Ismael De La Cruz

IAG alcanza el primer objetivo de la subida gracias al crudo, se dirige al segundo

IAG y su potencial alcista

IAG y su potencial alcista

 

Es una realidad que IAG, desde el punto de vista financiero, surgió sin demasiada fortaleza, poseía costes elevados y la demanda no era precisamente para tirar cohetes, hecho por el cual se olvidaron de los dividendos. Pero ahora quieren empezar a repartir dividendo en el 2015, entre otras cosas porque desde la compañía creen que lograrán los objetivos financieros marcados y porque esperan que Iberia sea rentable (tras seis años, aparte de que registró una mejor evolución de tráfico que British Airways en noviembre). Además, IAG obtuvo un beneficio neto en los nueve primeros meses del 2014 nueve veces mayor que el del mismo periodo en el 2013.

Por tanto, la idea es que la retribución a los accionistas el año próximo sea el 25% del beneficio subyacente tras impuestos, lo que quiere decir la cuarta parte de las ganancias sin contar con elementos extraordinarios.

En el último análisis realizado de IAG el pasado 4 de noviembre, les comenté que esperaba seguir viendo subidas en el precio de las acciones de la compañía y que el potencial de subidas para los próximos meses alcanzaba los 7,30 euros, aunque en los 6 euros es donde tenía yo fijado el primer objetivo. Pues bien, la subida ha sido meteórica, desde ese día, el 4 de noviembre que abrió en 5,30 euros ha subido con fuerza alcanzando el primer objetivo de los 6 euros y dirigiéndose al segundo de los 7,30 euros.

Es fácil buscar la explicación a este ascenso, la fuerte bajada del precio del petróleo, hecho que implica un balón de oxígeno para las compañías aéreas y compensa en parte las dificultades por las que están atravesando debido a que la crisis económica penalizó los márgenes.

Así pues, el hecho de que Estados Unidos podría ser autosuficiente con sus nuevas fuentes de extracción (shale gas y shale oil), es algo que no gusta nada ni interesa a la OPEP, que quiere evitar que USA se convierta en el principal exportador de crudo en unas décadas. Escribí un artículo explicando todo el tema de la caída del petróleo, para leerlo pueden pinchar aquí

Poco más que decir al respecto, la tendencia de IAG es claramente alcista, la caída del precio del barril de crudo le beneficia enormemente y tras alcanzar el primer objetivo de los 6 euros se dirige con paso firme al siguiente de los 7,30 euros. Por encima de los 5,10 euros la fortaleza es máxima, de manera que mientras se mantenga sin perder esta referencia no habrá el menor síntoma de debilidad técnica.

Tags:

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea