Ismael De La Cruz

Ideas a tener en cuenta con ACS

Análisis de ACS

Análisis de ACS

 

ACS registró un beneficio neto el pasado ejercicio superior en un 2,2% al del año ejercicio anterior pese al impacto negativo del tipo de cambio y de los procesos de reestructuración en dos de sus filiales.

La compañía española presenta algunas cuestiones positivas. En primer lugar, ACS tiene como principal arma a favor su diversificación geográfica, ya que más de un 90% de las ventas del negocio de la construcción vienen de fuera de España. Buena prueba de que sigue apostando por su internacionalización es que recientemente ha logrado cerrar contratos en Canadá y en Estados Unidos.

En segundo lugar, es una compañía que también se ve favorecida por la fortaleza del dólar americano y de paso evita verse afectada por la debilidad del euro.

En tercer lugar, decir que esperan terminar el año con una deuda inferior por debajo de 1,4-1,5 veces el ebitda (es decir, el resultado bruto de explotación).

La última vez que les hablé de ACS (en marzo del 2014), les comenté que la tendencia era alcista y que por encima de los 24,95 euros no habría ningún síntoma de debilidad y que se podía estar comprados. Si observan, desde entonces el mínimo fue 25,33 euros, de manera que en ningún momento se activó señal de debilidad y las compras se podían mantener. La subida ha llegado a ser de momento de un 31,50% en 11 meses.

Actualizando el escenario, les comento algunas ideas a tener en cuenta:

– Presenta un soporte fuerte en los 25,94 euros, de manera que la tendencia alcista seguirá siendo interesante mientras el precio se mantenga por encima de esta referencia.

– Incluso dicho soporte de los 25,94 euros podría ser válido para tomar posiciones en el valor de cara al medio plazo.

– La resistencia se encuentra en los 34,20 euros, de manera que necesita romperla para continuar el fulgurante ascenso.

– El objetivo para los próximos meses se encontraría en la franja de los 34,20-34,80 euros.

Su Beta es 0,57, de manera que el movimiento de las acciones de ACS siguen la misma dirección que el de su índice de referencia español, el Ibex 35, aunque con algo menos de volatilidad.

La Beta es un ratio que se utiliza para medir la volatilidad que tienen las acciones de una compañía y también para compararla con el índice de referencia de dichas acciones (en España sería el Ibex 35). Este ratio es un número con decimales e interesa ver si es positivo o negativo y si es superior a 1 o inferior a 1.

* Un Beta positiva indica que el precio de la acción se mueve en la misma dirección que su índice de referencia.

* Un Beta negativo indica que el movimiento de la acción es contrario u opuesto al índice de referencia.

* Un Beta superior a 1 indica que la acción tiene mayor volatilidad que el índice. Ejemplo: si Beta es 1,8 significa que se mueve un 1,8% al alza cuando el índice sube un 1% y baja un 1,8% cuando el índice baja un 1%.

* Un Beta inferior a 1 indica que la acción tiene poca volatilidad y se mueve menos que su índice de referencia.

La regla es la siguiente: en mercados alcistas es preferible invertir en acciones con Beta positivo. En mercados bajistas es preferible invertir en acciones con Beta negativo.

Su Var es 0,57% con lo que por cada acción se arriesga un 1,79 % diario.

El Var es una magnitud que mide el riesgo de mercado de un activo. Establece la máxima pérdida potencial que una cartera o un valor puede tener en función de un nivel de confianza y en un determinado horizonte temporal. Por ejemplo, si tenemos una cartera de valores y su VAR es de -2.000 con la confianza en el 95 %, significa que en caso de entrar en pérdidas, lo máximo que se puede perder de hoy a mañana con una probabilidad del 95 % son 2.000 euros.

La volatilidad (anual registrada a 30 sesiones) es 17,60%, de manera que no es elevada.

Tags:

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea