 significa que se mueve un 1,8% al alza cuando el índice sube un 1% y baja un 1,8% cuando el índice baja un 1%.

* Un Beta inferior a 1 indica que la acción tiene poca volatilidad y se mueve menos que su índice de referencia.

La regla es la siguiente: en mercados alcistas es preferible invertir en acciones con Beta positivo. En mercados bajistas es preferible invertir en acciones con Beta negativo.

El VAR (valor en el riesgo) es una magnitud que mide el riesgo de mercado de un activo. Establece la máxima pérdida potencial que una cartera o un valor puede tener en función de un nivel de confianza y en un determinado horizonte temporal.

Por ejemplo, si tenemos una cartera de valores y su VAR es de -2.000 con la confianza en el 95 %, significa que en caso de entrar en pérdidas, lo máximo que se puede perder de hoy a mañana con una probabilidad del 95 % son 2.000 euros.

Esta magnitud se puede calcular de 2 maneras:

* Método paramétrico: se basa en varianzas y covarianzas de los rendimientos de los precios de los activos.

* Método simulación: se puede utilizar la simulación histórica o bien la simulación de MonteCarlo.

Tags: , ,

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea