Ismael De La Cruz

Invertir en el deporte como alternativa para toda sociedad que se precie

El deporte español como ejemplo

El deporte español como ejemplo

 

Hoy me gustaría escribir un artículo off topic, es decir, un artículo cuya temática es diferente a la del blog (economía, bolsa, finanzas e inversiones). Básicamente porque de vez en cuando es sano hablar de más cosas y ello supone un poco de aire fresco y renovado, aparte de que es un tema de actualidad y quiero aportar mi granito de arena.

El ser humano suele tener poca memoria, o mejor dicho, una memoria selectiva e injusta a toda luces. Solo se acuerda de lo malo, de lo negativo, y pronto olvida todo lo bueno, porque el subconsciente pasa a interiorizarlo, de tal manera que nos acostumbramos a todo lo positivo como si fuese incluso algo obligado y sin mérito, y claro, cuando se torna el asunto en cuestión, cuando vienen las épocas de vacas flacas, la caída es dura y vienen lamentos y las invocaciones al pasado, la añoranza anhelada.

En España no valoramos las cosas en su justa medida, hoy subimos a los altares a alguien y mañana en cuanto hay un problema lo bajamos con la misma facilidad al infierno. No tenemos término medio y es una lástima, porque la mesura es la esencia de sentido común.

Mi ejemplo favorito es el de los deportes, porque es muy significativo y entenderán perfectamente todo lo que les quiero decir…

Cumpliré 40 años este verano (sí, ya voy a tener un 4 delante, poca gracia me hace, un cuarentón más, pero bueno). Recuerdo que no éramos nadie a nivel deportivo mundial. Nunca habíamos tenido gestas importantes a nivel de deportes colectivos (no ganábamos ni Mundiales, ni Europeos ni Olimpiadas en fútbol, baloncesto, balonmano, etc), y a nivel individual casi nada (algo en tenis con Orantes y Santana, algo en ciclismo con Pedro Delgado y otros pero ya en blanco y negro, ángel Nieto en motos y algún que otro boxeador, nada en el resto de disciplinas deportivas).

Pero desde hace unos 15 años en adelante, todo cambió radicalmente. Hemos pasado a ser toda una potencia mundial deportiva, siendo los auténtico reyes en muchos deportes (hemos ganado todo en tenis, ciclismo, fútbol, baloncesto, balonmano, motos, coches, y hemos ganado cosas importantes en gimnasia, atletismo, natación, boxeo, etc, etc, todo a nivel individual y a nivel colectivo.

¿Saben qué sucede? Pues que nos hemos acostumbrado a ganar en todo y ser los mejores, hemos perdido rápidamente la perspectiva de la realidad, lo que realmente cuesta conseguir las cosas, no valoramos en su justa medida la enorme proeza de nuestro deporte, y claro, a nada que empecemos a cojear un poco, pasamos de la euforia al catastrofismo más absoluto. Mesura, por favor, mesura. Ni antes éramos dioses ni ahora somos villanos.

Tenemos una generación de deportistas única, que por desgracia jamás volveremos a tener o tendrá que pasar mucho pero mucho tiempo. ¿Acaso creen que tenemos para dentro de unos años a otro Nadal, Gasol, Contador, Fernando Alonso, Carlos Sáinz, Mireia Belmonte, etc, etc, etc? Pues no, pero no porque no se esté trabajando bien en las bases con los más jóvenes, sino porque son casos excepcionales, únicos.

La pena es que en vez de aprovechar el momento al más puro estilo carpe diem y disfrutar estos años increíbles, por desgracia pronto llegará la época de las vacas flacas y en vez de asumir la realidad, empezaremos a meternos con los deportistas, que son seres humanos que es imposible que estén siempre al 100%, que la edad va pasando factura en el rendimiento.

Un ejemplo lo hemos tenido con la selección española de fútbol al caer eliminada en el Mundial de Brasil, sí, de manera bochornosa, pero un respeto por favor, que han sido campeones del mundo y doble campeones de Europa todo ello en 4 años. También se llevaron sus palos el pasado año la selección de baloncesto por caer ante Francia y lograr la medalla de bronce en el Europeo, cuando estos últimos años nos han dado el Mundial, Europeos, plata olímpica.

Somos muy dados a enterrar pronto los éxitos, como bien decía el líder socialista Rubalcaba, en España enterramos muy bien a las personas. ¿Recuerdan los palos que se llevó Nadal cuando tras ganar un buen número de Roland Garros cayó ante Soderling? Todo el mundo diciendo que ya estaba acabado, pues resulta que tras eso ha ganado varios Roland Garros más, así como otros Grands slams y Masters 1000. O bien Fernando Alonso, que tras ser el primer y únco español en ganar un Mundial en Fórmula 1 (ha ganado 2), se le pone a caldo porque lleva unos años sin ganar de nuevo.

El deporte a nivel profesional es durísimo. Estados Unidos era una potencia en tenis y lleva muchos años sin serlo, en las pruebas de velocidad de atletismo eran los reyes y desde tiempo es Jamaica quien les arrasa, los franceses llevan muchos pero muchos años sin ver ganar a uno de los suyos en sus dos templos (Tour de Francia y Roland Garros).

Así pues, doy las gracias por haber podido vivir en directo la mejor época de nuestro deporte, que por desgracia no durará tiempo y cuando llegue ese día, miraremos atrás con nostalgia y afecto.

Por último, y no menos importante, decir que invertir en deporte es uno de los grandes valores que diferencia a una sociedad de otra. Invertir en deporte implica transmitir una cultura por el buen funcionando de la salud, de la vida sana y hábitos saludables, significa inculcar valores como el esfuerzo, la disciplina, la constancia, el trabajo duro, el sacrificio, el respeto por los demás.

Foto cortesía de Free Photo Bank

4 Respuestas to “Invertir en el deporte como alternativa para toda sociedad que se precie”

  1. Pablo Fernández 22 junio 2014 a las 1:29 at 1:29 #

    Hola, después de la tormenta llega la calma, y una vez pasada la rabia y la impotencia, al día siguiente se ven las cosas desde otra perspectiva, y en la caso de las selección española de fútbol hay muchos buenos momentos que agradecerles durante los últimos 6 años, indudablemente las 2 eurocopas y el mundial. Que nos quiten lo bailao¡¡ que la estrellita en el escudo ya no nos la quita nadie.
    Saludos¡

    • Ismael De La Cruz 22 junio 2014 a las 11:24 at 11:24 #

      Por desgracia hay personas que siempre serán infelices, que en vez de disfrutar el momento lo que hacen es esperar el fracaso de los demás. Nunca serán felices y lo saben, por eso pretenden arrastrar consigo mismas a los demás vertiendo críticas infundadas a personas que han hecho mucho por este país.

      Saludos

  2. carlos eduo 23 junio 2014 a las 3:39 at 3:39 #

    Ismael, un comentario con altura de miras, sin dejar del lado el pasado y los buenos recuerdos. El deporte en si es una lotería y más aun el futbol ya que es el único deporte en que se permite la especulación, hacer trampas cuando el rival te supera y descansar, la verdad puede pasar cualquier cosa en un partido y no olvide UD, que mas encima te premian por empatar, de Chile he visto como se ha derrotado al seleccionado Español, pero no se preocupe es solo circunstancial; España esta años luz en lo deportivo con relación a nuestro país, me permito recordar una vieja oración que reza lo siguiente “Cuando la nación ha superado la pobreza y el hambre, fluye lo creativo del hombre tanto en las letras, el arte y deporte”
    Nuestro país es bueno para el futbol, ya que lo único que hacemos y es de bajo costo, se puede jugar descalzo y no requiere mayor equipamiento, siempre hemos tenido buenos chicos hábiles con el balón, fracasamos en la alimentación ya que se produce un serio problema nutricional, en los jóvenes, mas estos seleccionados no cargan con este problema ya todos juegan en Europa en grandes ligas en están todos los recursos a su disposición.

    • Ismael De La Cruz 23 junio 2014 a las 10:13 at 10:13 #

      Hola Carlos

      El fútbol sudamericano tiene una ventaja que no tiene el europeo, el ansia de dejarse la piel en el campo corriendo. Es un fútbol donde se presiona mucho al rival y no se le deja espacios ni huecos, es un fútbol de contacto físico, de mucha lucha.

      Si el rival no está físicamente al 100% aunque tenga más nivel no tiene nada que hacer. Eso lo estoy observando en este Mundial con Chile, Colombia, Costa Rica, México, y otros que de momento me han defraudado como Uruguay. Brasil y Argentina son tema aparte, claro.

      Saludos

Puede comentar el artículo si lo desea