Ismael De La Cruz

¿La crisis de China afectará a las Bolsas europeas y norteamericanas?

Crisis de China y los mercados

Crisis de China y los mercados

 

China ha experimentado una reducción de sus exportaciones en el mes de junio (concretamente las exportaciones bajaron algo más de un 3% respecto a junio del pasado año), principalmente debido a una rebaja de la demanda internacional (sobre todo por parte de Estados Unidos y del Viejo Continente) y a que la divisa del país, el yuan, se encuentra fuerte.

Así pues, primera lectura que hay que extraer es que la economía del gigante asiático se encuentra débil y tratándose de la segunda mayor economía a nivel mundial es un hecho a tener muy en cuenta.

Tengan en cuenta que todo el problema y los rumores que surgieron en torno a los créditos interbancarios terminaron por afectar a la confianza del sector bancario chino.

Además, por si fuera poco, el dato de las importaciones en  junio reflejaba una caída del 0,7%, cuando los mercados esperaban un dato bastante diferente.

La segunda lectura que hay que hacer es que las fábricas y las empresas de China no atraviesan por un buen momento económico.

La actividad manufacturera china se contrajo, alcanzando el peor registro de los últimos nueve meses. Esta desaceleración económica se une al riesgo potencial de burbuja crediticia. Las alertas y temores en China se traducirían en un incremento de las tasas de interés y un cierre del grifo del crédito. De hecho, hace poco, la tasa interbancaria se incrementó a niveles no vistos desde hace dos años.

El Banco Central de China adoptó una postura dura e intransigente en lo referente a la falta de liquidez en el mercado. Recordemos que fue este mes de junio cuando esta entidad disminuyó la liquidez en el mercado de préstamos interbancarios. La finalidad no era otra sino controlar el crédito. Esta fue una de las causas por las cuales los tipos de interés de corto plazo se incrementaron fuertemente. Este hecho llevó al debate acerca de si algunos bancos del país no podrían afrontar sus pagos y obligaciones por falta y escasez de financiación. Ya saben que un incremento de las tasas interbancarias implica un encarecimiento en los costes de financiación de los bancos.

¿Por qué la desaceleración de la economía de China y sobre todo el problema de liquidez bancaria está lastrando al euro frente al dólar? Pues porque si China no remonta el vuelo y la desaceleración se apropia de su economía, la recuperación económica mundial se resentiría y el dólar norteamericano actuaría como activo refugio, produciéndose un flujo de capital, fortaleciéndose el dólar frente al resto de divisas.

¿Qué conclusión debemos de extraer de todo? Pues que en condiciones normales, al igual que el conflicto bélico y político de Egipto está afectando al petróleo, el tema de China debería de estar lastrando a los mercados europeos y norteamericanos de renta variable.

¿Y por qué no es así? Pues porque los inversores saben que cuando la FED finalice el programa QE3 la renta variable caerá, y como ya hay un calendario general en cuanto a fechas, muchos inversores continúan manteniendo sus activos y otros se lanzan a comprar en lo que podría ser una de las últimas oportunidades (en el peor de los casos, claro).

Por tanto, y a modo de resumen, la crisis china está lastrando a todos los mercados que se esperaba, excepto a la renta variable por el motivo que les he explicado.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags:

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea