Ismael De La Cruz

Informe de Mercado

El actual impulso bajista tuvo su origen el 16 de febrero cuando se puso punto y final a la directriz salvadora que hasta el momento estaba sujetando los retrocesos del S&P500.

La pérdida de esta directriz en los 815 puntos es la iniciadora del actual impulso bajista.

Previamente, el MACD fue el que alertó de los recortes en la zona de los 868 puntos

La mayoría de las manos fuertes mantienen sus cortos abiertos y están realizando el efecto “Fresch” que consiste en ir cerrando pequeñas posiciones de cortos para ir obteniendo plusvalías y al mismo tiempo abrir nuevos cortos en la misma proporción que los ya cerrados y en zonas más altas, de manera que van mejorando sensiblemente el precio de entrada en su cómputo general.

Las 2 posturas que se van a realizar son las siguientes:

A) El “High Flight” se sigue manteniendo en la la zona de los 755-760 puntos. Es una zona y no un punto concreto, algo ideal para las manos fuertes ya que pueden ir tomando posiciones cortas poco a poco en muchos precios para no bajar el precio del S&P y no llamar la atención ante una eventual preparación de recorte fuerte.

Esto significa que la acumulación puede empezar en la zona de los 748 puntos.

Esta postura consiste en que una vez alcancen el final del “High Flight” vendrán importantes recortes.

Estos recortes tendrían un primer lugar de cierre de cortos en 730, pero no se descarta volver a rondar el nivel de los 700 puntos.

B) La pérdida de los 700 puntos sigue siendo un escenario muy delicado. Las manos fuertes quieren jugar al gato y al ratón, es decir, engañar y desesperar a los inversores particulares hasta cogerlos desprevenidos.

Este juego consiste en que todo el mundo sabe que los 700 puntos son muy importantes. Están perdiendolo una y otra vez sin llegar a ser una bajada fuerte y acto seguido lo vuelve a superar y forma un rebote al alza interesante.

El juego se basa en que los particulares dejen de darle tanta importancia a los 700 puntos tras ver siempre que se pierde y se supera como la mantequilla.

De esta forma los particulares pensarán que se está formando un suelo temporal para tener un impulso al alza y cuando empiecen a entrar contratos de largos por parte de los minoristas será el momento en el que las manos fuertes empezarán a abrir cortos para perder los 700 puntos con fuerza y así “pillar” a todos cuanto puedan.

No es fácil saber hasta donde podría llegar esa bajada, ya que al no haber referencias técnicas recientes, se abre un mundo de posibilidades.

Seguramente formen el efecto “elástico”, es decir, seguirán cortos hasta que algunas manos fuertes empiecen a cerrar sus posiciones y contagie al resto.

En principio, mantendríamos de nuevo la zona de los 688-690 puntos y como siguiente nivel la zona de los 670 puntos.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea