Ismael De La Cruz

La corona sueca sigue dando alegrías a los inversores

Vamos a ver una divisa que lleva años dando muchas alegrías a los inversores al tener un Banco Central muy clarito cuando habla y que se le entiende todo, ideal para montar interesantes estrategias operativas. Me estoy refiriendo a la corona sueca frente al euro.

Las dos últimas ideas operativas que les expuse fueron las siguientes:

1º El 12 de abril del pasado año, les comenté que con vistas al medio plazo había dos niveles interesantes para comprar en eur/sek, concretamente 9,1468 y el doble pivote de 9,0766-9,0895, ya que seguramente se produciría en un contexto de sobreventa.

Pues bien, el precio llegó a la primera zona de 9,1468 el 20 de abril (seis días después), rebotando al alza casi 300 pipos ese mismo día. La segunda vez que llegó fue al día siguiente y desde ahí ha volado al alza, llegando a subir un total de 4.500 pipos en dos meses.

2º El 6 de julio también del pasado año les indiqué que la tendencia sigue siendo alcista y el objetivo se encuentra en 9,63-9,6360 que es hacia donde debiera de dirigirse poco a poco, entre otras razones porque el aplazamiento de la subida de tasas en Suecia es negativo para la corona y no se apreciaría el menor síntoma de debilidad mientras logre mantenerse por encima de 9,3630.

En efecto, las subidas continuaron y se alcanzó el objetivo de 9,63-9,6360 (más de 2.000 pipos de alzas) y la zona de 9,3630 nunca fue perdida, de manera que no hubo el menor síntoma de debilidad.

¿Y por qué tanto en abril como en julio del pasado ejercicio les expuse sendas ideas operativas al alza (comprar)? Varias razones lo justifican:

– La idea era que Suecia retrasaría la subida de los tipos de interés por el Brexit.

– El Banco de Suecia se mostraba preocupado y preparado para actuar mediante medidas más expansivas si fuera necesario, incluyendo un recorte mayor del tipo de interés de refinanciación, así como interviniendo en el mercado de divisas si se producía una apreciación excesiva de la corona.

– Razones de peso desde el punto de vista técnico (soportes, sobreventa, volumen).

Bien, vamos a actualizar el escenario en este mercado. Es cierto que la economía del país crece más que la mayoría de miembros de la Unión Europea y que el tema del desempleo no es ninguna preocupación, todo lo contrario, rozan el pleno empleo y encima la inflación crece a buen ritmo (2,2% el pasado mes de julio). Todo esto serían argumentos que podrían perfectamente invitar al Riskbank a subir tipos de interés, pero no tiene pinta.

Y es que el Banco de Suecia el pasado 4 de julio decidió mantener los tipos de interés en el -0,50 % (mínimo histórico), nivel que lleva en vigor desde febrero del 2016 y se encargó de dejar medianamente clarito que la probabilidad de cambios en los tipos no la contemplaba, al menos en el corto plazo.

La idea que hay que tener muy clara es la siguiente: el Banco de Suecia quiere”controlar” la inflación y para ello hará lo que sea para que la corona sueca no se fortalezca demasiado frente a la divisa comunitaria, el euro. Y todo ello lo llevará a cabo con un discurso agresivo y muy directo, un discurso en el que no faltará el ingrediente principal que es política monetaria fuertemente expansiva. Es por ello que sería toda una sorpresa que el Riskbank subiese los tipos de interés antes del tercer o cuarto trimestre del 2018.

Técnicamente hablando, en la zona de 9,4120 podríamos tener un rebote al alza si llegase el precio, así como en 9,9608 un rebote a la baja.

¿Quiere saber qué es lo que podemos hacer por usted?. Puede pinchar aquí para verlo.

Suscríbase al blog (es gratis) y recibirá cada semana en su correo un newsletter con mi editorial, además de los artículos publicados en el blog en tiempo real.

Tags: , , , , , , , , , ,

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea